El haka corporativo: el poder de la cultura

El desarrollo de una cultura corporativa fuerte implica ritos y rituales, líderes que refuercen los valores y una consistente red de comunicación que construya códigos compartidos; entre otros aspectos.

Son miles los casos que podemos utilizar como ejemplo para ilustrar el poder del liderazgo y la cultura corporativa, pero hay uno en particular que siempre he visto con especial atención: el haka del equipo de Rugby Neozelandés All Blacks.

Una simple búsqueda en Google nos puede contextualizar de qué se trata esto. El haka es una tradición de la cultura de Nueva Zelanda, que consiste en una danza ritual o en un grito de guerra. Representa, de forma feroz, el orgullo, la fuerza y la unidad de una tribu. Se usa para intimidar al oponente con sus movimientos vigorosos y gestos y se suele utilizar también para diversos propósitos, como bienvenidas, bodas o eventos deportivos como un símbolo de competencia, hospitalidad y respeto.

 

En una imagen mil veces repetida alrededor del mundo se puede observar a 15 tipos vestidos de negro y con cara de pocos amigos bailando de forma amenazante… Enfrente, el equipo contrario los suelen mirar con una mezcla de fascinación y miedo escénico. Es la danza mágica de los All Blacks.

En esta y la próxima entrega espero compartir esas 15 claves. La primera hace referencia a la humildad como una de las principales habilidades grupales. En otras palabras: ‘nunca te consideres tan grande como para no hacer las cosas pequeñas que han de hacerse’. La segunda es siempre reducir las brechas que nos separan de la excelencia, una máxima que ha sido un pensamiento común en deportistas de élite como Rafael Nadal, Kobe Bryant, Ayrton Senna; entre otros, quienes entendieron que nunca debemos conformarnos y luchar todos los días por nuestras metas. El tercero es vive con propósito. ¿por qué haces lo que haces? ¿con qué propósito vives, trabajas o entrenas? ¿cuál es tu objetivo y, en este caso concreto, cómo ayuda al equipo? El cuarto se traduce en “pasa la pelota” y compartir responsabilidades, co-crear y establecer retos en equipo. La quinta clave de los All Blacks es crea un ambiente de aprendizaje. Todos los días suma experiencias y conocimientos que te lleven adelante, compártelas y aprende de la experiencia y el conocimiento de otros. La última clave de esta semana, la sexta, destaca la importancia del carácter y la actitud por encima del talento a lo que el autor define como no queremos “Cabezas huecas”. La próxima semana completaré las 15 claves de este equipo único de nuestro planeta.

Foto gustavo final A_16

Escrito por:
Gustavo Manrique

Fuente: La Prensa Panamá


Diferenciación de marca para un nuevo consumidor

La pandemia trajo muchos cambios y catalizó procesos que ya estaban en avance, pero sin duda alguna entre los aspectos más destacables están el cambio de hábitos del consumidor, las nuevas tendencias en la forma como las marcas se conectan con el mercado y la sociedad y los retos para diferenciarse de la competencia.

Estamos frente a un consumidor mucho más exigente en diversos aspectos, más preocupado por la salud y el bienestar; con una mayor conciencia de la importancia de la sostenibilidad y la responsabilidad social de las marcas; más prudente en el gasto y sin duda atento a obtener la mejor relación precio-valor; más curioso por la innovación; conectado con marcas creativas, que se comunican mejor, más empáticas y cercanas; un consumidor realista que valora las marcas activistas, pero crítico de las marcas oportunistas.

 

En este contexto, lograr una estrategia de marca diferenciada de la competencia es cada vez más difícil en un entorno donde los productos tienden a parecerse cada vez más, el creciente ruido comunicacional diluye los esfuerzos de posicionamiento y los atributos de marca son un lugar común en las estrategias de marketing.

La premisa básica es que la diferenciación en la actualidad es más un tema de porqué y cómo la empresa hace las cosas, en vez de qué hace. En pocas palabras, no es sólo un proceso de identificación y comunicación de los atributos del producto, sino que tiene que ver mucho más con el propósito, el desempeño de la marca, su transparencia y autenticidad y su rol como agente de cambio individual y colectivo.

Para ello, es oportuno retomar los 10 factores claves para la diferenciación de marca en la actualidad, que a mi entender deben establecerse como prioridad en las estrategias de comunicación y marketing en los tiempos por venir.

1- Construye tu reputación

2- Crea una cultura corporativa tangible

3- Cuida la estética de tu identidad visual

4- Practica la convergencia creativa

5- Una ruta clara hacia la sostenibilidad

6- Omnicanalidad y transmedia para alcanzar a las audiencias

7- Crea experiencias únicas

8- Que tu narrativa de marca tenga valor

9- Interpreta el espíritu de nuestro tiempo

10- Liderazgo visible: la marca a escala humana.

El primer factor clave de diferenciación es la reputación. La reputación es un activo que genera comportamientos favorables sobre la marca. En este sentido, la buena reputación se construye en el tiempo y no es posible copiarla por la competencia, cada marca tiene que hacer su tarea de ganarse la admiración y el respaldo de sus audiencias. No se puede comprar ni copiar, es algo único y propio que se basa en el carácter de la marca. Gestionar la reputación implica comprender que es un activo intangible que crea valor financiero y de mercado, no es un tema de relaciones públicas sino más bien de estrategia competitiva y visión de negocio.

Foto gustavo final A_16

Escrito por:
Gustavo Manrique

Fuente: La Prensa Panamá


La batalla de las vacunas

Pfizer-BioNtech, Moderna, Johnson & Johnson, AstraZeneca, Sinovac o Sputnik son nombres que hoy nos resultan muy cercanos y constituyen la esperanza de que la humanidad pueda superar pronto la grave pandemia que vivimos.

La ciencia ha demostrado que es un pilar fundamental de nuestra civilización y la rápida respuesta para crear una vacuna contra la Covid-19 es, como lo dijo Yuval Noah Harari, autor del best seller Sapiens, “un notable éxito científico y un masivo fracaso político’.

Para Harari, los científicos fueron capaces de identificar rápidamente el coronavirus, descubrir medidas efectivas para contrarrestarlo y desarrollar una vacuna. Como consecuencia, las pandemias ya no son fuerzas incontrolables de la naturaleza. Ahora son desafíos manejables. Esto ha convertido a las pandemias en un problema político. Tenemos las herramientas científicas para detener las pandemias, pero son los políticos los que deciden cómo usar esas herramientas.

El campo de batalla, más allá de la ciencia y la tecnología detrás de las vacunas es evidentemente político, pero el territorio de confrontación es mucho más amplio. Lo que está en juego no es sólo la vida de las personas, controlar la pandemia y la salud social, también se evidencia una confrontación geopolítica, otra muy agresiva en el mundo bursátil que está íntimamente ligada al contexto de las percepciones públicas y la reputación futura de las empresas farmaceúticas. También, la influencia de los países que están detrás de estas empresas y; desde la perspectiva social, está en juego la confianza que pueda tener la población en las distintas vacunas.

vauna covid19

Ya algunas de las grandes farmaceúticas están dando sus respectivas batallas. AstraZeneca y Johnson & Johnson están en la mira a pesar de que la ciencia las respalda. El territorio más hostil está en la desinformación de la opinión pública y en el mundo bursátil. Luego del anuncio de seis casos de trombos tras más de 7 millones de vacunados en los Estados Unidos con la vacuna de Johnson & Johnson, sumado a todas las especulaciones alrededor de este hecho aún en proceso de investigación, la compañía perdió más de 5 mil 600 millones de dólares en valor de mercado, mientras que AstraZeneca ha decidido cambiar el nombre de su vacuna a Vaxzevria, para proteger la reputación de la empresa por la investigación en avance de casos similares. La mezcla de aspectos geopolíticos y la reputación de los países cobra fuerza. China ahora a la defensiva por la opacidad con Sinovac y; por otro lado, el reciente anuncio de la Comisión Europea que admitió que la coyuntura de AstraZeneca ha provocado problemas en la reputación de la Unión Europea son señales que avivan otros escenarios a este difícil camino aún por transitar. Lo cierto es que la voz de la ciencia debe prevalecer por la salud de todos los que habitamos este planeta, incluso por la salud financiera y la reputación de las empresas.

