Cuidar el medio ambiente desde tu empresa: cómo lograrlo

 

Trabajar por un mundo más sostenible: este es el objetivo de la mayoría de las empresas hoy. Para lograrlo, se hace necesario cuidar el medio ambiente. Los llamados a incorporar este cuidado dentro de las estrategias de sostenibilidad de las empresas son los CEO.

¿Por qué es importante que desarrolles en tu empresa estrategias de sostenibilidad? Te mostraremos a continuación los impactos más relevantes de trabajar en busca de un desarrollo sostenible.

 

Importancia de cuidar el medio ambiente en la empresa

La sustentabilidad empresarial no está en contradicción con los negocios. De hecho, cuidar el medio ambiente puede crear valor en aspectos tangibles e intangibles. Este valor se traduce en aspectos como (Comunica RSE, 2015):

  • Permite una visión y sentido de pertenencia a futuro
  • Dar paso a innovaciones tecnológicas que den mayor eficiencia a los procesos y disminuyen costos
  • Estar por encima de las expectativas de los clientes, lo que genera un nivel alto de satisfacción en ellos.
  • Hay una mejor reputación, lo que brinda ventajas competitivas.

Trabajar en estrategias de sostenibilidad en tu empresa también viene acompañada de un impacto en el mercado bursátil.

Solo imagina que tu compañía puede valorizarse mucho más si es catalogada por el Dow Jones Sustainability Index como una organización sostenible. Este índice combina más de 600 variables con las cuales se cuantifica el grado de sostenibilidad de una empresa (Sol, 2022).

Pero también hay un impacto en la sociedad y el medio ambiente que te mostraremos a continuación.

 

Hacia una cultura sostenible

Las estrategias de sostenibilidad deben generar un impacto en clientes, empleados, proveedores y la sociedad en general. Para desarrollarlas, lo mejor será tener en cuenta los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

Los ODS, fruto de un trabajo concienzudo de varios actores, incluido el sector empresarial, te permitirán traducir las necesidades en soluciones de negocios. Basado en estos podrás reforzar tu posición en mercados en auge, prever la demanda de consumidores y mejorar la gestión de riesgos (World Business Council for Sustainable Development, s.f.).

Las estrategias de sostenibilidad te llevarán hacia una cultura sostenible caracterizada por (Sol, 2022):
• Desarrollar nuevos hábitos de consumo para cuidar el planeta.
• Promover la diversidad e inclusión
• Impulsar modelos híbridos de trabajo

Como CEO de tu empresa te preguntarás, ¿qué tácticas usar para cuidar el medio ambiente? Te mostraremos brevemente algunas acciones.

¿Cómo cuidar el medio ambiente desde la empresa?

Actualmente muchos CEO de las empresas trabajan de la mano de los gobiernos para sacar adelante políticas de regulación. También tienen dos objetivos importantes: emisiones netas cero y limitar el calentamiento para 2030 a 1,5 °C (Pacto Mundial Red Española, 2021).

Para lograrlos, algunas de las siguientes acciones para cuidar el medio ambiente pueden ayudar (Diario Sustentable, 2022):

  • Teletrabajo: esta modalidad llegó durante la pandemia por Covid-19 para quedarse en muchas empresas. Puedes crear una modalidad híbrida con tu equipo, en la cual haya un equilibro entre la presencialidad y el teletrabajo. Esto contribuye a disminuir emisiones de CO2, es decir, supone una menor huella de carbono.
  • Neutralidad de carbono y adaptabilidad: opta por medir, reducir y compensar las emisiones de gases de efecto invernadero. Revisa y actualiza tus modelos de negocio y procesos para adaptarte a la neutralidad de carbono.
  • Startups para problemas de sostenibilidad: existen en el mercado nuevas startups que podrán ayudar a tu empresa a encontrar soluciones basadas en tecnología. Estas te servirán para hallar salidas a problemas ambientales y sociales. Además, te ahorrarán tiempo y recursos.

Ahora que conoces estas tácticas para cuidar el medio ambiente, es momento de conocer lo que debes tener en cuenta para crear una estrategia ambiental. Para ello te daremos unos tips.

¿Cómo desarrollar una estrategia ambiental?

Si tu empresa desea cuidar el medio ambiente será necesario que desarrolles una estrategia de sostenibilidad. Para ello debes tener en cuenta los siguientes aspectos (Echavarría, 2018):

  • Análisis de materialidad: este análisis sirve para que identificar los aspectos sociales, económicos y ambientales que son importantes para los actores involucrados en tu empresa. De acuerdo con lo que manifiesten clientes, proveedores, empleados e instituciones lograrás definir los temas más importantes para abordar.
  • Generar objetivos estratégicos: una vez tengas los temas, pasa a definir metas concretas. De esta manera sabrás qué acciones tomar a mediano y largo plazo.
  • Crea indicadores de desempeño: cuando creas unos indicadores de desempeño puedes observar el progreso en cada tema. Este instrumento sirve para que conozcas qué tan sostenible es tu empresa.
    Algunos de los indicadores ambientales que puedes incorporar son los siguientes (Portillo, 2020):
    • Índice de bienestar económico sostenible (IBES)
    • Índice de sostenibilidad ambiental (ISA)
    • Huella ecológica (HE)
    • Índice de huella de carbono
    • Huella hídrica
  • Plan de ejecución y evaluación: para poner en marcha la estrategia ambiental, debes comunicarla a todas las personas interesadas. Define las labores a desempeñar y las metas a alcanzar. Asigna, además, los recursos necesarios y haz un seguimiento de todas las labores de forma periódica.

Cuidar el medio ambiente es posible desde las empresas si logras desarrollar unas estrategias de sostenibilidad eficaces. Trabaja con tu equipo para conseguir una imagen corporativa positiva y controla las actividades de tu compañía para disminuir su huella de carbono.

Así no solo serás referente en tu sector, sino que estarás contribuyendo a mejorar la calidad de vida de miles de personas.

Autor: Stratego


Feedback: 6 formas de aplicarlo para que sea constructivo

El feedback es una práctica usada por las corporaciones para facilitar el intercambio de información entre los miembros de una organización. Su objetivo es mejorar los procesos internos, por lo que es una necesidad incorporarlo en la cultura empresarial.

Este es uno de los tipos de comunicación más ágil y dinámico. Además, los empleados asumen un rol más participativo en las acciones corporativas requeridas.

Es una manera de reconocimiento que motiva a los colaboradores y enfatiza el autodesarrollo y la autoevaluación. Estos consideran que sus superiores son más efectivos si ofrecen una retroalimentación constructiva. Su aplicación aporta beneficios, tanto a las organizaciones como a los colaboradores. Desde incrementar la productividad, evitar que se acumulen inconformidades y alinear las expectativas, hasta evitar errores comunes y detectar problemas a tiempo.

¿Qué es el feedback?

El feedback es el acto de ofrecer información sobre el resultado de un proceso. Puede involucrar consejos, comentarios y evaluaciones. En el ambiente corporativo, está relacionado con ofrecer un reporte sobre el desempeño de los colaboradores, principalmente en el cumplimiento de metas y objetivos. Consiste en un diagnóstico de los puntos positivos y negativos de aquello que está siendo evaluado.

Ofrecer una retroalimentación adecuada a los colaboradores aumenta su sentido de pertenencia. Cuando el directivo permite que estos participen activamente, crea un clima de compromiso que contribuye a mejorar el rendimiento. Incluso, el intercambio de apreciaciones potencia sus puntos fuertes, lo que suele derivar en el hallazgo de nuevas aptitudes y facultades. Como resultado, mejoran su autoestima, su desempeño en sus labores diarias y estrechan sus relaciones interpersonales.

 

Recomendaciones para lograr un feedback constructivo

En la gestión de equipos, la retroalimentación funciona para diferentes propósitos. El más evidente es reforzar el sentido de responsabilidad de cada colaborador en el desarrollo de su trabajo. Este, al ser informado sobre el progreso de sus actividades, tiene más probabilidades de perfeccionar la ejecución de sus tareas. Para que este tipo de evaluación sea efectivo, se deben establecer metodologías adecuadas, recurrentes y honestas.

