El haka corporativo: el poder de la cultura

El desarrollo de una cultura corporativa fuerte implica ritos y rituales, líderes que refuercen los valores y una consistente red de comunicación que construya códigos compartidos; entre otros aspectos.

Son miles los casos que podemos utilizar como ejemplo para ilustrar el poder del liderazgo y la cultura corporativa, pero hay uno en particular que siempre he visto con especial atención: el haka del equipo de Rugby Neozelandés All Blacks.

Una simple búsqueda en Google nos puede contextualizar de qué se trata esto. El haka es una tradición de la cultura de Nueva Zelanda, que consiste en una danza ritual o en un grito de guerra. Representa, de forma feroz, el orgullo, la fuerza y la unidad de una tribu. Se usa para intimidar al oponente con sus movimientos vigorosos y gestos y se suele utilizar también para diversos propósitos, como bienvenidas, bodas o eventos deportivos como un símbolo de competencia, hospitalidad y respeto.

 

En una imagen mil veces repetida alrededor del mundo se puede observar a 15 tipos vestidos de negro y con cara de pocos amigos bailando de forma amenazante… Enfrente, el equipo contrario los suelen mirar con una mezcla de fascinación y miedo escénico. Es la danza mágica de los All Blacks.

En esta y la próxima entrega espero compartir esas 15 claves. La primera hace referencia a la humildad como una de las principales habilidades grupales. En otras palabras: ‘nunca te consideres tan grande como para no hacer las cosas pequeñas que han de hacerse’. La segunda es siempre reducir las brechas que nos separan de la excelencia, una máxima que ha sido un pensamiento común en deportistas de élite como Rafael Nadal, Kobe Bryant, Ayrton Senna; entre otros, quienes entendieron que nunca debemos conformarnos y luchar todos los días por nuestras metas. El tercero es vive con propósito. ¿por qué haces lo que haces? ¿con qué propósito vives, trabajas o entrenas? ¿cuál es tu objetivo y, en este caso concreto, cómo ayuda al equipo? El cuarto se traduce en “pasa la pelota” y compartir responsabilidades, co-crear y establecer retos en equipo. La quinta clave de los All Blacks es crea un ambiente de aprendizaje. Todos los días suma experiencias y conocimientos que te lleven adelante, compártelas y aprende de la experiencia y el conocimiento de otros. La última clave de esta semana, la sexta, destaca la importancia del carácter y la actitud por encima del talento a lo que el autor define como no queremos “Cabezas huecas”. La próxima semana completaré las 15 claves de este equipo único de nuestro planeta.

Foto gustavo final A_16

Escrito por:
Gustavo Manrique

Fuente: La Prensa Panamá


Diferenciación de marca para un nuevo consumidor

La pandemia trajo muchos cambios y catalizó procesos que ya estaban en avance, pero sin duda alguna entre los aspectos más destacables están el cambio de hábitos del consumidor, las nuevas tendencias en la forma como las marcas se conectan con el mercado y la sociedad y los retos para diferenciarse de la competencia.

Estamos frente a un consumidor mucho más exigente en diversos aspectos, más preocupado por la salud y el bienestar; con una mayor conciencia de la importancia de la sostenibilidad y la responsabilidad social de las marcas; más prudente en el gasto y sin duda atento a obtener la mejor relación precio-valor; más curioso por la innovación; conectado con marcas creativas, que se comunican mejor, más empáticas y cercanas; un consumidor realista que valora las marcas activistas, pero crítico de las marcas oportunistas.

 

En este contexto, lograr una estrategia de marca diferenciada de la competencia es cada vez más difícil en un entorno donde los productos tienden a parecerse cada vez más, el creciente ruido comunicacional diluye los esfuerzos de posicionamiento y los atributos de marca son un lugar común en las estrategias de marketing.

La premisa básica es que la diferenciación en la actualidad es más un tema de porqué y cómo la empresa hace las cosas, en vez de qué hace. En pocas palabras, no es sólo un proceso de identificación y comunicación de los atributos del producto, sino que tiene que ver mucho más con el propósito, el desempeño de la marca, su transparencia y autenticidad y su rol como agente de cambio individual y colectivo.

