Sustentabilidad: un desafío para las industrias

Sustentabilidad: un desafío para las industrias

La sostenibilidad desafía a las industrias y abre oportunidades de cuatro formas básicas con:

  1. Opciones estratégicas: Cuando las empresas miran hacia el futuro, muchas verán que su única opción para volverse sostenible es hacer un cambio drástico de dirección, es decir, adoptar el concepto de “interrumpir o ser “disruptiva” que impulsó a tantas empresas a embarcarse en transformaciones digitales.
  2. Reinvención de productos: Así como lo digital cambió el panorama del producto con todo, desde nuevos formatos para la música a nuevas formas de transmitir noticias, la sostenibilidad ha abierto la puerta a nuevos productos que respaldan reduciendo los desechos, minimizando las emisiones de carbono y mejorando el bienestar.
  3. Reinvención de operaciones: Avances digitales como el Internet de las cosas con sus dispositivos conectados. La captura de grandes cantidades de datos está transformando las operaciones en prácticamente todas las industrias. Ahora, la sostenibilidad está haciendo lo mismo.
  4. Asociaciones innovadoras: La necesidad crítica de capacidades digitales llevó a las empresas cara a cara con una nueva realidad. Para mantenerse en el negocio, tendrían que comprar, construir o encontrar formas creativas de colaborar en todo, desde el análisis de datos hasta el marketing digital, rápidamente. Sustentabilidad viene con el mismo imperativo urgente. Más empresas unirán fuerzas con socios externos en un esfuerzo acelerado para desarrollar las capacidades que ahora se requieren para abordar los problemas de sostenibilidad.

 

Close up of Green Planet in Your Hands. Save Earth. Environment Concept.

 

¿Cómo adoptar la sustentabilidad?

El primer movimiento que cualquier empresa necesita hacer es comprender cuán a prueba de sustentabilidad es su estrategia central. Eso requiere una evaluación sin restricciones del estado actual del negocio frente a lo que se requiere tanto hoy como en el futuro. La mayoría de las empresas necesitan hacer esto en torno a una serie de escenarios, estableciendo una ambición para cada uno y luego trazar los pasos para cambiar.

1.Visualizar “hoy hacia adelante” y “futuro hacia atrás”
Las empresas ganadoras consideran sus opciones de ambos una perspectiva de “futuro atrás” y “hoy adelante”. Futuro atrás significa que observa las tendencias disruptivas para poder desafiar su pensamiento, poner miras más altas y tal vez hacer algunos movimientos más radicales. Pero aún se querrá comenzar el esfuerzo hoy. Hoy adelante permite ver lo que se puede hacer ahora para seguir avanzando frente a las tendencias actuales. Combinando hoy hacia adelante y hacia atrás en el futuro pone en marcha el camino correcto

2. Cuantificar la interrupción para tomar decisiones mejor informadas
La mayoría de los ejecutivos están al tanto de las tendencias actuales, pero tratar de medir el impacto real de esas tendencias (positivas o negativas) puede resultar difícil. Cuando el impacto de las tendencias se cuantifica y se basa en datos, las empresas pueden pasar a decisiones basadas en hechos. Por ejemplo, pueden ver cómo probablemente cambiará el fondo común de beneficios de su categoría de producto con el tiempo.

Al desarrollar una visión actual y futura del fondo común de beneficios, las empresas suelen ver una diferencia radical. Pueden detectar cómo la participación de mercado puede cambiar entre los actores a lo largo de la cadena de valor, cómo pueden evolucionar los márgenes, y la aparición de nuevos segmentos o jugadores que pueden ni siquiera existir en el fondo común de beneficios de hoy. Por qué una empresa debe ser sustentable.
Team work, hands and jig Saw Unite with power Is a good team of successful people Team work concept
3. Utilizar “olas” y “escalones”
Establecer ese curso de acción se convierte en un nuevo juego. Tradicionalmente, las empresas desarrollan una cartera de proyectos con cronogramas e hitos establecidos. Sin embargo, las empresas han reemplazado ese enfoque mediante el uso de “olas” y “escalones” para crear y comunicar una hoja de ruta.

Las ondas son las sucesivas evoluciones que llevan a una empresa hacia el futuro prevé. Los escalones están destinados a transmitir la idea de que no ve el paso dos hasta que toma paso uno. La clave es avanzar, girar según sea necesario y luego avanzar nuevamente.

4. Alinear las capacidades y medidas
Al igual que con las transformaciones digitales, la transformación de la sostenibilidad requiere nuevas capacidades y hacer cambios en el modelo operativo y organizacional que alineen la empresa con su nueva misión. Eso suele requerir la adquisición de nuevos talentos.

Al igual que las empresas que persiguen una transformación digital necesitaba científicos e ingenieros de datos, la sostenibilidad aumenta la necesidad de personas que entienden las emisiones de carbono, así como los expertos en derechos humanos o en agua; también requiere contadores versados en cuantificar el capital natural y social.

Es un hecho que la sustentabilidad está involucrándose en todas las formas de hacer negocio, por lo tanto no integrarla a las empresas puede ser un error garrafal hoy en día.

Fuente: Expok