Foto gustavo final A_16

Escrito por:
Gustavo Manrique

Fuente: La Prensa Panamá


La acción climática requiere el compromiso de los CEO

[:es]

En la entrega anterior compartí diversos casos que evidencian el compromiso que han asumido importantes empresas multinacionales para avanzar en una economía verde y mitigar el impacto ambiental de sus procesos y sus productos.

Muchas multinacionales mantienen su hoja de ruta hacia la sostenibilidad a pesar de la crisis actual; pero otras, tal como lo expone un estudio de la consultora Deloitte, han desacelerado su acción climática y la pandemia ha provocado que muchas de ellas hayan recortado sus iniciativas para combatir el cambio climático.

Según el estudio de Deloitte, que ha preguntado a 750 ejecutivos de todo el mundo, más del 80% de los encuestados afirma que sus organizaciones están preocupadas por los riesgos del cambio climático. Pero, pese a ello, el 65% de los ejecutivos ha confesado que sus empresas necesitarán recortar las iniciativas de sostenibilidad ambiental de alguna manera debido a la pandemia.

A shot of wind turbines on the mountains

El futuro de las empresas pasa por la sostenibilidad y aquellas que no avancen en este sentido estarán fuera del juego. Michele Parmelee, directora de Deloitte, lee estas estadísticas de la siguiente manera: “Creemos que está relacionado con lo que llamamos pensamiento a corto plazo… Podríamos pensar que es una ralentización temporal y necesaria”. Esta visión puede costarle mucho a las marcas en materia de reputación y de mercado si no reaccionan oportunamente para retomar su hoja de ruta verde, aunque en la actualidad la presión por retener a los empleados y cuidar la rentabilidad es una necesidad imperante.

 Ante la pregunta de cuáles son los mayores problemas de sostenibilidad ambiental / cambio climático que ya están impactando o amenazando con impactar su organización, los CEO´s estiman que son: el impacto operativo de los desastres relacionados con el clima (por ejemplo, daños en instalaciones, interrupción de la fuerza laboral), escasez / costo de recursos ( p. ej., comida, agua, energía), incertidumbre regulatoria / política, aumento de los costos de los seguros o falta de disponibilidad de seguros, daño reputacional, presión de accionistas / desinversión, costo de la mitigación del cambio climático, costos regulatorios ( p. ej., impuesto al carbono), salud de los empleados, incluida la salud mental (p. ej. ansiedad impulsada por preocupaciones sobre el cambio climático).

Las tres principales acciones en las que se están enfocando las empresas en materia de acción climática son: iniciativas de política pública, el estímulo a los proveedores para que cumplan con los criterios de sostenibilidad y el uso de materiales más sostenibles. Las empresas también se están centrando cada vez más en continuar educando a los líderes sobre los problemas climáticos y vincular la compensación de los líderes a metas de sostenibilidad ambiental.

Foto gustavo final A_16

Escrito por:                                                 Te invitamos a leer nuestro artículo >
Gustavo Manrique                                         La era de la igualdad

Fuente: La Prensa Panamá 

[:en]

En la entrega anterior compartí diversos casos que evidencian el compromiso que han asumido importantes empresas multinacionales para avanzar en una economía verde y mitigar el impacto ambiental de sus procesos y sus productos.

Muchas multinacionales mantienen su hoja de ruta hacia la sostenibilidad a pesar de la crisis actual; pero otras, tal como lo expone un estudio de la consultora Deloitte, han desacelerado su acción climática y la pandemia ha provocado que muchas de ellas hayan recortado sus iniciativas para combatir el cambio climático.

Según el estudio de Deloitte, que ha preguntado a 750 ejecutivos de todo el mundo, más del 80% de los encuestados afirma que sus organizaciones están preocupadas por los riesgos del cambio climático. Pero, pese a ello, el 65% de los ejecutivos ha confesado que sus empresas necesitarán recortar las iniciativas de sostenibilidad ambiental de alguna manera debido a la pandemia.

A shot of wind turbines on the mountains

El futuro de las empresas pasa por la sostenibilidad y aquellas que no avancen en este sentido estarán fuera del juego. Michele Parmelee, directora de Deloitte, lee estas estadísticas de la siguiente manera: “Creemos que está relacionado con lo que llamamos pensamiento a corto plazo… Podríamos pensar que es una ralentización temporal y necesaria”. Esta visión puede costarle mucho a las marcas en materia de reputación y de mercado si no reaccionan oportunamente para retomar su hoja de ruta verde, aunque en la actualidad la presión por retener a los empleados y cuidar la rentabilidad es una necesidad imperante.

 Ante la pregunta de cuáles son los mayores problemas de sostenibilidad ambiental / cambio climático que ya están impactando o amenazando con impactar su organización, los CEO´s estiman que son: el impacto operativo de los desastres relacionados con el clima (por ejemplo, daños en instalaciones, interrupción de la fuerza laboral), escasez / costo de recursos ( p. ej., comida, agua, energía), incertidumbre regulatoria / política, aumento de los costos de los seguros o falta de disponibilidad de seguros, daño reputacional, presión de accionistas / desinversión, costo de la mitigación del cambio climático, costos regulatorios ( p. ej., impuesto al carbono), salud de los empleados, incluida la salud mental (p. ej. ansiedad impulsada por preocupaciones sobre el cambio climático).

Las tres principales acciones en las que se están enfocando las empresas en materia de acción climática son: iniciativas de política pública, el estímulo a los proveedores para que cumplan con los criterios de sostenibilidad y el uso de materiales más sostenibles. Las empresas también se están centrando cada vez más en continuar educando a los líderes sobre los problemas climáticos y vincular la compensación de los líderes a metas de sostenibilidad ambiental.

Foto gustavo final A_16

Escrito por:                                                 Te invitamos a leer nuestro artículo >
Gustavo Manrique                                         La era de la igualdad

Fuente: La Prensa Panamá 

[:]


Las tendencias son una tendencia

[:es]

“El análisis de las tendencias del mercado es una capacidad medular para competir en los mercados actuales”

¿De qué tendencias les hablo?

Definitivamente estamos en un mundo donde las tendencias son una tendencia. Basta con que realices una búsqueda en internet, relacionada con este término, para que te des cuenta de la diversidad de resultados que vas a encontrar (159 millones a momento de escribir este artículo), entre ellos la moda, la tecnología y la actualidad. También es común que los medios de comunicación relacionados con los negocios nos invadan con artículos relacionados con las tendencias para el nuevo año, sean estas tendencias tecnológicas, de consumo, de medios sociales o de sectores específicos de actividad (retail, turismo, industria de alimentos, etc.).

Con base en esta diversidad, es necesario precisar que les hablaré aquí de las “tendencias del mercado” (no de los mercados de valores), principalmente en su concepción de la demanda, es decir, de las tendencias que se originan en los cambios en el comportamiento de los consumidores (y las iniciativas de las empresas por satisfacer dichas necesidades).

Es probable que entre estos resultados obtenidos en los motores de búsqueda encontremos mucha información relacionada con temas de moda (trendy), es decir, fenómenos que están presentes en el mercado en un momento determinado, pero que no necesariamente obedecen a una tendencia, por no cumplir con algunos requisitos, tales como:

    1. Las tendencias atienden necesidades humanas (generalmente mediante innovaciones tecnológicas). Las tendencias satisfacen necesidades existentes mediante nuevas formas de hacer las cosas o incluso satisfacen nuevas necesidades que surgen de la evolución en el estilo de vida de las personas.
    2. Las tendencias presentan una evolución en el tiempo, mientras que muchos de estos fenómenos de moda, aparecen y desaparecen.