Para ello, es oportuno retomar los 10 factores claves para la diferenciación de marca en la actualidad, que a mi entender deben establecerse como prioridad en las estrategias de comunicación y marketing en los tiempos por venir.

1- Construye tu reputación

2- Crea una cultura corporativa tangible

3- Cuida la estética de tu identidad visual

4- Practica la convergencia creativa

5- Una ruta clara hacia la sostenibilidad

6- Omnicanalidad y transmedia para alcanzar a las audiencias

7- Crea experiencias únicas

8- Que tu narrativa de marca tenga valor

9- Interpreta el espíritu de nuestro tiempo

10- Liderazgo visible: la marca a escala humana.

El primer factor clave de diferenciación es la reputación. La reputación es un activo que genera comportamientos favorables sobre la marca. En este sentido, la buena reputación se construye en el tiempo y no es posible copiarla por la competencia, cada marca tiene que hacer su tarea de ganarse la admiración y el respaldo de sus audiencias. No se puede comprar ni copiar, es algo único y propio que se basa en el carácter de la marca. Gestionar la reputación implica comprender que es un activo intangible que crea valor financiero y de mercado, no es un tema de relaciones públicas sino más bien de estrategia competitiva y visión de negocio.

Foto gustavo final A_16

Escrito por:
Gustavo Manrique

Fuente: La Prensa Panamá


La acción climática requiere el compromiso de los CEO

[:es]

En la entrega anterior compartí diversos casos que evidencian el compromiso que han asumido importantes empresas multinacionales para avanzar en una economía verde y mitigar el impacto ambiental de sus procesos y sus productos.

Muchas multinacionales mantienen su hoja de ruta hacia la sostenibilidad a pesar de la crisis actual; pero otras, tal como lo expone un estudio de la consultora Deloitte, han desacelerado su acción climática y la pandemia ha provocado que muchas de ellas hayan recortado sus iniciativas para combatir el cambio climático.

Según el estudio de Deloitte, que ha preguntado a 750 ejecutivos de todo el mundo, más del 80% de los encuestados afirma que sus organizaciones están preocupadas por los riesgos del cambio climático. Pero, pese a ello, el 65% de los ejecutivos ha confesado que sus empresas necesitarán recortar las iniciativas de sostenibilidad ambiental de alguna manera debido a la pandemia.

A shot of wind turbines on the mountains

El futuro de las empresas pasa por la sostenibilidad y aquellas que no avancen en este sentido estarán fuera del juego. Michele Parmelee, directora de Deloitte, lee estas estadísticas de la siguiente manera: “Creemos que está relacionado con lo que llamamos pensamiento a corto plazo… Podríamos pensar que es una ralentización temporal y necesaria”. Esta visión puede costarle mucho a las marcas en materia de reputación y de mercado si no reaccionan oportunamente para retomar su hoja de ruta verde, aunque en la actualidad la presión por retener a los empleados y cuidar la rentabilidad es una necesidad imperante.

 Ante la pregunta de cuáles son los mayores problemas de sostenibilidad ambiental / cambio climático que ya están impactando o amenazando con impactar su organización, los CEO´s estiman que son: el impacto operativo de los desastres relacionados con el clima (por ejemplo, daños en instalaciones, interrupción de la fuerza laboral), escasez / costo de recursos ( p. ej., comida, agua, energía), incertidumbre regulatoria / política, aumento de los costos de los seguros o falta de disponibilidad de seguros, daño reputacional, presión de accionistas / desinversión, costo de la mitigación del cambio climático, costos regulatorios ( p. ej., impuesto al carbono), salud de los empleados, incluida la salud mental (p. ej. ansiedad impulsada por preocupaciones sobre el cambio climático).