Cada empresa debe determinar la mejor forma de realizar un feedback constructivo de acuerdo con su estructura, pero es esencial seguir algunas recomendaciones básicas. Entre ellas:

1. Sé específico y evita las generalizaciones

Ofrecer una retroalimentación clara y concreta produce en el colaborador el deseo de cambiar cómo hace las cosas. Los comentarios muy generales o genéricos no ayudarán a mejorar los resultados. En cambio, es más efectivo ser directo y dar una retroalimentación que detalle acciones puntuales. Es decir, menciona los puntos específicos con alternativas de mejora.

2. Mantén el feedback individual en privado

La retroalimentación individual no debe hacerse frente a otros. Algunos colaboradores pueden sentirse incómodos, avergonzados o incluso ofendidos. Si esta conversación se hace en privado, será más efectiva y propiciará el intercambio de ideas para mejorar.

3. Balancea los puntos fuertes y los débiles

Dar valor al colaborador permite un feedback constructivo. Balancea sus puntos fuertes y débiles. Hazle saber lo que piensas de su desempeño, menciona sus aspectos positivos y en qué aporta valor a la empresa. Muestra sus debilidades con claridad y ofrécele ideas para mejorarlas. Esto favorecerá la confianza y el clima laboral. Además, ayuda al enriquecimiento personal y profesional.

4. Enfócate en hechos y no en críticas personales

Concéntrate en los hechos y resultados, en el trabajo de tus colaboradores y no en su personalidad. Las críticas personales pueden afectar el desempeño del colaborador. Esto genera un ambiente negativo y no transmite confianza.

5. Provee un espacio seguro para tus colaboradores

Un espacio cómodo y seguro genera confianza para que tus colaboradores se expresen. Esto les brinda seguridad para tomar decisiones más fácilmente y fortalece su capacidad para resolver problemas. Un espacio adecuado favorece la creatividad y el desarrollo de ideas originales para alcanzar las metas propuestas.

6. Utiliza herramientas innovadoras

Los recursos y herramientas innovadoras ayudan a crear un diálogo constructivo. Una de estas es SSC, un plan de acción que permite alcanzar los objetivos señalados en la retroalimentación. Consiste en:

  • S (stop): parar de hacer lo que no está dando resultado al equipo.
  • S (start): empezar a hacer lo que se ha especificado y que aporta beneficios en pro del objetivo marcado.
  • C (continue): continuar con acciones estratégicas positivas para alcanzar el objetivo, especificándolas de manera clara.

El feedback en las empresas es fundamental para su éxito. Consiste en una de las mejores prácticas para ayudar a los colaboradores en su crecimiento y desarrollo. Hacerlo de manera constructiva requiere, al menos, ser específico, hacerlo en privado, balancear las fortalezas y debilidades.

Síguenos en redes

Autor: Stratego


Liderazgo empresarial: características esenciales para el éxito

La visión del mundo sobre el liderazgo ha cambiado mucho en el último siglo. Así, se ha pasado de admirar a líderes de gestión vertical a seguir liderazgos cuya gestión se basa en la participación horizontal de sus colaboradores. El respeto, honestidad, solidaridad y responsabilidad, entre otros valores son hoy parte indispensable que debe tener cualquier líder, ya sea empresarial, gremial o institucional. Estos valores sumados a un comportamiento ético y transparente, indudablemente, impacta en toda la organización.

El líder debe tener la capacidad de sumar a los colaboradores para que asuman como propio el propósito de su empresa. Que lo vivan, se comprometan con el mismo y actúen en consecuencia. Esto es articular esta visión y sus valores para construir un entorno alineado con el objetivo que se está buscando.

Importancia del liderazgo empresarial

Quien ejerce liderazgo en una organización tiene una responsabilidad enorme. No solo debe guiar el barco a buen puerto, que es en sí misma una gran responsabilidad, sino también contagiar, motivar e inspirar. No obstante, toda visión puede fracasar si tiene:

  • Exceso de confianza
  • Falta de motivación
  • Pobre actitud
  • No delegar autoridad
  • Ceguera a la realidad
  • No escuchar
  • Tener expectativas equivocadas
  • No comunicar una visión
  • Ignorar la construcción de relaciones
  • Falta de habilidades sociales.

Por el contrario, un liderazgo claro y seguro de su visión obtendrá, entre otras cosas, una empresa exitosa, una reputación corporativa admirable y una contagiosa visión del futuro con un objetivo común. Veamos.

Características y alcances del liderazgo

Hay líderes de líderes; es decir hay diferencias tan variadas como visiones o estilos. Sin embargo, existen una serie de características comunes entre la mayoría de los más reconocidos líderes de la historia:

  • Automotivación: es la pasión por alcanzar objetivos personales y organizaciones.
  • Capacidad organizacional: es saber cómo ordenar coherentemente los recursos de la empresa para que sus procesos fluyan con eficiencia y productividad. Esto implica establecer metas, crear equipos de trabajo, asignar recursos, tomar decisiones sobre quiénes serán los responsables y delegar en ellos las tareas necesarias.
  • Asumir riesgos: «Los grandes líderes se atreven a ser diferentes. No solo hablan de tomar riesgos; en realidad lo hacen. El desarrollo más impactante se produce cuando eres capaz de desarrollar la resistencia emocional para soportar que la gente te diga que tu nueva idea es ingenua, temeraria o simplemente estúpida» (Torres, 2014).

Además de estas características el liderazgo requiere de:

Buena comunicación y capacidad de influenciar

El líder debe poder influir en otras personas a través de una comunicación auténtica y transparente. Debe ser un modelo a seguir y alentar continuamente a otros a vivir según los valores centrales de la empresa.
Los líderes tienden a ser grandes comunicadores. Tienen que hablar regularmente con las personas a las que dirigen y tener un mensaje consistente que resuene. Esto crea alineación y confianza entre las personas. Cinco recomendaciones para incrementar la productividad de los colaboradores:

  1. Compartir conocimientos a lo largo y ancho de la empresa permite a los empleados estar al día con el acontecer y la dirección de la organización.
  2. Facilitar la innovación impulsa la valoración de los aportes de los miembros de la empresa a la mejora de sus procesos.
  3. Una buena comunicación enfocada en resolver problemas le da al líder credibilidad entre los colaboradores.
  4. Debatir los desacuerdos ayudando a las personas a hablarlos honesta y sanamente resuelve posibles desavenencias. Además, promueve una sana convivencia laboral.
  5. Ayudar a involucrar a los colaboradores en temas importantes de los procesos productivos.

Tener fuertes convicciones, pero seguir aprendiendo

Equilibrar una buena comunicación con recibir comentarios va de la mano con tener ideales sólidos y estar dispuesto a compararlos con los nuevos puntos de vista o tendencias. El núcleo del liderazgo empieza por escuchar y ser capaz de equilibrar los puntos de vista ante la solidez de sus propios valores y creencias. En este sentido, el líder debe ser:

  • Intelectualmente humilde
  • Un adaptador obstinado
  • Un visionario flexible
Una visión para el futuro

Un gerente es un valioso profesional de la gestión. Un líder ejerce su habilidad de influenciar e inspirar a las personas para concretar aquellos sueños que no se creían posibles.
Es decir, el líder desarrolla una visión de futuro que promueve y defiende con pasión. Además de:

  • Atraer el compromiso
  • Dinamizar a las personas
  • Crear significado en la vida de los trabajadores
  • Establecer un estándar de excelencia
  • Unir el presente con el futuro
  • Trascender el statu quo

Con estas condiciones en mente, puedes consolidar tu visión de futuro:

  • Definir y comunicar la visión: comunica una imagen convincente del futuro para conectar y motivar a los demás a la acción.
  • Pensamiento estratégico: ve el panorama general de las posibilidades futuras y crea conexiones estratégicas que conducen a una ventaja competitiva.
  • Planes y prioridades: formula objetivos y prioridades; además, implementa y monitorea planes alineados con la estrategia a largo plazo de la organización.