Businessman throwing red arrow dart to virtual target dart board. Setup objectives and target for business investment concept.

¿Para qué sirven las tendencias del mercado?

En mercados muy estables (ya casi no quedan) no son tan relevantes, porque una vez que las empresas detentan una posición de dominio es fácil mantenerla haciendo lo mismo. Sin embargo, en los mercados actuales la constante es el cambio. Eso implica que una empresa con una posición de dominio hoy, puede perderla mañana (¿se acuerdan de Nokia, Blackberry, etc?).

La importancia de estudiar las tendencias es preparar a la empresa para sacar provecho de las oportunidades y hacer frente a las amenazas que el nuevo escenario conlleva. Si una empresa las ignora, no solamente puede perder oportunidades sino que compromete su posición competitiva o, peor aún, la viabilidad de su modelo de negocio.

Pero más que aprender a identificar las tendencias, la clave es entender las implicaciones que estas tendencias tienen para un sector específico y para tu empresa. Algunas empresas desestiman las tendencias porque piensan que se trata del futuro, cuando el análisis de las tendencias lo que busca es actuar hoy. Analizar las tendencias no sirve de nada si no repercute en las acciones de la empresa. Me refiero a acciones tales como: lanzar un nuevo producto al mercado, cambiar la forma de hacer las cosas, establecer alianzas con proveedores o incluso competidores, crear un nuevo modelo de negocio (nuevas formas de generar ingresos), probar con canales de distribución alternativos, entre otras.

Tal como menciona Faisal Hoque en su artículo publicado en la revista Fast Company (Four Questions To Turn Everyone In Your Company Into A Futurist, enero 2017), “en la medida que la empresa formule las preguntas correctas (yo agrego: desarrolle capacidades para entender las tendencias y su impacto en la empresa y el sector de actividad), no necesariamente adivinará su futuro, pero sin duda se equivocará menos que sus competidores”.

Analizar las tendencias permitirá que la empresa formule mejores estrategias de negocio (estrategias duras que permiten ganar en diversos escenarios), responda con mayor rapidez a los cambios en el entorno y genere un pensamiento creativo que le otorgue una ventaja en el mercado. Me atrevo a afirmar que el análisis de las tendencias del mercado es una capacidad medular para competir en los mercados actuales.

 

mano_tendencias

¿Cómo identificar las tendencias?

Abundan los reportes públicos y privados que nos hablan de las tendencias del mercado (globales, locales, sectoriales). Los medios de comunicación masivos publican reportajes acerca de estos temas, y no deben ser desechados. Igualmente, reportes de inversiones en capital de riesgo indican hacia donde se están destinando los recursos. La dificultad ante este panorama de sobre información es cómo separar la información noticiosa de aquella que se basa en estudios robustos, que generalmente involucran levantamientos de campo e ilustración con estudio de casos.

En este sentido, se puede recurrir a consultores especializados, desarrollar capacidades internas en la organización, o mejor aún, una combinación de ambos. En todo caso, las opciones disponibles estarán condicionadas en gran medida por el tamaño de la organización y los recursos disponibles. Las investigaciones de mercado y los talleres de trabajo en la organización son dos herramientas invaluables para identificar y analizar estas tendencias.

Tres ideas para sacar provecho de las tendencias

A continuación les comparto tres ideas para sacar mayor provecho de las tendencias generales del mercado:

  1. “Aterrizar” la tendencia. Las tendencias globales son útiles, pero si se contextualizan a un ámbito geográfico o sector de actividad, mucho mejor. Algunas de las preguntas clave a formular son: ¿esa tendencias está presente en el mercado local?, ¿cómo podría afectar a mi industria?, ¿con qué capacidades enfrenta mi empresa esa tendencia?, etc. Mejor si se formulan escenarios de planificación para considerar varias posibilidades y no apostar por un resultado puntual.
  2. “Radiografíar” la tendencia. Una vez que la tendencia se ha “aterrizado”, entonces debe ser analizada en detalle. Más que conocer de qué trata, es comprender las fuerzas que la motivan y sus consecuencias posibles para el mercado. Este análisis es medular y se debe centrar en las necesidades del cliente. Esto incluye responder interrogantes como: ¿Por qué está surgiendo una determinada tendencia?, ¿Qué necesidades de los consumidores satisface?, ¿Qué están haciendo otras compañías al respecto?, ¿Qué nuevas expectativas de los consumidores podrían surgir?
  3. “Accionar” la tendencia. El estudio de las tendencias debe traducirse en acciones. Aunque generalmente éstas se enfocan en acciones defensivas para mantener una posición de mercado, su gran potencial reside en el diseño de estrategias proactivas para aprovechar las oportunidades que se abren a la empresa. Esto involucra adaptaciones organizacionales y procesos de innovación, por lo cual es clave involucrar a diversas áreas funcionales de la empresa.

Si no has incorporado el análisis de las tendencias del mercado en la planificación estratégica de tu empresa, te invito a que lo consideres. Identifica qué tendencias están marcando la evolución en tu sector de actividad y evalúa las implicaciones que esto tiene para el futuro de tu negocio, siempre tomando acciones en el presente.

Escrito por: Carlos Jiménez
Fuente: carlosjimenez.info

[:en]

“El análisis de las tendencias del mercado es una capacidad medular para competir en los mercados actuales”

¿De qué tendencias les hablo?

Definitivamente estamos en un mundo donde las tendencias son una tendencia. Basta con que realices una búsqueda en internet, relacionada con este término, para que te des cuenta de la diversidad de resultados que vas a encontrar (159 millones a momento de escribir este artículo), entre ellos la moda, la tecnología y la actualidad. También es común que los medios de comunicación relacionados con los negocios nos invadan con artículos relacionados con las tendencias para el nuevo año, sean estas tendencias tecnológicas, de consumo, de medios sociales o de sectores específicos de actividad (retail, turismo, industria de alimentos, etc.).

Con base en esta diversidad, es necesario precisar que les hablaré aquí de las “tendencias del mercado” (no de los mercados de valores), principalmente en su concepción de la demanda, es decir, de las tendencias que se originan en los cambios en el comportamiento de los consumidores (y las iniciativas de las empresas por satisfacer dichas necesidades).

Es probable que entre estos resultados obtenidos en los motores de búsqueda encontremos mucha información relacionada con temas de moda (trendy), es decir, fenómenos que están presentes en el mercado en un momento determinado, pero que no necesariamente obedecen a una tendencia, por no cumplir con algunos requisitos, tales como:

    1. Las tendencias atienden necesidades humanas (generalmente mediante innovaciones tecnológicas). Las tendencias satisfacen necesidades existentes mediante nuevas formas de hacer las cosas o incluso satisfacen nuevas necesidades que surgen de la evolución en el estilo de vida de las personas.
    2. Las tendencias presentan una evolución en el tiempo, mientras que muchos de estos fenómenos de moda, aparecen y desaparecen.

Businessman throwing red arrow dart to virtual target dart board. Setup objectives and target for business investment concept.

¿Para qué sirven las tendencias del mercado?

En mercados muy estables (ya casi no quedan) no son tan relevantes, porque una vez que las empresas detentan una posición de dominio es fácil mantenerla haciendo lo mismo. Sin embargo, en los mercados actuales la constante es el cambio. Eso implica que una empresa con una posición de dominio hoy, puede perderla mañana (¿se acuerdan de Nokia, Blackberry, etc?).

La importancia de estudiar las tendencias es preparar a la empresa para sacar provecho de las oportunidades y hacer frente a las amenazas que el nuevo escenario conlleva. Si una empresa las ignora, no solamente puede perder oportunidades sino que compromete su posición competitiva o, peor aún, la viabilidad de su modelo de negocio.