Las tres principales acciones en las que se están enfocando las empresas en materia de acción climática son: iniciativas de política pública, el estímulo a los proveedores para que cumplan con los criterios de sostenibilidad y el uso de materiales más sostenibles. Las empresas también se están centrando cada vez más en continuar educando a los líderes sobre los problemas climáticos y vincular la compensación de los líderes a metas de sostenibilidad ambiental.

Foto gustavo final A_16

Escrito por:                                                 Te invitamos a leer nuestro artículo >
Gustavo Manrique                                         La era de la igualdad

Fuente: La Prensa Panamá 

[:en]

En la entrega anterior compartí diversos casos que evidencian el compromiso que han asumido importantes empresas multinacionales para avanzar en una economía verde y mitigar el impacto ambiental de sus procesos y sus productos.

Muchas multinacionales mantienen su hoja de ruta hacia la sostenibilidad a pesar de la crisis actual; pero otras, tal como lo expone un estudio de la consultora Deloitte, han desacelerado su acción climática y la pandemia ha provocado que muchas de ellas hayan recortado sus iniciativas para combatir el cambio climático.

Según el estudio de Deloitte, que ha preguntado a 750 ejecutivos de todo el mundo, más del 80% de los encuestados afirma que sus organizaciones están preocupadas por los riesgos del cambio climático. Pero, pese a ello, el 65% de los ejecutivos ha confesado que sus empresas necesitarán recortar las iniciativas de sostenibilidad ambiental de alguna manera debido a la pandemia.

A shot of wind turbines on the mountains

El futuro de las empresas pasa por la sostenibilidad y aquellas que no avancen en este sentido estarán fuera del juego. Michele Parmelee, directora de Deloitte, lee estas estadísticas de la siguiente manera: “Creemos que está relacionado con lo que llamamos pensamiento a corto plazo… Podríamos pensar que es una ralentización temporal y necesaria”. Esta visión puede costarle mucho a las marcas en materia de reputación y de mercado si no reaccionan oportunamente para retomar su hoja de ruta verde, aunque en la actualidad la presión por retener a los empleados y cuidar la rentabilidad es una necesidad imperante.

 Ante la pregunta de cuáles son los mayores problemas de sostenibilidad ambiental / cambio climático que ya están impactando o amenazando con impactar su organización, los CEO´s estiman que son: el impacto operativo de los desastres relacionados con el clima (por ejemplo, daños en instalaciones, interrupción de la fuerza laboral), escasez / costo de recursos ( p. ej., comida, agua, energía), incertidumbre regulatoria / política, aumento de los costos de los seguros o falta de disponibilidad de seguros, daño reputacional, presión de accionistas / desinversión, costo de la mitigación del cambio climático, costos regulatorios ( p. ej., impuesto al carbono), salud de los empleados, incluida la salud mental (p. ej. ansiedad impulsada por preocupaciones sobre el cambio climático).

Las tres principales acciones en las que se están enfocando las empresas en materia de acción climática son: iniciativas de política pública, el estímulo a los proveedores para que cumplan con los criterios de sostenibilidad y el uso de materiales más sostenibles. Las empresas también se están centrando cada vez más en continuar educando a los líderes sobre los problemas climáticos y vincular la compensación de los líderes a metas de sostenibilidad ambiental.

Foto gustavo final A_16

Escrito por:                                                 Te invitamos a leer nuestro artículo >
Gustavo Manrique                                         La era de la igualdad

Fuente: La Prensa Panamá 

[:]


La importancia fundamental de mantener las relaciones comerciales

[:es]

«Es muy importante fomentar la lealtad, la confianza y la amistad», dice el gerente general de la Fundación Benéfica ASX Refinitiv, David Brocklehurst OAM.

La importancia de mantener y hacer crecer las relaciones comerciales a largo plazo es fundamental para el trabajo de David Brocklehurst OAM. David es Gerente General de ASX Refinitiv Charity Foundation, que tiene su sede en Sydney, Australia. Desde 1999, ASX Refinitiv Charity Foundation ha recaudado más de US $ 23 millones (A $ 30 millones) para más de 170 organizaciones benéficas a través de sus eventos y subastas exclusivos. Organiza el día de golf benéfico más grande de Australia, una subasta benéfica masiva, una regata y un sorteo de automóviles anualmente.