El impacto de un buen liderazgo en las proyecciones internas y externas de la empresa

Cuando una empresa tiene reconocimiento de su cultura organizacional y un fuerte posicionamiento de sus marcas, decimos que tiene una identidad propia. Es vital el papel del liderazgo para lograr este posicionamiento. Si su devenir está basado en objetivos estratégicos coherentes y factibles.

Empresa exitosa

Un buen negocio se mide, en gran parte, por su rentabilidad. Sin embargo, una buena rentabilidad no es la definición de una empresa exitosa. Una organización exitosa, además de ser rentable, presenta otras cualidades como:

  • Desarrollo organizacional y una cultura empresarial consistentes.
  • Notable sinergia con stakeholders, colaboradores, clientes y sociedades.

De aquí la importancia de un buen líder que genere ese desarrollo organizacional necesario para construir una gestión eficiente. En este sentido, como líder te puedes apoyar en ciertas conductas gerenciales importantes. Entre ellas:

  • La Planificación estratégica
  • Mantener un carácter y comportamiento ético y transparente
  • Motivar y mantener una mayor atención a las necesidades no monetarias de los colaboradores, para pasar de una motivación transaccional a la motivación transformacional.
  • El líder debe centrarse en los clientes y preocuparse por cómo ellos ven la organización y sus productos y servicios, y siempre tener como norte los valores de la organización.

Estos valores impulsan una cultura que consolida el compromiso como parte del quehacer diario; y se obtiene un mejor comportamiento y un mayor desempeño. De esta manera, los procesos de negocios fluyen con más eficiencia y productividad. Lo que redundará tanto en la reducción de posibles conflictos, como en una menor rotación del personal.

Reputación corporativa

La reputación corporativa es uno de los activos más importantes de una organización. Actúa como un factor de comodidad para los clientes y les asegura que están comprando las mejores soluciones. Es sorprendente lo que una reputación corporativa poderosa influye en la actitud de los clientes, empleados, medios, analistas y personas de prestigio hacia tu organización.
Los valores que cultives y compartas estarán indisolublemente reflejados en la reputación corporativa que tengan de tu empresa.
Para obtener y mantener una buena reputación corporativa, como líder puedes apoyarte en aspectos como:

  1. Innovación
  2. Entorno laboral
  3. Transparencia
  4. Inversión social
  5. Cuidado al medio ambiente, entre otros

En las últimas décadas, temas de interés humano como la inclusión, equidad, igualdad y responsabilidad social, políticas que apliques sobre el medio ambiente y la lucha contra el calentamiento global e incluso la incorporación de tecnologías limpias, seguramente tendrán el reconocimiento de los miembros de la empresa y de la sociedad. Los valores que profese, ejecute y comparta la organización la hará más exitosa entre los clientes y la sociedad.

Dicho sin rodeos, el liderazgo transforma lo bueno en excelente

El liderazgo es visto como el proceso de guiar, enseñar, motivar y dirigir las actividades de otros hacia el logro de las metas.
Concretar esa visión de futuro es desarrollar una cultura empresarial consistente y aplicar una notable sinergia con colaboradores, clientes y toda la sociedad. Y es vital entender que una comunicación clara, precisa y que motivar, es indispensable.

Síguenos en redes

Autor: Stratego


Desarrollo sostenible: el desafío actual para las empresas

Incorporar objetivos de desarrollo sostenible (ODS) en la estrategia corporativa, constituye una práctica que brinda múltiples beneficios para las empresas y las organizaciones. En el año 2015 la Organización de las Naciones Unidas (ONU), adopta la Agenda 2030; un plan de acción a favor de las personas, del planeta y del progreso. Se plantearon 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible con 169 metas específicas de alcance económico, social y ambiental (Naciones Unidas, 2015).

Para ilustrar mejor, los siguientes son beneficios especialmente destacables (Amex, 2022; Remacha, 2017):

  • Se reducen los costos y mejoran los márgenes operacionales por una mayor eficiencia.
  • Disminuyen los riesgos en todos los componentes del proceso productivo: administrativos, operativos y estratégicos.
  • Ayudan a obtener importantes ventajas competitivas al tener un proceso de producción más amigable con el medio ambiente.
  • Permiten establecer un estrechamiento de las relaciones con los grupos de interés

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible que más importan a las empresas

Las organizaciones con compromiso ambiental ajustan sus procesos a esos ODS y sus correspondientes metas. No obstante, es preciso enfatizar que no se tienen que abarcar todos; solo seleccionan aquellos que más se ajustan a sus intereses.

En efecto, en Argentina, por ejemplo, existe un ranking en el que se destacan 5 ODS como los más relevantes. Ellos son (Pacto Global, 2020):

  1. Trabajo decente y crecimiento económico (Objetivo N° 8).
  2. Educación de calidad (Objetivo N° 4).
  3. Producción y consumo responsable (Objetivo N° 12).
  4. Igualdad de género (Objetivo N° 5).
  5. Alianzas para lograr los objetivos (Objetivo N° 17).

Tanto el ordenamiento, como el ODS elegido, podrán variar según país y tipo de industria. Sin embargo, según datos publicados por el Pacto Global (2020), los ODS N° 8 y 12 son los más vinculantes a nivel mundial para las empresas; aun cuando los 5 anteriores son de aplicación muy generalizada.

Medidas de carácter general para promover el desarrollo sostenible

Cada organización desarrolla diferentes prácticas o iniciativas para reportar su contribución a los ODS. Luego, la implementación la realizan a través de programas que requieren de trabajo conjunto y estrategias adecuadas (Pacto Global, 2020).

Un aspecto a resaltar es el enorme poder transformador que poseen las empresas en todos los ámbitos de la vida diaria. De modo general, la contribución que realizan la pueden hacer a partir de medidas internas o externas. Así, en los apartados siguientes se muestran solo algunas de las muchas que existen (Innovación, 2021).

Medidas internas a favor de los objetivos de desarrollo sostenible
  • Alinear la estrategia de sostenibilidad con las metas de cada ODS e integrarlos en la cultura empresarial.
  • Contribuir al desarrollo económico en los países en los cuales están establecidas a partir de la creación de trabajo y la transferencia de conocimientos y tecnología.
  • Fomentar la participación de los colaboradores en la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible.
  • Identificar los ODS que se relacionan con la estrategia empresarial que se pueden trabajar e integrarlos a la misma.
  • Establecer compromisos que se puedan cuantificar y límites temporales para alcanzarlos.
Medidas externas a favor del desarrollo sostenible
  • Contribuir con nuevos negocios y actividades tendientes a un mayor bienestar social en países emergentes.
  • Integración a programas nacionales e internacionales que respondan a las necesidades de los países en donde se llevan a cabo.
  • Participar en alianzas público-privadas con todos los sectores involucrados.
  • Colaborar con empresas del mismo sector industrial para buscar innovación bajo criterios de desarrollo sostenible.
  • Realizar proyectos de cooperación conjunta con diferentes actores de la sociedad civil.