Pero más que aprender a identificar las tendencias, la clave es entender las implicaciones que estas tendencias tienen para un sector específico y para tu empresa. Algunas empresas desestiman las tendencias porque piensan que se trata del futuro, cuando el análisis de las tendencias lo que busca es actuar hoy. Analizar las tendencias no sirve de nada si no repercute en las acciones de la empresa. Me refiero a acciones tales como: lanzar un nuevo producto al mercado, cambiar la forma de hacer las cosas, establecer alianzas con proveedores o incluso competidores, crear un nuevo modelo de negocio (nuevas formas de generar ingresos), probar con canales de distribución alternativos, entre otras.

Tal como menciona Faisal Hoque en su artículo publicado en la revista Fast Company (Four Questions To Turn Everyone In Your Company Into A Futurist, enero 2017), “en la medida que la empresa formule las preguntas correctas (yo agrego: desarrolle capacidades para entender las tendencias y su impacto en la empresa y el sector de actividad), no necesariamente adivinará su futuro, pero sin duda se equivocará menos que sus competidores”.

Analizar las tendencias permitirá que la empresa formule mejores estrategias de negocio (estrategias duras que permiten ganar en diversos escenarios), responda con mayor rapidez a los cambios en el entorno y genere un pensamiento creativo que le otorgue una ventaja en el mercado. Me atrevo a afirmar que el análisis de las tendencias del mercado es una capacidad medular para competir en los mercados actuales.

mano_tendencias

¿Cómo identificar las tendencias?

Abundan los reportes públicos y privados que nos hablan de las tendencias del mercado (globales, locales, sectoriales). Los medios de comunicación masivos publican reportajes acerca de estos temas, y no deben ser desechados. Igualmente, reportes de inversiones en capital de riesgo indican hacia donde se están destinando los recursos. La dificultad ante este panorama de sobre información es cómo separar la información noticiosa de aquella que se basa en estudios robustos, que generalmente involucran levantamientos de campo e ilustración con estudio de casos.

En este sentido, se puede recurrir a consultores especializados, desarrollar capacidades internas en la organización, o mejor aún, una combinación de ambos. En todo caso, las opciones disponibles estarán condicionadas en gran medida por el tamaño de la organización y los recursos disponibles. Las investigaciones de mercado y los talleres de trabajo en la organización son dos herramientas invaluables para identificar y analizar estas tendencias.

Tres ideas para sacar provecho de las tendencias

A continuación les comparto tres ideas para sacar mayor provecho de las tendencias generales del mercado:

  1. “Aterrizar” la tendencia. Las tendencias globales son útiles, pero si se contextualizan a un ámbito geográfico o sector de actividad, mucho mejor. Algunas de las preguntas clave a formular son: ¿esa tendencias está presente en el mercado local?, ¿cómo podría afectar a mi industria?, ¿con qué capacidades enfrenta mi empresa esa tendencia?, etc. Mejor si se formulan escenarios de planificación para considerar varias posibilidades y no apostar por un resultado puntual.
  2. “Radiografíar” la tendencia. Una vez que la tendencia se ha “aterrizado”, entonces debe ser analizada en detalle. Más que conocer de qué trata, es comprender las fuerzas que la motivan y sus consecuencias posibles para el mercado. Este análisis es medular y se debe centrar en las necesidades del cliente. Esto incluye responder interrogantes como: ¿Por qué está surgiendo una determinada tendencia?, ¿Qué necesidades de los consumidores satisface?, ¿Qué están haciendo otras compañías al respecto?, ¿Qué nuevas expectativas de los consumidores podrían surgir?
  3. “Accionar” la tendencia. El estudio de las tendencias debe traducirse en acciones. Aunque generalmente éstas se enfocan en acciones defensivas para mantener una posición de mercado, su gran potencial reside en el diseño de estrategias proactivas para aprovechar las oportunidades que se abren a la empresa. Esto involucra adaptaciones organizacionales y procesos de innovación, por lo cual es clave involucrar a diversas áreas funcionales de la empresa.

Si no has incorporado el análisis de las tendencias del mercado en la planificación estratégica de tu empresa, te invito a que lo consideres. Identifica qué tendencias están marcando la evolución en tu sector de actividad y evalúa las implicaciones que esto tiene para el futuro de tu negocio, siempre tomando acciones en el presente.

Escrito por: Carlos Jiménez
Fuente: carlosjimenez.info

[:]


La era de la igualdad

[:es]

Desde que era adolescente estoy escuchando que vivimos en “la era de la mujer” y me resulta desconcertante que todavía estamos celebrando el hecho de que una mujer haya alcanzado una posición de liderazgo en algún sector o actividad.

Este estado tan primitivo de nuestra sociedad, que ve algo tan normal como si fuera extraordinario me llama la atención. En fin, no creo que vivimos en la era de la mujer, vivimos la era de la igualdad y tanto las mujeres como los hombres deben tener la misma oportunidad para acceder a posiciones de liderazgo por su talento, constancia y disciplina, pero sin duda; tenemos una deuda que saldar en materia de equidad.

Sin embargo y aunque no lo considero extraordinario, quisiera compartir los logros de mujeres que admiro y con las cuales comparto su lucha por superar entornos adversos de hombres que les da pánico tener a una mujer en posición de liderazgo.

He trabajado durante toda mi carrera con mujeres que dejaron atrás los estereotipos y que han asumido un rol activo, valiente y de lucha constante para ganar espacios en contextos no siempre justos y equitativos. Me motiva y me emociona las historias de muchas mujeres cuyo legado y su lucha inspira como Marie Curie o Rosa Parks y otras de nuestra era que mandan un mensaje poderoso a las nuevas generaciones.

Un caso especial para mi es el de Billie Jean King, quien ganó la histórica batalla de los sexos en tenis en 1973 contra el “poderoso” Bobby Riggs. Riggs un furibundo machista perdió contra Jean King a la vista de millones de espectadores.

Este es uno de muchos casos de mujeres valientes que luchan por la igualdad en un mundo excluyente. Kim Ng es una de las grandes figuras de la actualidad al ocupar el cargo de gerente general del equipo de Grandes Ligas Marlins de Miami; y con ello, es la primera mujer en alcanzar tal cargo para un club deportivo profesional, en cualquier liga estadounidense.

En el marco del día internacional de la mujer Kim Ng colaboró con Apple Music para desarrollar el proyecto “Kim Ng: Visionary Women”, una lista de reproducción que incluye 41 canciones. En ellas, la gerente general buscó realizar un recorrido sobre el empoderamiento de las mujeres a lo largo de las décadas.

kim-ng_stratego

También valoro la historia de Ada Hegerberg, una joven futbolista que logró romper la brecha salarial al firmar un contrato de patrocinio con Nike por 1.3 millones de euros (aproximadamente $1.5 millones) anuales por los próximos diez años, equiparando acuerdos que parecían exclusivos de los grandes atletas masculinos.

Danika Patrick, es otra mujer que rompió paradigmas en el mundo del automovilismo, siendo la primera mujer en ganar una carrera de IndyCar y alcanzar un podio en las 500 millas de indianápolis, sobrepasando a más de 300 km por hora a hombres que la veían con recelo. Así van las mujeres hoy, a alta velocidad, sobrepasando obstáculos para conquistar sus derechos.

Foto gustavo final A_16

Escrito por:                                                 Te invitamos a leer nuestro artículo >
Gustavo Manrique                                         Zeitgeist: el espíritu del tiempo

Fuente: La Prensa Panamá 

[:en]

Desde que era adolescente estoy escuchando que vivimos en “la era de la mujer” y me resulta desconcertante que todavía estamos celebrando el hecho de que una mujer haya alcanzado una posición de liderazgo en algún sector o actividad.