David revela a The CEO Magazine cómo la organización crea, lanza y mantiene relaciones comerciales.

Double exposure image of business people handshake on city office building in background showing partnership success of business deal. Concept of corporate teamwork, trust partner and work agreement.

Cómo empezar a formar una relación comercial

“Identifique a la persona adecuada, la persona que toma las decisiones. Obviamente mire los títulos y muy a menudo es el CEO ”, comparte David. «Es habitual llegar al CEO a través del asistente personal, y es necesario tener un plan: explicar lo que quiere hacer y por qué».

David dice que siempre hace una llamada telefónica primero y luego le envía un correo electrónico. Una vez que se establece el contacto, sabe que tiene que hacer crecer la relación.

“Es muy importante generar lealtad, confianza y amistad”, dice. “Normalmente, un CEO está muy dispuesto a extender una presentación a sus contactos y, a su vez, presento contactos existentes que creo que le interesarán”.

Las grandes empresas multinacionales suelen nombrar a personas de fuera del país. “Si no tienen una red en el terreno, busque una presentación, ofrézcales llevarlos a almorzar y luego presénteles su propia red”, agrega David.

Construya una buena comunicación, genere lealtad

Una vez que se ha establecido el contacto, debe estar en contacto regular sin convertirse en una plaga, comparte David. Es importante conocer a la persona y realizar un seguimiento del negocio. Conozca los intereses de la persona, dentro y fuera de su negocio.

“El tiempo es importante. Si la empresa obtiene un nuevo contrato, envíe una nota de felicitación. Si le sucede algo bueno al equipo deportivo del contacto, avísele. Estás construyendo esa relación. Del mismo modo, si la empresa despide trabajadores, infórmele al contacto que escuchó que otro contacto tenía trabajos disponibles. Ofrezca una introducción.

“Demuestra que te preocupas por la relación; proporcione un servicio excepcional, haga un esfuerzo adicional. Estás ahí para él / ella. Establecer esa conversación bidireccional es crucial. Los ha tranquilizado, también les está proporcionando servicios.

“Es muy importante poder responder rápidamente si el contacto comercial llama, incluso si usted solo brinda un consejo de espera. Si tiene un millón de otras cosas que hacer, asegúrese de responder de alguna manera. Cree una red e involucre a sus clientes en esa red «.

Manteniendo la relación

Una vez que se ha establecido una relación comercial, es vital mantenerla y hacerla crecer aún más.

“Es muy importante no golpear y correr, ya que es mucho más difícil recuperar a un cliente”, dice David.

“Sabes que al contacto le encanta navegar y ha manifestado que siempre ha querido conocer a alguien en particular. Si ha establecido los contactos para que eso suceda, haga todo lo posible para que esto suceda.

“Si su contacto cambia de trabajo, asegúrese de mantener esa relación, ya que es probable que la mudanza del cliente abra nuevas relaciones para su empresa. Igualmente, identificar oportunidades de negocio y contactos que serían útiles para el cliente y transmitirlos».

Fuente: The CEO Magazine

[:en]

«Es muy importante fomentar la lealtad, la confianza y la amistad», dice el gerente general de la Fundación Benéfica ASX Refinitiv, David Brocklehurst OAM.

La importancia de mantener y hacer crecer las relaciones comerciales a largo plazo es fundamental para el trabajo de David Brocklehurst OAM. David es Gerente General de ASX Refinitiv Charity Foundation, que tiene su sede en Sydney, Australia. Desde 1999, ASX Refinitiv Charity Foundation ha recaudado más de US $ 23 millones (A $ 30 millones) para más de 170 organizaciones benéficas a través de sus eventos y subastas exclusivos. Organiza el día de golf benéfico más grande de Australia, una subasta benéfica masiva, una regata y un sorteo de automóviles anualmente.

David revela a The CEO Magazine cómo la organización crea, lanza y mantiene relaciones comerciales.