Las empresas y los Objetivos de Desarrollo Sostenible

Ya se expusieron las medidas que son de alcance general. No obstante, igualmente interesante, es conocer las medidas específicas relacionadas con cada uno de los ODS seleccionados; sobre todo, con aquellos de fuerte impacto social. Algunos ejemplos:

Empresas en Panamá

En el 2022, en el marco del Making Global Goals Local Business, un evento de carácter regional realizado en Bogotá, cuatro empresas panameñas fueron reconocidas por la aplicación de buenas prácticas asociadas a los ODS. En ese sentido, las 3 vinculadas con aspectos de interés social fueron (Red Panamá, 2022):

  • MEDCOM, por ejemplo, focaliza sus acciones en función del Objetivo n° 2, hambre cero; iniciativa “Los Niños Primero”. Así, desde 2017, MEDCOM en alianza con UNICEF, trabaja para visibilizar, divulgar y promocionar los derechos de niños y adolescentes panameños, así como los aspectos clave para su desarrollo positivo (unicef, 2017).
  • Morgan y Morgan, por su parte, orienta sus actividades para cumplir con el Objetivo n° 5, igualdad de género; iniciativa “Programa de Asistencia Legal Comunitaria”. Con ese propósito, pretende impulsar la educación ciudadana, los derechos humanos y el acceso a la justicia; elementos todos que contribuyen al desarrollo sostenible del país. De hecho, ya lleva tramitados más de 7.000 procesos y asesorías en casos relacionaos a derecho de familia y violencia doméstica (FUNDAMORGAN, s.f.).
  • TVN MEDIA, de igual modo, lo hace con relación al Objetivo n° 10, reducción de las desigualdades; iniciativa “Héroes por Panamá”. Con respecto a este proyecto, su misión es identificar, reconocer y aportar al crecimiento de líderes que contribuyen al desarrollo social, mediante causas de alto impacto comunitario; en otras palabras, busca fortalecer y multiplicar los esfuerzos y modelos de valores positivos que hacen posible una mejor sociedad (Héroes por Panamá, 2022).
PepsiCo México. Trabaja con los ODS 1, 2 y 12

Fomenta el potencial de cambio de las comunidades y ayuda a promover un sistema de alimentación saludable. De esta manera, facilita su desarrollo, contribuye al mejor uso de los recursos naturales y hace a las sociedades más justas y saludables (ExpokNews, 2021).

JICA (Japan International Cooperation Agency) Panamá y el desarrollo sostenible

Conviene enfatizar que esta oficina trabaja en la consecución de los siguientes objetivos de desarrollo sostenible (JICA, 2016):

  • Educación inclusiva, equitativa y de calidad para todos y durante toda la vida (Objetivo n° 4).
  • Gestión sostenible del agua (Objetivo n° 6).
  • Reducción de la desigualdad en y entre países (Objetivo n° 10).
  • Medidas para combatir el cambio climático y sus efectos asociados (Objetivo n° 13).
  • Utilización sostenible de todas las fuentes de agua (mares, lagos, ríos, agua subterránea, etc.) (Objetivo n° 14).
  • Gestión sostenible de los ecosistemas terrestres (Objetivo n° 15).
Impactos de la adopción y aplicación de los ODS

Por supuesto, intentar cumplimentar los 17 ODS con sus 169 metas, no es una tarea sencilla ni de corto plazo. Sin embargo, algunas contribuciones han sido significativas y merecen ser destacadas; a saber (Naciones Unidas, s.f.):

  • Objetivo n° 1, una reducción a la mitad de los índices de pobreza desde 1990.
  • Objetivo n° 3, un aumento de la esperanza de vida y reducción de índices de mortalidad y de enfermedades infecto-contagiosas.
  • Objetivo n° 4, un aumento de la escolaridad y de la alfabetización básica.
  • Objetivo n° 5, algunos avances en aspectos de igualdad de género.
  • Objetivo n° 9, apoyo financiero, técnico y tecnológico para países emergentes.

Un aspecto a destacar, es que después de 7 años de haberse aceptado la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, cada vez más empresas aumentan su compromiso para cumplirlos. Así, por ejemplo, en Argentina, un 75% informa e integra objetivos en su estrategia de sostenibilidad; asimismo, otro 34% identifica metas específicas asociadas a los mismos. Por otra parte, en Colombia, el 82% del universo empresario cuenta con plantas de tratamiento de residuos y el 78% capacita a sus empleados sobre el uso responsable del agua (La República, 2022; Pacto Global, 2020).

 

Guía para integrar los ODS en la estrategia organizacional

Naturalmente, este es un aspecto de suma importancia ya que nos indica el cómo hacerlo. Así, recomendamos los cinco pasos a seguir con ese fin (SDG Compass, s.f.; Apambu, 2021):

  1. Entender los ODS.
  2. Definir prioridades.
  3. Establecer objetivos cuantificables y temporales.
  4. Integración de los objetivos de sostenibilidad.
  5. Reportes y comunicación.

En pocas palabras, los Objetivos de Desarrollo Sostenible constituyen un desafío para los países, para las empresas y para toda la sociedad. Ciertamente, mucho se ha logrado, pero queda un largo camino por recorrer.

Síguenos en redes

Autor: Stratego


Tipos de comunicación: cómo lograr una presencia multiplataforma

Tipos_de_comunicacion_strategopanama

Uno de los grandes desafíos de las organizaciones en la actualidad es que sus distintos tipos de comunicación lleguen de la mejor manera a sus públicos de interés o stakeholders (Vera,2022). En este sentido, las empresas requieren mejorar sus capacidades de comunicación tras la aceleración tecnológica que trajo la pandemia.

Precisamente, los cambios que han ocurrido en los procesos comunicativos tienen que ver con la revaloración de los clientes. Estos generan y consumen contenidos relevantes, útiles y de valor.

Los tipos de comunicación deben ajustarse a los cambios que seguirá experimentado el mercado. Por ejemplo, la aparición de las plataformas de interacción en redes sociales; el aumento del trabajo híbrido, o lo que es lo mismo, el incremento de las herramientas de colaboración remota. Así como también el paso a la telefonía en la nube (Ituser, 2021).

En consecuencia, las estrategias a emplear deben fortalecer la imagen y potenciar la reputación de las empresas. Pero, además, ofrecer un relato adaptado a la era de la imagen, el entorno online y la economía de la reputación.

 

tecnologias_emergentes_strategopanama

Tendencias en los tipos de comunicación

La comunicación no ha sido ajena a la crisis del Covid-19. La pandemia aceleró el surgimiento de una gran cantidad de proyectos de digitalización con tecnologías emergentes. Este impacto no ha parado y no muestra signos de desaceleración (CPB, 2022).

La inversión en la Internet de las Cosas (IoT) aumentará su valor de 5,5 billones de dólares a 12,6 billones para 2030 (McKinsey, s.f). Precisamente, las marcas que buscan construir relaciones sólidas y duraderas con sus clientes apuestan a innovar y desarrollar nuevos canales (Ansaldo, 2022).

Stakeholders: ¿Hacia dónde apunta la comunicación?

Justamente, tras la pandemia, las marcas han sacado su lado más humano para generar confianza e identificación con sus stakeholders. Por consiguiente, se da más importancia a comunicar valores firmes, auténticos y honestos (Velaztegui, 2022).

Aquí entran en juego la responsabilidad corporativa, el propósito y la sostenibilidad que hacen visible lo que la organización representa. Igualmente, una comunicación acertada pasa por dar sentido a los valores de la empresa, pues estos son el corazón del negocio (Bello,2021).

Se trata de que las marcas comuniquen con coherencia y de forma creíble su actuación. El público valora la honestidad y transparencia por encima de todo. Por tanto, las marcas que generen un impacto real en lo social y en los temas ambientales conseguirán posicionarse mejor ante sus stakeholders. Para ello, hay que entender quiénes son tus clientes potenciales y cuáles son sus valores.

Stakeholders_strategopanama

Personalización del contenido

Las estrategias de comunicación se posicionan como una herramienta de comunicación muy eficiente. La tendencia es hacia la personalización del contenido que se comparte con los stakeholders.

En este sentido, las empresas pueden ofrecer experiencias personalizadas de acuerdo al perfil del consumidor al que quiere llegar. Por tanto, los contenidos deben apuntar a ofrecer un material relevante y altamente personalizado que consiga conexión emocional y la participación del usuario.

En el mundo B2B, la comunicación con el cliente debe pensarse para un buyer persona. Esta representación de tu público objetivo facilitará el desarrollo de contenidos adecuados que atrapen a tu interlocutor.

Contenido multiplataforma

Los canales de comunicación masiva y de infoentretenimiento seguirán estando vigentes en los próximos años. Así como la generación de contenido para ellos.