Este estado tan primitivo de nuestra sociedad, que ve algo tan normal como si fuera extraordinario me llama la atención. En fin, no creo que vivimos en la era de la mujer, vivimos la era de la igualdad y tanto las mujeres como los hombres deben tener la misma oportunidad para acceder a posiciones de liderazgo por su talento, constancia y disciplina, pero sin duda; tenemos una deuda que saldar en materia de equidad.

Sin embargo y aunque no lo considero extraordinario, quisiera compartir los logros de mujeres que admiro y con las cuales comparto su lucha por superar entornos adversos de hombres que les da pánico tener a una mujer en posición de liderazgo.

He trabajado durante toda mi carrera con mujeres que dejaron atrás los estereotipos y que han asumido un rol activo, valiente y de lucha constante para ganar espacios en contextos no siempre justos y equitativos. Me motiva y me emociona las historias de muchas mujeres cuyo legado y su lucha inspira como Marie Curie o Rosa Parks y otras de nuestra era que mandan un mensaje poderoso a las nuevas generaciones.

Un caso especial para mi es el de Billie Jean King, quien ganó la histórica batalla de los sexos en tenis en 1973 contra el “poderoso” Bobby Riggs. Riggs un furibundo machista perdió contra Jean King a la vista de millones de espectadores.

Este es uno de muchos casos de mujeres valientes que luchan por la igualdad en un mundo excluyente. Kim Ng es una de las grandes figuras de la actualidad al ocupar el cargo de gerente general del equipo de Grandes Ligas Marlins de Miami; y con ello, es la primera mujer en alcanzar tal cargo para un club deportivo profesional, en cualquier liga estadounidense.

En el marco del día internacional de la mujer Kim Ng colaboró con Apple Music para desarrollar el proyecto “Kim Ng: Visionary Women”, una lista de reproducción que incluye 41 canciones. En ellas, la gerente general buscó realizar un recorrido sobre el empoderamiento de las mujeres a lo largo de las décadas.

kim-ng_stratego

También valoro la historia de Ada Hegerberg, una joven futbolista que logró romper la brecha salarial al firmar un contrato de patrocinio con Nike por 1.3 millones de euros (aproximadamente $1.5 millones) anuales por los próximos diez años, equiparando acuerdos que parecían exclusivos de los grandes atletas masculinos.

Danika Patrick, es otra mujer que rompió paradigmas en el mundo del automovilismo, siendo la primera mujer en ganar una carrera de IndyCar y alcanzar un podio en las 500 millas de indianápolis, sobrepasando a más de 300 km por hora a hombres que la veían con recelo. Así van las mujeres hoy, a alta velocidad, sobrepasando obstáculos para conquistar sus derechos.

Foto gustavo final A_16

Escrito por:                                                 Te invitamos a leer nuestro artículo >
Gustavo Manrique                                         Zeitgeist: el espíritu del tiempo

Fuente: La Prensa Panamá 

[:]


Sustentabilidad: un desafío para las industrias

[:es]

Sustentabilidad: un desafío para las industrias

La sostenibilidad desafía a las industrias y abre oportunidades de cuatro formas básicas con:

  1. Opciones estratégicas: Cuando las empresas miran hacia el futuro, muchas verán que su única opción para volverse sostenible es hacer un cambio drástico de dirección, es decir, adoptar el concepto de “interrumpir o ser “disruptiva” que impulsó a tantas empresas a embarcarse en transformaciones digitales.
  2. Reinvención de productos: Así como lo digital cambió el panorama del producto con todo, desde nuevos formatos para la música a nuevas formas de transmitir noticias, la sostenibilidad ha abierto la puerta a nuevos productos que respaldan reduciendo los desechos, minimizando las emisiones de carbono y mejorando el bienestar.
  3. Reinvención de operaciones: Avances digitales como el Internet de las cosas con sus dispositivos conectados. La captura de grandes cantidades de datos está transformando las operaciones en prácticamente todas las industrias. Ahora, la sostenibilidad está haciendo lo mismo.
  4. Asociaciones innovadoras: La necesidad crítica de capacidades digitales llevó a las empresas cara a cara con una nueva realidad. Para mantenerse en el negocio, tendrían que comprar, construir o encontrar formas creativas de colaborar en todo, desde el análisis de datos hasta el marketing digital, rápidamente. Sustentabilidad viene con el mismo imperativo urgente. Más empresas unirán fuerzas con socios externos en un esfuerzo acelerado para desarrollar las capacidades que ahora se requieren para abordar los problemas de sostenibilidad.

 

Close up of Green Planet in Your Hands. Save Earth. Environment Concept.

 

¿Cómo adoptar la sustentabilidad?

El primer movimiento que cualquier empresa necesita hacer es comprender cuán a prueba de sustentabilidad es su estrategia central. Eso requiere una evaluación sin restricciones del estado actual del negocio frente a lo que se requiere tanto hoy como en el futuro. La mayoría de las empresas necesitan hacer esto en torno a una serie de escenarios, estableciendo una ambición para cada uno y luego trazar los pasos para cambiar.

1.Visualizar “hoy hacia adelante” y “futuro hacia atrás”
Las empresas ganadoras consideran sus opciones de ambos una perspectiva de “futuro atrás” y “hoy adelante”. Futuro atrás significa que observa las tendencias disruptivas para poder desafiar su pensamiento, poner miras más altas y tal vez hacer algunos movimientos más radicales. Pero aún se querrá comenzar el esfuerzo hoy. Hoy adelante permite ver lo que se puede hacer ahora para seguir avanzando frente a las tendencias actuales. Combinando hoy hacia adelante y hacia atrás en el futuro pone en marcha el camino correcto

2. Cuantificar la interrupción para tomar decisiones mejor informadas
La mayoría de los ejecutivos están al tanto de las tendencias actuales, pero tratar de medir el impacto real de esas tendencias (positivas o negativas) puede resultar difícil. Cuando el impacto de las tendencias se cuantifica y se basa en datos, las empresas pueden pasar a decisiones basadas en hechos. Por ejemplo, pueden ver cómo probablemente cambiará el fondo común de beneficios de su categoría de producto con el tiempo.

Al desarrollar una visión actual y futura del fondo común de beneficios, las empresas suelen ver una diferencia radical. Pueden detectar cómo la participación de mercado puede cambiar entre los actores a lo largo de la cadena de valor, cómo pueden evolucionar los márgenes, y la aparición de nuevos segmentos o jugadores que pueden ni siquiera existir en el fondo común de beneficios de hoy. Por qué una empresa debe ser sustentable.
Team work, hands and jig Saw Unite with power Is a good team of successful people Team work concept
3. Utilizar “olas” y “escalones”
Establecer ese curso de acción se convierte en un nuevo juego. Tradicionalmente, las empresas desarrollan una cartera de proyectos con cronogramas e hitos establecidos. Sin embargo, las empresas han reemplazado ese enfoque mediante el uso de “olas” y “escalones” para crear y comunicar una hoja de ruta.

Las ondas son las sucesivas evoluciones que llevan a una empresa hacia el futuro prevé. Los escalones están destinados a transmitir la idea de que no ve el paso dos hasta que toma paso uno. La clave es avanzar, girar según sea necesario y luego avanzar nuevamente.

4. Alinear las capacidades y medidas
Al igual que con las transformaciones digitales, la transformación de la sostenibilidad requiere nuevas capacidades y hacer cambios en el modelo operativo y organizacional que alineen la empresa con su nueva misión. Eso suele requerir la adquisición de nuevos talentos.

Al igual que las empresas que persiguen una transformación digital necesitaba científicos e ingenieros de datos, la sostenibilidad aumenta la necesidad de personas que entienden las emisiones de carbono, así como los expertos en derechos humanos o en agua; también requiere contadores versados en cuantificar el capital natural y social.

Es un hecho que la sustentabilidad está involucrándose en todas las formas de hacer negocio, por lo tanto no integrarla a las empresas puede ser un error garrafal hoy en día.