Double exposure image of business people handshake on city office building in background showing partnership success of business deal. Concept of corporate teamwork, trust partner and work agreement.

Cómo empezar a formar una relación comercial

“Identifique a la persona adecuada, la persona que toma las decisiones. Obviamente mire los títulos y muy a menudo es el CEO ”, comparte David. «Es habitual llegar al CEO a través del asistente personal, y es necesario tener un plan: explicar lo que quiere hacer y por qué».

David dice que siempre hace una llamada telefónica primero y luego le envía un correo electrónico. Una vez que se establece el contacto, sabe que tiene que hacer crecer la relación.

“Es muy importante generar lealtad, confianza y amistad”, dice. “Normalmente, un CEO está muy dispuesto a extender una presentación a sus contactos y, a su vez, presento contactos existentes que creo que le interesarán”.

Las grandes empresas multinacionales suelen nombrar a personas de fuera del país. “Si no tienen una red en el terreno, busque una presentación, ofrézcales llevarlos a almorzar y luego presénteles su propia red”, agrega David.

Construya una buena comunicación, genere lealtad

Una vez que se ha establecido el contacto, debe estar en contacto regular sin convertirse en una plaga, comparte David. Es importante conocer a la persona y realizar un seguimiento del negocio. Conozca los intereses de la persona, dentro y fuera de su negocio.

“El tiempo es importante. Si la empresa obtiene un nuevo contrato, envíe una nota de felicitación. Si le sucede algo bueno al equipo deportivo del contacto, avísele. Estás construyendo esa relación. Del mismo modo, si la empresa despide trabajadores, infórmele al contacto que escuchó que otro contacto tenía trabajos disponibles. Ofrezca una introducción.

“Demuestra que te preocupas por la relación; proporcione un servicio excepcional, haga un esfuerzo adicional. Estás ahí para él / ella. Establecer esa conversación bidireccional es crucial. Los ha tranquilizado, también les está proporcionando servicios.

“Es muy importante poder responder rápidamente si el contacto comercial llama, incluso si usted solo brinda un consejo de espera. Si tiene un millón de otras cosas que hacer, asegúrese de responder de alguna manera. Cree una red e involucre a sus clientes en esa red «.

Manteniendo la relación

Una vez que se ha establecido una relación comercial, es vital mantenerla y hacerla crecer aún más.

“Es muy importante no golpear y correr, ya que es mucho más difícil recuperar a un cliente”, dice David.

“Sabes que al contacto le encanta navegar y ha manifestado que siempre ha querido conocer a alguien en particular. Si ha establecido los contactos para que eso suceda, haga todo lo posible para que esto suceda.

“Si su contacto cambia de trabajo, asegúrese de mantener esa relación, ya que es probable que la mudanza del cliente abra nuevas relaciones para su empresa. Igualmente, identificar oportunidades de negocio y contactos que serían útiles para el cliente y transmitirlos».

Fuente: The CEO Magazine

[:]


[:es]CEOs de acuerdo en lo que se necesita para mejorar las empresas [:en]CEOs in agreement at what needs to improve[:]

[:es]Los directores ejecutivos no estuvieron de acuerdo en muchas cosas en una encuesta, pero reconocieron la necesidad de acelerar la transformación digital de su negocio.

walmart, transformación digital

 

 

Los directores ejecutivos de todo el mundo están de acuerdo en que acelerar el ritmo de la transformación digital en su negocio es crucial en 2021, según la encuesta ‘C-Suite Challenge’ de The Conference Board.

La encuesta , realizada después de las elecciones estadounidenses de noviembre de 2020, preguntó a 1.538 ejecutivos de alto nivel, incluidos 909 directores ejecutivos de todo el mundo, sobre qué los mantenía despiertos por la noche.

Los directores ejecutivos no estaban de acuerdo en muchas cosas, pero una cosa que reconocieron fue la necesidad de acelerar la transformación digital de su negocio. Las empresas de comercio electrónico, como Amazon , han prosperado en la pandemia del coronavirus y muchas empresas solo han sobrevivido gracias a un impulso a las transacciones digitales.