El contenido se distribuye hoy en día en múltiples canales de comunicación, todos son importantes, pero no necesariamente se tiene que estar en todos a la vez. Definir cuáles son los canales indicados para tratar con los diversos stakeholders pasa por el desarrollo de una estrategia de comunicación que puede implementarse y cambiarse de acuerdo a las necesidades.

En todo caso, la estrategia de comunicación debe unificar el contenido de los mensajes y el trato que se da a los stakeholders en todos los tipos o canales de comunicación. No importa si el contacto es mediante las redes sociales, correo electrónico, telefonía móvil o la visita a una tienda física; la experiencia que vive el cliente con tu marca debe ser positiva y tener coherencia con tus valores y propósito.

Pasar de contar historias a la acción

La comunicación de las empresas debe pasar de sólo contar historias a acciones puntuales. El mercado está repleto de historias vacías. El esfuerzo de comunicación no debe seguir reproduciendo esta lógica. Como dicen en inglés, pasar del Storytelling al Storydoing.

Pasar a la acción implica que con los tipos de comunicación hay que crear experiencias únicas en torno a la marca, los productos o los servicios. Además, hay que comunicar el relato corporativo que presenta a la compañía como única; y, a la vez, provocar emociones que conquisten al público meta.

Se trata de volver real el discurso corporativo. Por ejemplo, mostrar los resultados de la responsabilidad social; así como los programas de sostenibilidad emprendidos. Ello es un elemento diferenciador, que permite a las organizaciones ser percibidas como confiables y posicionarse positivamente entre sus stakeholders.

Reforzar la comunicación interna y generar más empatía

Al hablar de los grupos de interés no podemos olvidar a los colaboradores. El bienestar de estos ha cobrado mucha importancia. Por lo tanto, su estado emocional será clave para que el proceso comunicativo propicie confianza (García-Sanz, 2021).

Entre los tipos de comunicación, la destinada a entablar relación con los colaboradores debe ser cercana, sincera y altamente emotiva. De esta manera, los colaboradores se sentirán más comprometidos con la empresa e integrados entre sí, lo que redunda en una mayor productividad y un clima laboral adecuado.

Uno de los aprendizajes que dejó la pandemia es el que se refiere al impacto del trabajo a distancia.

El estudio de Morning Consult indica que el 55% de los empleados sienten actualmente menos conexión con las empresas; y que el 60% está menos conectado con sus colegas (WeWork, 2020). Esto plantea la necesidad de que las empresas refuercen su comunicación interna para cohesionar y fidelizar al personal.

retos_comunicacion_strategopanama

Retos que plantea el mercado a los tipos de comunicación

El nuevo contexto mundial plantea grandes desafíos a las organizaciones. Uno de ellos tiene que ver con la implementación de equipos de trabajo que hagan uso de una comunicación colaborativa y participativa.

Es decir, hay una revalorización de la comunicación horizontal o lateral para el intercambio de información dentro de los mismos niveles jerárquicos. También para incentivar la colaboración, difundir el conocimiento y aligerar la carga de trabajo entre colaboradores. Igualmente, para dar más autonomía a las personas con la finalidad de que apliquen sus habilidades (Rebold, 2021).

El otro desafío está relacionado con la comunicación de los valores corporativos. Dado que estos constituyen el corazón y el motor que mueve a los directivos y colaboradores; pero, además, posibilitan la conexión con los clientes.

Y un tercer reto está asociado a una preocupación latente en los stakeholders después de la pandemia. Se trata de las acciones que desarrollan las empresas en pro de la sostenibilidad y el medio ambiente. Así que es necesario conectar los valores y acciones para responder a esa preocupación.

Es importante que los mensajes y las acciones se correspondan entre sí; ya que la tendencia es hacia el diálogo y la consolidación de los valores, el propósito y la ética corporativa.

Por ende, si quieres impulsar tu organización hacia el futuro, debes adoptar un tipo de comunicación que favorezca la transparencia. Ello no solo te ayudará a ganar credibilidad y generar confianza en tus stakeholders; sino que también te permitirá conectar con otros, pues las audiencias buscan relacionarse con empresas que crean conciencia e impacto social.

Síguenos en redes

Autor: Stratego


El haka corporativo: el poder de la cultura

El desarrollo de una cultura corporativa fuerte implica ritos y rituales, líderes que refuercen los valores y una consistente red de comunicación que construya códigos compartidos; entre otros aspectos.

Son miles los casos que podemos utilizar como ejemplo para ilustrar el poder del liderazgo y la cultura corporativa, pero hay uno en particular que siempre he visto con especial atención: el haka del equipo de Rugby Neozelandés All Blacks.

Una simple búsqueda en Google nos puede contextualizar de qué se trata esto. El haka es una tradición de la cultura de Nueva Zelanda, que consiste en una danza ritual o en un grito de guerra. Representa, de forma feroz, el orgullo, la fuerza y la unidad de una tribu. Se usa para intimidar al oponente con sus movimientos vigorosos y gestos y se suele utilizar también para diversos propósitos, como bienvenidas, bodas o eventos deportivos como un símbolo de competencia, hospitalidad y respeto.

 

En una imagen mil veces repetida alrededor del mundo se puede observar a 15 tipos vestidos de negro y con cara de pocos amigos bailando de forma amenazante… Enfrente, el equipo contrario los suelen mirar con una mezcla de fascinación y miedo escénico. Es la danza mágica de los All Blacks.

En esta y la próxima entrega espero compartir esas 15 claves. La primera hace referencia a la humildad como una de las principales habilidades grupales. En otras palabras: ‘nunca te consideres tan grande como para no hacer las cosas pequeñas que han de hacerse’. La segunda es siempre reducir las brechas que nos separan de la excelencia, una máxima que ha sido un pensamiento común en deportistas de élite como Rafael Nadal, Kobe Bryant, Ayrton Senna; entre otros, quienes entendieron que nunca debemos conformarnos y luchar todos los días por nuestras metas. El tercero es vive con propósito. ¿por qué haces lo que haces? ¿con qué propósito vives, trabajas o entrenas? ¿cuál es tu objetivo y, en este caso concreto, cómo ayuda al equipo? El cuarto se traduce en “pasa la pelota” y compartir responsabilidades, co-crear y establecer retos en equipo. La quinta clave de los All Blacks es crea un ambiente de aprendizaje. Todos los días suma experiencias y conocimientos que te lleven adelante, compártelas y aprende de la experiencia y el conocimiento de otros. La última clave de esta semana, la sexta, destaca la importancia del carácter y la actitud por encima del talento a lo que el autor define como no queremos “Cabezas huecas”. La próxima semana completaré las 15 claves de este equipo único de nuestro planeta.

Foto gustavo final A_16

Escrito por:
Gustavo Manrique

Fuente: La Prensa Panamá


Diferenciación de marca para un nuevo consumidor

La pandemia trajo muchos cambios y catalizó procesos que ya estaban en avance, pero sin duda alguna entre los aspectos más destacables están el cambio de hábitos del consumidor, las nuevas tendencias en la forma como las marcas se conectan con el mercado y la sociedad y los retos para diferenciarse de la competencia.

Estamos frente a un consumidor mucho más exigente en diversos aspectos, más preocupado por la salud y el bienestar; con una mayor conciencia de la importancia de la sostenibilidad y la responsabilidad social de las marcas; más prudente en el gasto y sin duda atento a obtener la mejor relación precio-valor; más curioso por la innovación; conectado con marcas creativas, que se comunican mejor, más empáticas y cercanas; un consumidor realista que valora las marcas activistas, pero crítico de las marcas oportunistas.

 

En este contexto, lograr una estrategia de marca diferenciada de la competencia es cada vez más difícil en un entorno donde los productos tienden a parecerse cada vez más, el creciente ruido comunicacional diluye los esfuerzos de posicionamiento y los atributos de marca son un lugar común en las estrategias de marketing.

La premisa básica es que la diferenciación en la actualidad es más un tema de porqué y cómo la empresa hace las cosas, en vez de qué hace. En pocas palabras, no es sólo un proceso de identificación y comunicación de los atributos del producto, sino que tiene que ver mucho más con el propósito, el desempeño de la marca, su transparencia y autenticidad y su rol como agente de cambio individual y colectivo.