Fuente: Expok[:en]

Sustentabilidad: un desafío para las industrias

La sostenibilidad desafía a las industrias y abre oportunidades de cuatro formas básicas con:

  1. Opciones estratégicas: Cuando las empresas miran hacia el futuro, muchas verán que su única opción para volverse sostenible es hacer un cambio drástico de dirección, es decir, adoptar el concepto de “interrumpir o ser “disruptiva” que impulsó a tantas empresas a embarcarse en transformaciones digitales.
  2. Reinvención de productos: Así como lo digital cambió el panorama del producto con todo, desde nuevos formatos para la música a nuevas formas de transmitir noticias, la sostenibilidad ha abierto la puerta a nuevos productos que respaldan reduciendo los desechos, minimizando las emisiones de carbono y mejorando el bienestar.
  3. Reinvención de operaciones: Avances digitales como el Internet de las cosas con sus dispositivos conectados. La captura de grandes cantidades de datos está transformando las operaciones en prácticamente todas las industrias. Ahora, la sostenibilidad está haciendo lo mismo.
  4. Asociaciones innovadoras: La necesidad crítica de capacidades digitales llevó a las empresas cara a cara con una nueva realidad. Para mantenerse en el negocio, tendrían que comprar, construir o encontrar formas creativas de colaborar en todo, desde el análisis de datos hasta el marketing digital, rápidamente. Sustentabilidad viene con el mismo imperativo urgente. Más empresas unirán fuerzas con socios externos en un esfuerzo acelerado para desarrollar las capacidades que ahora se requieren para abordar los problemas de sostenibilidad.

Close up of Green Planet in Your Hands. Save Earth. Environment Concept.

¿Cómo adoptar la sustentabilidad?

El primer movimiento que cualquier empresa necesita hacer es comprender cuán a prueba de sustentabilidad es su estrategia central. Eso requiere una evaluación sin restricciones del estado actual del negocio frente a lo que se requiere tanto hoy como en el futuro. La mayoría de las empresas necesitan hacer esto en torno a una serie de escenarios, estableciendo una ambición para cada uno y luego trazar los pasos para cambiar.

1.Visualizar “hoy hacia adelante” y “futuro hacia atrás”
Las empresas ganadoras consideran sus opciones de ambos una perspectiva de “futuro atrás” y “hoy adelante”. Futuro atrás significa que observa las tendencias disruptivas para poder desafiar su pensamiento, poner miras más altas y tal vez hacer algunos movimientos más radicales. Pero aún se querrá comenzar el esfuerzo hoy. Hoy adelante permite ver lo que se puede hacer ahora para seguir avanzando frente a las tendencias actuales. Combinando hoy hacia adelante y hacia atrás en el futuro pone en marcha el camino correcto

2. Cuantificar la interrupción para tomar decisiones mejor informadas
La mayoría de los ejecutivos están al tanto de las tendencias actuales, pero tratar de medir el impacto real de esas tendencias (positivas o negativas) puede resultar difícil. Cuando el impacto de las tendencias se cuantifica y se basa en datos, las empresas pueden pasar a decisiones basadas en hechos. Por ejemplo, pueden ver cómo probablemente cambiará el fondo común de beneficios de su categoría de producto con el tiempo.

Al desarrollar una visión actual y futura del fondo común de beneficios, las empresas suelen ver una diferencia radical. Pueden detectar cómo la participación de mercado puede cambiar entre los actores a lo largo de la cadena de valor, cómo pueden evolucionar los márgenes, y la aparición de nuevos segmentos o jugadores que pueden ni siquiera existir en el fondo común de beneficios de hoy. Por qué una empresa debe ser sustentable.
Team work, hands and jig Saw Unite with power Is a good team of successful people Team work concept
3. Utilizar “olas” y “escalones”
Establecer ese curso de acción se convierte en un nuevo juego. Tradicionalmente, las empresas desarrollan una cartera de proyectos con cronogramas e hitos establecidos. Sin embargo, las empresas han reemplazado ese enfoque mediante el uso de “olas” y “escalones” para crear y comunicar una hoja de ruta.

Las ondas son las sucesivas evoluciones que llevan a una empresa hacia el futuro prevé. Los escalones están destinados a transmitir la idea de que no ve el paso dos hasta que toma paso uno. La clave es avanzar, girar según sea necesario y luego avanzar nuevamente.

4. Alinear las capacidades y medidas
Al igual que con las transformaciones digitales, la transformación de la sostenibilidad requiere nuevas capacidades y hacer cambios en el modelo operativo y organizacional que alineen la empresa con su nueva misión. Eso suele requerir la adquisición de nuevos talentos.

Al igual que las empresas que persiguen una transformación digital necesitaba científicos e ingenieros de datos, la sostenibilidad aumenta la necesidad de personas que entienden las emisiones de carbono, así como los expertos en derechos humanos o en agua; también requiere contadores versados en cuantificar el capital natural y social.

Es un hecho que la sustentabilidad está involucrándose en todas las formas de hacer negocio, por lo tanto no integrarla a las empresas puede ser un error garrafal hoy en día.

Fuente: Expok[:]


Zeitgeist: el espíritu del tiempo

[:es]

Hace poco más de un año, justo antes de la pandemia, tuve oportunidad de compartir una conferencia en el marco del próximo lanzamiento del Diplomado de Reputación y Comunicación Estratégica del IESA con la invitación de la Ciudad del Saber. El título de mi conferencia fue Zeitgeist, una palabra poco conocida entre nosotros por su origen alemán, pero con un interesante valor conceptual para la gestión de las marcas.

Zeitgeist fue originalmente una expresión de la literatura  alemana que significa el espíritu (Geist) de un tiempo (Zeit). Se refiere al clima intelectual y cultural de una era, que se extiende en una o más generaciones posteriores.

Este concepto me lo presentó uno de los mejores arquitectos de la región, Miguel Ripamonti. Desde su perspectiva profesional, el vocabulario arquitectónico tiene que interpretar el espíritu del tiempo y tras la conversación pude valorar que este concepto aplica igualmente para el marketing.

Las marcas tienen hoy un gran desafío y necesitan alinear sus valores con las expectativas de la sociedad; pero además, tienen que demostrar el ejercicio de esos valores en la práctica. El espíritu de nuestro tiempo se puede leer de diversas formas, a veces se humaniza a través de jóvenes como Greta Thunberg, otras a través de la voz de Kolin Kaepernick, el activismo de Emma Watson o Meryl Streep, también con las locuras de Elon Musk o Richard Branson.

Greta Thunberg_stratego

El espíritu del tiempo está latente a través de las crecientes exigencias de los consumidores sobre las marcas, los cambios en las formas de consumo de nuestros jóvenes, el desarrollo de empresas cuyo propósito que trasciende lo comercial conecta con miles de personas que lo apoyan.

Estas personas, estos movimientos, nos dan una idea de cuáles son las expectativas sociales que las marcas tienen que atender y los cambios que tienen que hacer para mantenerse conectadas con su entorno y sobrevivir en un mundo que está exigiendo más de ellas.

Algunas lecturas son bastante evidentes como por ejemplo la sostenibilidad. Muchas marcas globales han iniciado un proceso para ser líderes en la mitigación de los efectos del cambio climático. La marca de vestir Patagonia es una de las que marca tendencias al iniciar una seria campaña para la reutilización y reparación de sus prendas de vestir, imponiendo la moda ética pro medio ambiente. Empresas como Tesla y Natura han crecido con un modelo basado en criterios de sostenibilidad, destacándose como las marcas  líderes de una nueva era y les va muy bien.