Amazon registró su trimestre más rentable en los tres meses que terminaron el 30 de septiembre de 2020, ya que sus ingresos en América del Norte aumentaron un 39,3% año tras año. Los ingresos de Amazon aumentaron un 37,4 por ciento a un récord de 96,15 mil millones de dólares. Su ingreso neto también estableció un récord trimestral de 6.330 millones de dólares, un aumento del 196,7 por ciento con respecto al tercer trimestre de 2019.

En Australia, el director ejecutivo de Super Retail , Anthony Heraghty, dijo en una actualización comercial el lunes que las ventas en línea habían aumentado un 87 por ciento a 184 millones de dólares (237 millones de dólares australianos) en los seis meses hasta el 26 de diciembre. Super Retail, con una riqueza neta de 2.100 millones de dólares (2.700 millones de dólares australianos), opera tiendas que incluyen Rebel, Supercheap Auto y BCF.

«Online ya no es un proyecto secundario, es el juego principal», dijo Heraghty, informó The Sydney Morning Herald .

Articulo para web sobre CEO 10.02.2021_Mesa de trabajo 1

La alta gerencia y los directores ejecutivos fueron unánimes en todo el mundo en cuanto a que la transformación digital era vital.

“Los directores ejecutivos dicen que sus organizaciones se centrarán en acelerar la transformación digital, modificar los modelos de negocio y mejorar la innovación, todo mientras controlan los costos y mejoran el flujo de caja. La crisis actual significa que ha desaparecido el lujo de tener años de tiempo para transformar digitalmente y experimentar con nuevos modelos de negocio. La recuperación requerirá encontrar el equilibrio adecuado entre conservar efectivo e invertir en la innovación necesaria para tener éxito en un nuevo panorama comercial ”, dijo The Conference Board en un comunicado .

Cuando se trataba de regresar a los trabajadores a la oficina cuando la situación de COVID-19 se suaviza, la posición de los directores ejecutivos en los EE. UU. Y en otros lugares varió mucho. Entre los directores ejecutivos a nivel mundial, fue el noveno asunto más urgente, mientras que los directores ejecutivos estadounidenses lo ocuparon en tercer lugar. Además, muy pocos directores ejecutivos planean aumentar o disminuir aún más su fuerza laboral remota.

 

Fuente: The CEO Magazine

 [:en]The CEOs disagreed on many things in a survey, but acknowledged the need to speed up their business’s digital transformation.

walmart, transformación digital

CEOs across the world agree that accelerating the pace of digital transformation in their business is crucial in 2021, The Conference Board ‘C-Suite Challenge’ survey has found.

The survey, conducted following the US elections in November 2020, asked 1,538 C-suite executives, including 909 CEOs across the globe, on what was keeping them up at night.

The CEOs disagreed on many things, but one thing they acknowledged as one was the need to speed up their business’s digital transformation. Ecommerce businesses, such as Amazon, have thrived in the coronavirus pandemic and many companies have only survived because of a push to digital transactions.

Amazon registered its most profitable quarter ever in the three months ended 30 September 2020 as its North America revenue increased by 39.3 per cent year over year. Amazon’s revenue increased 37.4 per cent to a record US$96.15 billion. Its net income also set a quarterly record at US$6.33 billion, an increase of 196.7 per cent over the third quarter of 2019.

In Australia, Super Retail CEO Anthony Heraghty said in a trading update on Monday that online sales had increased 87 per cent to US$184 million (A$237 million) in the six months to 26 December. Super Retail, with a net wealth of US$2.1 billion (A$2.7 billion), operates stores including Rebel, Supercheap Auto and BCF.

“Online is no longer a side project – it is the main game,” Heraghty said, reported The Sydney Morning Herald .

Articulo para web sobre CEO_Stratego

The C-suite and CEOs were unanimous across the globe that digital transformation was vital.