Para ello, es oportuno retomar los 10 factores claves para la diferenciación de marca en la actualidad, que a mi entender deben establecerse como prioridad en las estrategias de comunicación y marketing en los tiempos por venir.

1- Construye tu reputación

2- Crea una cultura corporativa tangible

3- Cuida la estética de tu identidad visual

4- Practica la convergencia creativa

5- Una ruta clara hacia la sostenibilidad

6- Omnicanalidad y transmedia para alcanzar a las audiencias

7- Crea experiencias únicas

8- Que tu narrativa de marca tenga valor

9- Interpreta el espíritu de nuestro tiempo

10- Liderazgo visible: la marca a escala humana.

El primer factor clave de diferenciación es la reputación. La reputación es un activo que genera comportamientos favorables sobre la marca. En este sentido, la buena reputación se construye en el tiempo y no es posible copiarla por la competencia, cada marca tiene que hacer su tarea de ganarse la admiración y el respaldo de sus audiencias. No se puede comprar ni copiar, es algo único y propio que se basa en el carácter de la marca. Gestionar la reputación implica comprender que es un activo intangible que crea valor financiero y de mercado, no es un tema de relaciones públicas sino más bien de estrategia competitiva y visión de negocio.

Foto gustavo final A_16

Escrito por:
Gustavo Manrique

Fuente: La Prensa Panamá


La batalla de las vacunas

Pfizer-BioNtech, Moderna, Johnson & Johnson, AstraZeneca, Sinovac o Sputnik son nombres que hoy nos resultan muy cercanos y constituyen la esperanza de que la humanidad pueda superar pronto la grave pandemia que vivimos.

La ciencia ha demostrado que es un pilar fundamental de nuestra civilización y la rápida respuesta para crear una vacuna contra la Covid-19 es, como lo dijo Yuval Noah Harari, autor del best seller Sapiens, “un notable éxito científico y un masivo fracaso político’.

Para Harari, los científicos fueron capaces de identificar rápidamente el coronavirus, descubrir medidas efectivas para contrarrestarlo y desarrollar una vacuna. Como consecuencia, las pandemias ya no son fuerzas incontrolables de la naturaleza. Ahora son desafíos manejables. Esto ha convertido a las pandemias en un problema político. Tenemos las herramientas científicas para detener las pandemias, pero son los políticos los que deciden cómo usar esas herramientas.

El campo de batalla, más allá de la ciencia y la tecnología detrás de las vacunas es evidentemente político, pero el territorio de confrontación es mucho más amplio. Lo que está en juego no es sólo la vida de las personas, controlar la pandemia y la salud social, también se evidencia una confrontación geopolítica, otra muy agresiva en el mundo bursátil que está íntimamente ligada al contexto de las percepciones públicas y la reputación futura de las empresas farmaceúticas. También, la influencia de los países que están detrás de estas empresas y; desde la perspectiva social, está en juego la confianza que pueda tener la población en las distintas vacunas.

vauna covid19

Ya algunas de las grandes farmaceúticas están dando sus respectivas batallas. AstraZeneca y Johnson & Johnson están en la mira a pesar de que la ciencia las respalda. El territorio más hostil está en la desinformación de la opinión pública y en el mundo bursátil. Luego del anuncio de seis casos de trombos tras más de 7 millones de vacunados en los Estados Unidos con la vacuna de Johnson & Johnson, sumado a todas las especulaciones alrededor de este hecho aún en proceso de investigación, la compañía perdió más de 5 mil 600 millones de dólares en valor de mercado, mientras que AstraZeneca ha decidido cambiar el nombre de su vacuna a Vaxzevria, para proteger la reputación de la empresa por la investigación en avance de casos similares. La mezcla de aspectos geopolíticos y la reputación de los países cobra fuerza. China ahora a la defensiva por la opacidad con Sinovac y; por otro lado, el reciente anuncio de la Comisión Europea que admitió que la coyuntura de AstraZeneca ha provocado problemas en la reputación de la Unión Europea son señales que avivan otros escenarios a este difícil camino aún por transitar. Lo cierto es que la voz de la ciencia debe prevalecer por la salud de todos los que habitamos este planeta, incluso por la salud financiera y la reputación de las empresas.

Foto gustavo final A_16

Escrito por:
Gustavo Manrique

Fuente: La Prensa Panamá


La acción climática requiere el compromiso de los CEO

[:es]

En la entrega anterior compartí diversos casos que evidencian el compromiso que han asumido importantes empresas multinacionales para avanzar en una economía verde y mitigar el impacto ambiental de sus procesos y sus productos.

Muchas multinacionales mantienen su hoja de ruta hacia la sostenibilidad a pesar de la crisis actual; pero otras, tal como lo expone un estudio de la consultora Deloitte, han desacelerado su acción climática y la pandemia ha provocado que muchas de ellas hayan recortado sus iniciativas para combatir el cambio climático.

Según el estudio de Deloitte, que ha preguntado a 750 ejecutivos de todo el mundo, más del 80% de los encuestados afirma que sus organizaciones están preocupadas por los riesgos del cambio climático. Pero, pese a ello, el 65% de los ejecutivos ha confesado que sus empresas necesitarán recortar las iniciativas de sostenibilidad ambiental de alguna manera debido a la pandemia.

A shot of wind turbines on the mountains

El futuro de las empresas pasa por la sostenibilidad y aquellas que no avancen en este sentido estarán fuera del juego. Michele Parmelee, directora de Deloitte, lee estas estadísticas de la siguiente manera: “Creemos que está relacionado con lo que llamamos pensamiento a corto plazo… Podríamos pensar que es una ralentización temporal y necesaria”. Esta visión puede costarle mucho a las marcas en materia de reputación y de mercado si no reaccionan oportunamente para retomar su hoja de ruta verde, aunque en la actualidad la presión por retener a los empleados y cuidar la rentabilidad es una necesidad imperante.

 Ante la pregunta de cuáles son los mayores problemas de sostenibilidad ambiental / cambio climático que ya están impactando o amenazando con impactar su organización, los CEO´s estiman que son: el impacto operativo de los desastres relacionados con el clima (por ejemplo, daños en instalaciones, interrupción de la fuerza laboral), escasez / costo de recursos ( p. ej., comida, agua, energía), incertidumbre regulatoria / política, aumento de los costos de los seguros o falta de disponibilidad de seguros, daño reputacional, presión de accionistas / desinversión, costo de la mitigación del cambio climático, costos regulatorios ( p. ej., impuesto al carbono), salud de los empleados, incluida la salud mental (p. ej. ansiedad impulsada por preocupaciones sobre el cambio climático).

Las tres principales acciones en las que se están enfocando las empresas en materia de acción climática son: iniciativas de política pública, el estímulo a los proveedores para que cumplan con los criterios de sostenibilidad y el uso de materiales más sostenibles. Las empresas también se están centrando cada vez más en continuar educando a los líderes sobre los problemas climáticos y vincular la compensación de los líderes a metas de sostenibilidad ambiental.

Foto gustavo final A_16

Escrito por:                                                 Te invitamos a leer nuestro artículo >
Gustavo Manrique                                         La era de la igualdad

Fuente: La Prensa Panamá 

[:en]

En la entrega anterior compartí diversos casos que evidencian el compromiso que han asumido importantes empresas multinacionales para avanzar en una economía verde y mitigar el impacto ambiental de sus procesos y sus productos.

Muchas multinacionales mantienen su hoja de ruta hacia la sostenibilidad a pesar de la crisis actual; pero otras, tal como lo expone un estudio de la consultora Deloitte, han desacelerado su acción climática y la pandemia ha provocado que muchas de ellas hayan recortado sus iniciativas para combatir el cambio climático.