Pero son muchos más los temas en la agenda Zeitgeist: la diversidad, la inclusión, la equidad de género, la humanización de las marcas, el activismo corporativo y de los CEO, estilos de vida más saludables, marcas útiles que agreguen valor más allá de sus productos, el crecimiento de las marcas locales y la adaptación de la oferta a cada comunidad en un reto creciente a la globalización y muchas otros frentes más que Usted, apreciado lector, podrá interpretar.

 

Foto gustavo final A_16

Escrito por:                                                 Te invitamos a leer nuestro artículo >
Gustavo Manrique                                         La creatividad en alza

Fuente: Website Gustavo Manrique

[:en]

Hace poco más de un año, justo antes de la pandemia, tuve oportunidad de compartir una conferencia en el marco del próximo lanzamiento del Diplomado de Reputación y Comunicación Estratégica del IESA con la invitación de la Ciudad del Saber. El título de mi conferencia fue Zeitgeist, una palabra poco conocida entre nosotros por su origen alemán, pero con un interesante valor conceptual para la gestión de las marcas.

Zeitgeist fue originalmente una expresión de la literatura  alemana que significa el espíritu (Geist) de un tiempo (Zeit). Se refiere al clima intelectual y cultural de una era, que se extiende en una o más generaciones posteriores.

Este concepto me lo presentó uno de los mejores arquitectos de la región, Miguel Ripamonti. Desde su perspectiva profesional, el vocabulario arquitectónico tiene que interpretar el espíritu del tiempo y tras la conversación pude valorar que este concepto aplica igualmente para el marketing.

Las marcas tienen hoy un gran desafío y necesitan alinear sus valores con las expectativas de la sociedad; pero además, tienen que demostrar el ejercicio de esos valores en la práctica. El espíritu de nuestro tiempo se puede leer de diversas formas, a veces se humaniza a través de jóvenes como Greta Thunberg, otras a través de la voz de Kolin Kaepernick, el activismo de Emma Watson o Meryl Streep, también con las locuras de Elon Musk o Richard Branson.

Greta Thunberg_stratego

El espíritu del tiempo está latente a través de las crecientes exigencias de los consumidores sobre las marcas, los cambios en las formas de consumo de nuestros jóvenes, el desarrollo de empresas cuyo propósito que trasciende lo comercial conecta con miles de personas que lo apoyan.

Estas personas, estos movimientos, nos dan una idea de cuáles son las expectativas sociales que las marcas tienen que atender y los cambios que tienen que hacer para mantenerse conectadas con su entorno y sobrevivir en un mundo que está exigiendo más de ellas.

Algunas lecturas son bastante evidentes como por ejemplo la sostenibilidad. Muchas marcas globales han iniciado un proceso para ser líderes en la mitigación de los efectos del cambio climático. La marca de vestir Patagonia es una de las que marca tendencias al iniciar una seria campaña para la reutilización y reparación de sus prendas de vestir, imponiendo la moda ética pro medio ambiente. Empresas como Tesla y Natura han crecido con un modelo basado en criterios de sostenibilidad, destacándose como las marcas  líderes de una nueva era y les va muy bien.

Pero son muchos más los temas en la agenda Zeitgeist: la diversidad, la inclusión, la equidad de género, la humanización de las marcas, el activismo corporativo y de los CEO, estilos de vida más saludables, marcas útiles que agreguen valor más allá de sus productos, el crecimiento de las marcas locales y la adaptación de la oferta a cada comunidad en un reto creciente a la globalización y muchas otros frentes más que Usted, apreciado lector, podrá interpretar.

 

Foto gustavo final A_16

Escrito por:                                                 Te invitamos a leer nuestro artículo >
Gustavo Manrique                                        La creatividad en alza

Fuente: Website Gustavo Manrique

[:]


Cinco Tendencias del Mercado Global para el 2021

Carlos Jiménez comparte con nosotros 5 tendencias del mercado global que ilustran los principales cambios que están experimentando el comportamiento, las actitudes y expectativas de los consumidores. El conocimiento de estas tendencias contribuye con el desarrollo de la inteligencia contextual de tu empresa, la adecuación de tu propuesta de valor a los cambios de mercado y la identificación de nuevas fuentes de oportunidades de negocio.

Asia businesswoman using laptop talk to colleagues about plan in video call meeting while working from home at living room. Self-isolation, social distancing, quarantine for corona virus prevention.

  1. Economía quédate en casa

El hogar ha sido y será un espacio clave para el consumo y las decisiones asociadas a este. Obviamente, la pandemia ha obligado a las personas a permanecer más tiempo dentro de sus hogares, llevándolas a satisfacer necesidades dentro de la casa que antes se daban en una elevada proporción fuera del hogar, tales como: trabajo, estudios, ejercicio físico e incluso gratificaciones y conexiones. En esta tendencia, el comercio electrónico jugará un rol clave. Algunos estudios estiman que antes del 2021, ya un 20% de las ventas minoristas en los Estados Unidos serán online, un hito que se esperaba varios años después. En el caso de América Latina, según Tendencias Digitales, ya un 58% de la población total ha comprado online al menos una vez. Un estudio realizado por Digimind y Socialbaker propone nueve insights que debes conocer y que pueden ayudarte a tomar acciones para tu negocio en este contexto, entre los cuales se encuentran: la empatía, los influencers, las alianzas, la seguridad de la información, los contenidos, entre otros.

  1. Ecommerce multimedia

Ya sabemos que el ecommerce juega un papel relevante dentro de esta nueva economía, pero no sólo ha crecido sino que ha experimentado cambios importantes en su búsqueda de sortear una de las principales barreras de las compras online: no poder tocar los productos, así como ofrecer conveniencia a los compradores. De esta forma, entre los comportamientos emergentes dentro del ecommerce tenemos el Live Streaming Shopping, que se muestra como la evolución natural del ecommerce, combinando el streaming de videos (uno de los usos de internet que mayor crecimiento experimentó en los últimos cinco años en América Latina, según Tendencias Digitales), con las interacciones que ofrecen los medios sociales y el contenido comercial orientado a ofrecer productos y servicios, e incluso vender directamente desde el streaming. Aunque esta es la opción con mayor auge actualmente, hay otros aspectos que han crecido, como el uso de la realidad aumentada, la combinación entre el online y el offline para las transacciones, etc.

Shopping online use credit card to pay online.Vintage tone, Retro filter effect. Business online shopping and sale concept .

  1. Comprador de valor

Según Tendencias Digitales en Latinoamérica, dos tercios de una muestra superior a las 30.000 personas declaró experimentar una caída de sus ingresos durante la pandemia. Sí, ¡mucho más de la mitad de la población!. Obviamente, una caída tan marcada en el poder de compra de los latinoamericanos los obligó a adaptar sus hábitos de compra y consumo, adicional al cambio de hábitos producto del confinamiento y la cuarentena.  Sin embargo, debemos dejar claro que un consumidor sensible a precios no se traduce necesariamente en un consumidor que no valore la calidad de los productos y servicios. Tampoco significa que siempre comprará la oferta más económica. Cuando nos referimos a “comprador de valor” como una tendencia del mercado queremos reflejar un comportamiento más complejo que simplemente la búsqueda de ofertas. Estamos frente a un comprador donde los descuentos y precios bajos pueden estar presentes, pero no son siempre el camino elegido. Este es un comprador que en medio de la crisis se ha inclinado por buscar la conveniencia en su proceso de compra, pero aprecia ser valorado por su proveedor.

  1. Mercado H2H

La pandemia del COVID-19 ha acelerado el uso de los medios digitales, pero además nos ha obligado a distanciarnos por necesidad. Esto, según demuestran los estudios de mercado realizados por Tendencias Digitales en América Latina, ha exacerbado la importancia que le da el consumidor al contacto humano, así 67% de los latinoamericanos declara que luego de superar la pandemia valorará mucho más sus relaciones personales y un 46% afirma que pasará más tiempo con su familia. Lo Digital realza lo Humano, esta afirmación se basa en una ley económica muy popular y que todos conocen muy bien: La Ley de la Demanda, que no es otra cosa que la relación inversa que existe entre el precio y la cantidad demandada de un bien o servicio. En este sentido, lo que señalo con esa frase es que en un mercado cada vez más automatizado, el consumidor le otorga mayor valor al contacto humano, que se convierte en el bien escaso. Esta tendencia refleja no solamente  una mayor valoración de las relaciones personales, sino una fatiga por lo digital y una necesidad de balancear las relaciones personales y el trabajo (sobre todo ahora que suceden en un mismo espacio, el virtual).