“CEOs say their organizations will focus on accelerating digital transformation, modifying business models and improving innovation, all while controlling costs and improving cash flow. The current crisis means the luxury of having years-long lead time to digitally transform and experiment with new business models is gone. Recovery will require finding the right balance between conserving cash and investing in innovation needed to succeed in a new commercial landscape,” said The Conference Board in a statement.

When it came to returning workers to the office when the COVID-19 situation eases, the position of CEOs in the US and elsewhere varied greatly. Among CEOs globally it was the ninth most pressing thing, whereas US CEOs ranked it third. In addition, very few CEOs plan to further increase or decrease their remote workforce..

Fuente: The CEO Magazine[:]


¿Qué es Resiliencia Organizacional?

[:es]

La resiliencia organizacional es la capacidad de una organización para responder a una situación problemática, con frecuencia inesperada. Ser resiliente se ha convertido en una de las capacidades más apreciadas ante la muy problemática evolución de la pandemia de la covid-19. Adicionalmente, una empresa puede mostrar resiliencia en cómo responde a un desastre natural como una inundación o un terremoto, a una situación financiera de quiebra, o a un cambio legal restrictivo, por ejemplo. En esta entrada queremos aclarar el concepto de resiliencia organizacional, ofrecer algunos ejemplos de empresas resilientes e identificar planteamientos claves para conseguir resiliencia en las empresas.

A Qué se Refiere Exactamente la Resiliencia Organizacional

El concepto de resiliencia deriva originalmente del mundo de la psicología, donde el interés principal es la forma en que las personas pueden dar respuesta a situaciones difíciles. En las empresas, las personas tienen un papel importante en la respuesta a las situaciones difíciles, pero también hay que considerar que otros elementos colectivos propios de una organización juegan también un papel en la respuesta, como sus activos o la propia estrategia y estructura organizativa.

El interés sobre la resiliencia organizacional se extiende a partir de los años 80 cuando varias investigaciones ponen de manifiesto la rigidez de las organizaciones cuando una amenaza externa debería impulsarlas a cambiar. Algunas de las reacciones más habituales que se dan en la empresa cuando aparecen problemas graves son: dificultad para que alguien quiera responsabilizarse del problema, retraso en la toma de decisiones, y falta de recursos o capacidades para poner en marcha acciones poco habituales.

Importancia y Ejemplos de Resiliencia Empresarial

Aquella organización que es capaz de reaccionar a una situación problemática consigue una ventaja competitiva relevante frente al resto cuando un problema grave afecta a todas. Algunas empresas que constituyen el paradigma del éxito hoy nos pueden servir también de ejemplos para ilustrar como su resiliencia les sirvió para superar una situación que parecía abocarles al fracaso. Nos centramos en dos:

  • Lego estuvo a punto de desaparecer ante la imparable evolución de los juegos tecnológicos que llevó al cierre a muchas empresas jugueteras tradicionales. Sin embargo, la empresa se apoyó en la innovación y calidad, unidas a un enfoque a temáticas y personajes populares del cine y ocio, para conseguir una progresiva ampliación de productos para clientes de distintas edades.
  • Netflix nació como una empresa de envío de películas a distancia. Internet y la TV por cable llevaron al cierre a la práctica totalidad de las empresas que alquilaban películas y ha ido deteriorado seriamente la rentabilidad de los cines. Netflix detectó una oportunidad en la tecnología “streaming” y además ha ido desarrollando sus propios contenidos para convertirse en una de las empresas de más crecimiento en los últimos años.

lego

 

En general, es importante identificar las características generales de las organizaciones que le pueden facilitar su resiliencia. Aunque no hay un consenso completo al respecto, existen tres rasgos que suelen considerarse entre los más importantes ante cualquier situación problemática:

    1. Innovación. Es difícil salir de un problema serio haciendo exactamente las mismas cosas que la empresa hacía antes del problema.
    2. Flexibilidad. Las personas y las estructuras son con frecuencia rígidas, pero la rigidez se agudiza ante el miedo a la situación de riesgo. Sin embargo, precisamente esos momentos son los que requieren cambios urgentes. Por tanto, la flexibilidad es especialmente clave para ser resiliente.
    3. Liderazgo. El líder juega un doble papel:  Establecer unos objetivos ambiciosos y diferentes y, al tiempo, ser capaz de embarcar a todas las personas de la organización en conseguirlos.