Según el estudio de Deloitte, que ha preguntado a 750 ejecutivos de todo el mundo, más del 80% de los encuestados afirma que sus organizaciones están preocupadas por los riesgos del cambio climático. Pero, pese a ello, el 65% de los ejecutivos ha confesado que sus empresas necesitarán recortar las iniciativas de sostenibilidad ambiental de alguna manera debido a la pandemia.

A shot of wind turbines on the mountains

El futuro de las empresas pasa por la sostenibilidad y aquellas que no avancen en este sentido estarán fuera del juego. Michele Parmelee, directora de Deloitte, lee estas estadísticas de la siguiente manera: “Creemos que está relacionado con lo que llamamos pensamiento a corto plazo… Podríamos pensar que es una ralentización temporal y necesaria”. Esta visión puede costarle mucho a las marcas en materia de reputación y de mercado si no reaccionan oportunamente para retomar su hoja de ruta verde, aunque en la actualidad la presión por retener a los empleados y cuidar la rentabilidad es una necesidad imperante.

 Ante la pregunta de cuáles son los mayores problemas de sostenibilidad ambiental / cambio climático que ya están impactando o amenazando con impactar su organización, los CEO´s estiman que son: el impacto operativo de los desastres relacionados con el clima (por ejemplo, daños en instalaciones, interrupción de la fuerza laboral), escasez / costo de recursos ( p. ej., comida, agua, energía), incertidumbre regulatoria / política, aumento de los costos de los seguros o falta de disponibilidad de seguros, daño reputacional, presión de accionistas / desinversión, costo de la mitigación del cambio climático, costos regulatorios ( p. ej., impuesto al carbono), salud de los empleados, incluida la salud mental (p. ej. ansiedad impulsada por preocupaciones sobre el cambio climático).

Las tres principales acciones en las que se están enfocando las empresas en materia de acción climática son: iniciativas de política pública, el estímulo a los proveedores para que cumplan con los criterios de sostenibilidad y el uso de materiales más sostenibles. Las empresas también se están centrando cada vez más en continuar educando a los líderes sobre los problemas climáticos y vincular la compensación de los líderes a metas de sostenibilidad ambiental.

Foto gustavo final A_16

Escrito por:                                                 Te invitamos a leer nuestro artículo >
Gustavo Manrique                                         La era de la igualdad

Fuente: La Prensa Panamá 

[:]


Las tendencias son una tendencia

[:es]

“El análisis de las tendencias del mercado es una capacidad medular para competir en los mercados actuales”

¿De qué tendencias les hablo?

Definitivamente estamos en un mundo donde las tendencias son una tendencia. Basta con que realices una búsqueda en internet, relacionada con este término, para que te des cuenta de la diversidad de resultados que vas a encontrar (159 millones a momento de escribir este artículo), entre ellos la moda, la tecnología y la actualidad. También es común que los medios de comunicación relacionados con los negocios nos invadan con artículos relacionados con las tendencias para el nuevo año, sean estas tendencias tecnológicas, de consumo, de medios sociales o de sectores específicos de actividad (retail, turismo, industria de alimentos, etc.).

Con base en esta diversidad, es necesario precisar que les hablaré aquí de las “tendencias del mercado” (no de los mercados de valores), principalmente en su concepción de la demanda, es decir, de las tendencias que se originan en los cambios en el comportamiento de los consumidores (y las iniciativas de las empresas por satisfacer dichas necesidades).

Es probable que entre estos resultados obtenidos en los motores de búsqueda encontremos mucha información relacionada con temas de moda (trendy), es decir, fenómenos que están presentes en el mercado en un momento determinado, pero que no necesariamente obedecen a una tendencia, por no cumplir con algunos requisitos, tales como:

    1. Las tendencias atienden necesidades humanas (generalmente mediante innovaciones tecnológicas). Las tendencias satisfacen necesidades existentes mediante nuevas formas de hacer las cosas o incluso satisfacen nuevas necesidades que surgen de la evolución en el estilo de vida de las personas.
    2. Las tendencias presentan una evolución en el tiempo, mientras que muchos de estos fenómenos de moda, aparecen y desaparecen.

Businessman throwing red arrow dart to virtual target dart board. Setup objectives and target for business investment concept.

¿Para qué sirven las tendencias del mercado?

En mercados muy estables (ya casi no quedan) no son tan relevantes, porque una vez que las empresas detentan una posición de dominio es fácil mantenerla haciendo lo mismo. Sin embargo, en los mercados actuales la constante es el cambio. Eso implica que una empresa con una posición de dominio hoy, puede perderla mañana (¿se acuerdan de Nokia, Blackberry, etc?).

La importancia de estudiar las tendencias es preparar a la empresa para sacar provecho de las oportunidades y hacer frente a las amenazas que el nuevo escenario conlleva. Si una empresa las ignora, no solamente puede perder oportunidades sino que compromete su posición competitiva o, peor aún, la viabilidad de su modelo de negocio.

Pero más que aprender a identificar las tendencias, la clave es entender las implicaciones que estas tendencias tienen para un sector específico y para tu empresa. Algunas empresas desestiman las tendencias porque piensan que se trata del futuro, cuando el análisis de las tendencias lo que busca es actuar hoy. Analizar las tendencias no sirve de nada si no repercute en las acciones de la empresa. Me refiero a acciones tales como: lanzar un nuevo producto al mercado, cambiar la forma de hacer las cosas, establecer alianzas con proveedores o incluso competidores, crear un nuevo modelo de negocio (nuevas formas de generar ingresos), probar con canales de distribución alternativos, entre otras.

Tal como menciona Faisal Hoque en su artículo publicado en la revista Fast Company (Four Questions To Turn Everyone In Your Company Into A Futurist, enero 2017), “en la medida que la empresa formule las preguntas correctas (yo agrego: desarrolle capacidades para entender las tendencias y su impacto en la empresa y el sector de actividad), no necesariamente adivinará su futuro, pero sin duda se equivocará menos que sus competidores”.

Analizar las tendencias permitirá que la empresa formule mejores estrategias de negocio (estrategias duras que permiten ganar en diversos escenarios), responda con mayor rapidez a los cambios en el entorno y genere un pensamiento creativo que le otorgue una ventaja en el mercado. Me atrevo a afirmar que el análisis de las tendencias del mercado es una capacidad medular para competir en los mercados actuales.

 

mano_tendencias

¿Cómo identificar las tendencias?

Abundan los reportes públicos y privados que nos hablan de las tendencias del mercado (globales, locales, sectoriales). Los medios de comunicación masivos publican reportajes acerca de estos temas, y no deben ser desechados. Igualmente, reportes de inversiones en capital de riesgo indican hacia donde se están destinando los recursos. La dificultad ante este panorama de sobre información es cómo separar la información noticiosa de aquella que se basa en estudios robustos, que generalmente involucran levantamientos de campo e ilustración con estudio de casos.

En este sentido, se puede recurrir a consultores especializados, desarrollar capacidades internas en la organización, o mejor aún, una combinación de ambos. En todo caso, las opciones disponibles estarán condicionadas en gran medida por el tamaño de la organización y los recursos disponibles. Las investigaciones de mercado y los talleres de trabajo en la organización son dos herramientas invaluables para identificar y analizar estas tendencias.

Tres ideas para sacar provecho de las tendencias

A continuación les comparto tres ideas para sacar mayor provecho de las tendencias generales del mercado:

  1. “Aterrizar” la tendencia. Las tendencias globales son útiles, pero si se contextualizan a un ámbito geográfico o sector de actividad, mucho mejor. Algunas de las preguntas clave a formular son: ¿esa tendencias está presente en el mercado local?, ¿cómo podría afectar a mi industria?, ¿con qué capacidades enfrenta mi empresa esa tendencia?, etc. Mejor si se formulan escenarios de planificación para considerar varias posibilidades y no apostar por un resultado puntual.
  2. “Radiografíar” la tendencia. Una vez que la tendencia se ha “aterrizado”, entonces debe ser analizada en detalle. Más que conocer de qué trata, es comprender las fuerzas que la motivan y sus consecuencias posibles para el mercado. Este análisis es medular y se debe centrar en las necesidades del cliente. Esto incluye responder interrogantes como: ¿Por qué está surgiendo una determinada tendencia?, ¿Qué necesidades de los consumidores satisface?, ¿Qué están haciendo otras compañías al respecto?, ¿Qué nuevas expectativas de los consumidores podrían surgir?
  3. “Accionar” la tendencia. El estudio de las tendencias debe traducirse en acciones. Aunque generalmente éstas se enfocan en acciones defensivas para mantener una posición de mercado, su gran potencial reside en el diseño de estrategias proactivas para aprovechar las oportunidades que se abren a la empresa. Esto involucra adaptaciones organizacionales y procesos de innovación, por lo cual es clave involucrar a diversas áreas funcionales de la empresa.