  1. Relaciones éticas

Esta tendencia describe cómo los consumidores se están conectando mejor con aquellas empresas que buscan lo mejor para la gente. Los latinoamericanos admiran empresas que ofrezcan productos y servicios de calidad (62% de acuerdo a Tendencias Digitales), pero también aquellas empresas que les hablan con sinceridad. La autenticidad en una marca se relaciona con su herencia y sus valores, pero también con mostrarse tal como son. Las relaciones éticas se dan entre empresas que conocen muy bien a sus clientes y los respetan. Son relaciones de largo plazo y no meras relaciones transaccionales. En estas relaciones los consumidores confían en la marca con base en sus experiencias pasadas y están dispuestos a mantenerlas incluso más allá de las transacciones tradicionales. Si deseas construir “Relaciones Eticas” con tus clientes, empieza a verlos como relaciones y no como transacciones. Define claramente un propósito real para tu marca y empieza a hablar claro. Involucra a tus colaboradores y aliados. Algunas veces, perder una transacción te permitirá ganar mucho más.

Estas cinco tendencias nos llevan a revisar nuestros negocios y cómo estos cambios nos impactan y ofrecen oportunidades

Escrito por: Carlos Jiménez

Fuente: Cinco Tendencias del Mercado Global para el 2021


La creatividad cotiza al alza

[:es]

La creatividad es hoy más que nunca un activo que genera un valor económico concreto y ofrece un potencial incuantificable para el desarrollo empresarial, en tiempos donde los modelos de negocios están cambiando, los consumidores adoptan nuevos hábitos y la transformación digital invade cada espacio de nuestra vida.

Una de las competencias más cotizadas en el mercado del talento es la creatividad, de hecho, un estudio preparado por IBM concluye que la principal competencia de los CEO para liderar empresas en entornos complejos como los actuales es la creatividad.

Albert Eisntein lo planteó de esta manera: La imaginación es más importante que el conocimiento. El conocimiento se limita a todo lo que sabemos y entendemos, mientras que la imaginación abraza el mundo entero, y todo lo que alguna vez habrá que saber y entender. Use la imaginación y la intuición creativa para llegar a una solución lógica más tarde.

Disney encontró una fórmula para abordar este planteamiento, que aplica para los tiempos actuales, y lograr un proceso de desarrollo creativo exitoso y sostenible, lo llamó imagineering, una palabra que integra dos grandes conceptos: imaginación e ingeniería.

 Walt_Disney_Imagineering_logo

Disney dividió el proceso de desarrollo creativo en tres fases claramente identificadas, que sirven para abordar los retos del mundo actual post covid: la primera fase la denominó la del soñador, es un espacio de pensamiento sin límites para inventar e imaginar todo lo que uno quiera, sin barreras, aunque parezca imposible.

La segunda fase del proceso creativo la denominó la fase realista y debe contestar a la pregunta ¿cómo podemos llegar allí?. En esta fase se analizan las ideas que han surgido de la etapa anterior y permite aterrizar los sueños a través de preguntas como: ¿Se puede hacer? ¿Qué pasos hay que seguir? ¿Con qué recursos contamos para ello?. Se pasa de una idea a un propósito.

Por último y una vez superada la fase realista se llega a la fase crítica. Aquí se reta la idea para validar su factibilidad y éxito. Responde a las preguntas: ¿Se puede llegar? ¿Es suficientemente buena?. Esta fase permite identificar la hoja de ruta, viabilidad y posibles barreras para lograrla. La clave es que cada una de las fases esté separada una de la otra, pues una idea poderosa pero disruptiva puede ser destruida en segundos por un crítico y normalmente en las ideas que parecen menos reales es donde está la gran oportunidad.

Robert Dilts, un experto en creatividad, sostiene que un sueño sin la fase realista o crítica no se podría hacer real pero éstas dos necesitan desarrollar una idea. Según Dilts, en nuestra cultura faltan soñadores, nos educan y preparan para ser realistas o críticos pero faltan ideas, personas con imaginación.

John Chambers, expresidente de Cisco, prevé que 40% de las compañías líderes actuales ya no existirán dentro de 10 años y; en este contexto, la creatividad aplicada a los negocios juega un rol fundamental para navegar tiempos de cambio y muy retadores.

Foto gustavo final A_16

Escrito por:
Gustavo Manrique

Fuente: La Prensa

[:en]

La creatividad es hoy más que nunca un activo que genera un valor económico concreto y ofrece un potencial incuantificable para el desarrollo empresarial, en tiempos donde los modelos de negocios están cambiando, los consumidores adoptan nuevos hábitos y la transformación digital invade cada espacio de nuestra vida.

Una de las competencias más cotizadas en el mercado del talento es la creatividad, de hecho, un estudio preparado por IBM concluye que la principal competencia de los CEO para liderar empresas en entornos complejos como los actuales es la creatividad.

Albert Eisntein lo planteó de esta manera: La imaginación es más importante que el conocimiento. El conocimiento se limita a todo lo que sabemos y entendemos, mientras que la imaginación abraza el mundo entero, y todo lo que alguna vez habrá que saber y entender. Use la imaginación y la intuición creativa para llegar a una solución lógica más tarde.

Disney encontró una fórmula para abordar este planteamiento, que aplica para los tiempos actuales, y lograr un proceso de desarrollo creativo exitoso y sostenible, lo llamó imagineering, una palabra que integra dos grandes conceptos: imaginación e ingeniería.

 Walt_Disney_Imagineering_logo

Disney dividió el proceso de desarrollo creativo en tres fases claramente identificadas, que sirven para abordar los retos del mundo actual post covid: la primera fase la denominó la del soñador, es un espacio de pensamiento sin límites para inventar e imaginar todo lo que uno quiera, sin barreras, aunque parezca imposible.

La segunda fase del proceso creativo la denominó la fase realista y debe contestar a la pregunta ¿cómo podemos llegar allí?. En esta fase se analizan las ideas que han surgido de la etapa anterior y permite aterrizar los sueños a través de preguntas como: ¿Se puede hacer? ¿Qué pasos hay que seguir? ¿Con qué recursos contamos para ello?. Se pasa de una idea a un propósito.

Por último y una vez superada la fase realista se llega a la fase crítica. Aquí se reta la idea para validar su factibilidad y éxito. Responde a las preguntas: ¿Se puede llegar? ¿Es suficientemente buena?. Esta fase permite identificar la hoja de ruta, viabilidad y posibles barreras para lograrla. La clave es que cada una de las fases esté separada una de la otra, pues una idea poderosa pero disruptiva puede ser destruida en segundos por un crítico y normalmente en las ideas que parecen menos reales es donde está la gran oportunidad.

Robert Dilts, un experto en creatividad, sostiene que un sueño sin la fase realista o crítica no se podría hacer real pero éstas dos necesitan desarrollar una idea. Según Dilts, en nuestra cultura faltan soñadores, nos educan y preparan para ser realistas o críticos pero faltan ideas, personas con imaginación.

John Chambers, expresidente de Cisco, prevé que 40% de las compañías líderes actuales ya no existirán dentro de 10 años y; en este contexto, la creatividad aplicada a los negocios juega un rol fundamental para navegar tiempos de cambio y muy retadores.

Foto gustavo final A_16

Escrito por:
Gustavo Manrique

Fuente: La Prensa

[:]