Si no has incorporado el análisis de las tendencias del mercado en la planificación estratégica de tu empresa, te invito a que lo consideres. Identifica qué tendencias están marcando la evolución en tu sector de actividad y evalúa las implicaciones que esto tiene para el futuro de tu negocio, siempre tomando acciones en el presente.

Escrito por: Carlos Jiménez
Fuente: carlosjimenez.info

[:en]

“El análisis de las tendencias del mercado es una capacidad medular para competir en los mercados actuales”

¿De qué tendencias les hablo?

Definitivamente estamos en un mundo donde las tendencias son una tendencia. Basta con que realices una búsqueda en internet, relacionada con este término, para que te des cuenta de la diversidad de resultados que vas a encontrar (159 millones a momento de escribir este artículo), entre ellos la moda, la tecnología y la actualidad. También es común que los medios de comunicación relacionados con los negocios nos invadan con artículos relacionados con las tendencias para el nuevo año, sean estas tendencias tecnológicas, de consumo, de medios sociales o de sectores específicos de actividad (retail, turismo, industria de alimentos, etc.).

Con base en esta diversidad, es necesario precisar que les hablaré aquí de las “tendencias del mercado” (no de los mercados de valores), principalmente en su concepción de la demanda, es decir, de las tendencias que se originan en los cambios en el comportamiento de los consumidores (y las iniciativas de las empresas por satisfacer dichas necesidades).

Es probable que entre estos resultados obtenidos en los motores de búsqueda encontremos mucha información relacionada con temas de moda (trendy), es decir, fenómenos que están presentes en el mercado en un momento determinado, pero que no necesariamente obedecen a una tendencia, por no cumplir con algunos requisitos, tales como:

    1. Las tendencias atienden necesidades humanas (generalmente mediante innovaciones tecnológicas). Las tendencias satisfacen necesidades existentes mediante nuevas formas de hacer las cosas o incluso satisfacen nuevas necesidades que surgen de la evolución en el estilo de vida de las personas.
    2. Las tendencias presentan una evolución en el tiempo, mientras que muchos de estos fenómenos de moda, aparecen y desaparecen.

Businessman throwing red arrow dart to virtual target dart board. Setup objectives and target for business investment concept.

¿Para qué sirven las tendencias del mercado?

En mercados muy estables (ya casi no quedan) no son tan relevantes, porque una vez que las empresas detentan una posición de dominio es fácil mantenerla haciendo lo mismo. Sin embargo, en los mercados actuales la constante es el cambio. Eso implica que una empresa con una posición de dominio hoy, puede perderla mañana (¿se acuerdan de Nokia, Blackberry, etc?).

La importancia de estudiar las tendencias es preparar a la empresa para sacar provecho de las oportunidades y hacer frente a las amenazas que el nuevo escenario conlleva. Si una empresa las ignora, no solamente puede perder oportunidades sino que compromete su posición competitiva o, peor aún, la viabilidad de su modelo de negocio.

Pero más que aprender a identificar las tendencias, la clave es entender las implicaciones que estas tendencias tienen para un sector específico y para tu empresa. Algunas empresas desestiman las tendencias porque piensan que se trata del futuro, cuando el análisis de las tendencias lo que busca es actuar hoy. Analizar las tendencias no sirve de nada si no repercute en las acciones de la empresa. Me refiero a acciones tales como: lanzar un nuevo producto al mercado, cambiar la forma de hacer las cosas, establecer alianzas con proveedores o incluso competidores, crear un nuevo modelo de negocio (nuevas formas de generar ingresos), probar con canales de distribución alternativos, entre otras.

Tal como menciona Faisal Hoque en su artículo publicado en la revista Fast Company (Four Questions To Turn Everyone In Your Company Into A Futurist, enero 2017), “en la medida que la empresa formule las preguntas correctas (yo agrego: desarrolle capacidades para entender las tendencias y su impacto en la empresa y el sector de actividad), no necesariamente adivinará su futuro, pero sin duda se equivocará menos que sus competidores”.

Analizar las tendencias permitirá que la empresa formule mejores estrategias de negocio (estrategias duras que permiten ganar en diversos escenarios), responda con mayor rapidez a los cambios en el entorno y genere un pensamiento creativo que le otorgue una ventaja en el mercado. Me atrevo a afirmar que el análisis de las tendencias del mercado es una capacidad medular para competir en los mercados actuales.

mano_tendencias

¿Cómo identificar las tendencias?

Abundan los reportes públicos y privados que nos hablan de las tendencias del mercado (globales, locales, sectoriales). Los medios de comunicación masivos publican reportajes acerca de estos temas, y no deben ser desechados. Igualmente, reportes de inversiones en capital de riesgo indican hacia donde se están destinando los recursos. La dificultad ante este panorama de sobre información es cómo separar la información noticiosa de aquella que se basa en estudios robustos, que generalmente involucran levantamientos de campo e ilustración con estudio de casos.

En este sentido, se puede recurrir a consultores especializados, desarrollar capacidades internas en la organización, o mejor aún, una combinación de ambos. En todo caso, las opciones disponibles estarán condicionadas en gran medida por el tamaño de la organización y los recursos disponibles. Las investigaciones de mercado y los talleres de trabajo en la organización son dos herramientas invaluables para identificar y analizar estas tendencias.

Tres ideas para sacar provecho de las tendencias

A continuación les comparto tres ideas para sacar mayor provecho de las tendencias generales del mercado:

  1. “Aterrizar” la tendencia. Las tendencias globales son útiles, pero si se contextualizan a un ámbito geográfico o sector de actividad, mucho mejor. Algunas de las preguntas clave a formular son: ¿esa tendencias está presente en el mercado local?, ¿cómo podría afectar a mi industria?, ¿con qué capacidades enfrenta mi empresa esa tendencia?, etc. Mejor si se formulan escenarios de planificación para considerar varias posibilidades y no apostar por un resultado puntual.
  2. “Radiografíar” la tendencia. Una vez que la tendencia se ha “aterrizado”, entonces debe ser analizada en detalle. Más que conocer de qué trata, es comprender las fuerzas que la motivan y sus consecuencias posibles para el mercado. Este análisis es medular y se debe centrar en las necesidades del cliente. Esto incluye responder interrogantes como: ¿Por qué está surgiendo una determinada tendencia?, ¿Qué necesidades de los consumidores satisface?, ¿Qué están haciendo otras compañías al respecto?, ¿Qué nuevas expectativas de los consumidores podrían surgir?
  3. “Accionar” la tendencia. El estudio de las tendencias debe traducirse en acciones. Aunque generalmente éstas se enfocan en acciones defensivas para mantener una posición de mercado, su gran potencial reside en el diseño de estrategias proactivas para aprovechar las oportunidades que se abren a la empresa. Esto involucra adaptaciones organizacionales y procesos de innovación, por lo cual es clave involucrar a diversas áreas funcionales de la empresa.

Si no has incorporado el análisis de las tendencias del mercado en la planificación estratégica de tu empresa, te invito a que lo consideres. Identifica qué tendencias están marcando la evolución en tu sector de actividad y evalúa las implicaciones que esto tiene para el futuro de tu negocio, siempre tomando acciones en el presente.

Escrito por: Carlos Jiménez
Fuente: carlosjimenez.info

[:]