Ser resiliente es tremendamente positivo para la competitividad de una empresas. Sin embargo, es una capacidad muy complicada de obtener porque depende de muchos y heterogéneos factores y, además, los momentos de crisis son precisamente los más difíciles para que una organización reaccione en forma atinada. En general, flexibilidad, liderazgo, e innovación son claves para poder contar con resiliencia organizacional.

 

Fuente:
Empresas y Futuro Sostenible

[:en]

La resiliencia organizacional es la capacidad de una organización para responder a una situación problemática, con frecuencia inesperada. Ser resiliente se ha convertido en una de las capacidades más apreciadas ante la muy problemática evolución de la pandemia de la covid-19. Adicionalmente, una empresa puede mostrar resiliencia en cómo responde a un desastre natural como una inundación o un terremoto, a una situación financiera de quiebra, o a un cambio legal restrictivo, por ejemplo. En esta entrada queremos aclarar el concepto de resiliencia organizacional, ofrecer algunos ejemplos de empresas resilientes e identificar planteamientos claves para conseguir resiliencia en las empresas.

A Qué se Refiere Exactamente la Resiliencia Organizacional

El concepto de resiliencia deriva originalmente del mundo de la psicología, donde el interés principal es la forma en que las personas pueden dar respuesta a situaciones difíciles. En las empresas, las personas tienen un papel importante en la respuesta a las situaciones difíciles, pero también hay que considerar que otros elementos colectivos propios de una organización juegan también un papel en la respuesta, como sus activos o la propia estrategia y estructura organizativa.

El interés sobre la resiliencia organizacional se extiende a partir de los años 80 cuando varias investigaciones ponen de manifiesto la rigidez de las organizaciones cuando una amenaza externa debería impulsarlas a cambiar. Algunas de las reacciones más habituales que se dan en la empresa cuando aparecen problemas graves son: dificultad para que alguien quiera responsabilizarse del problema, retraso en la toma de decisiones, y falta de recursos o capacidades para poner en marcha acciones poco habituales.

Importancia y Ejemplos de Resiliencia Empresarial

Aquella organización que es capaz de reaccionar a una situación problemática consigue una ventaja competitiva relevante frente al resto cuando un problema grave afecta a todas. Algunas empresas que constituyen el paradigma del éxito hoy nos pueden servir también de ejemplos para ilustrar como su resiliencia les sirvió para superar una situación que parecía abocarles al fracaso. Nos centramos en dos:

  • Lego estuvo a punto de desaparecer ante la imparable evolución de los juegos tecnológicos que llevó al cierre a muchas empresas jugueteras tradicionales. Sin embargo, la empresa se apoyó en la innovación y calidad, unidas a un enfoque a temáticas y personajes populares del cine y ocio, para conseguir una progresiva ampliación de productos para clientes de distintas edades.
  • Netflix nació como una empresa de envío de películas a distancia. Internet y la TV por cable llevaron al cierre a la práctica totalidad de las empresas que alquilaban películas y ha ido deteriorado seriamente la rentabilidad de los cines. Netflix detectó una oportunidad en la tecnología “streaming” y además ha ido desarrollando sus propios contenidos para convertirse en una de las empresas de más crecimiento en los últimos años.

lego

En general, es importante identificar las características generales de las organizaciones que le pueden facilitar su resiliencia. Aunque no hay un consenso completo al respecto, existen tres rasgos que suelen considerarse entre los más importantes ante cualquier situación problemática:

    1. Innovación. Es difícil salir de un problema serio haciendo exactamente las mismas cosas que la empresa hacía antes del problema.
    2. Flexibilidad. Las personas y las estructuras son con frecuencia rígidas, pero la rigidez se agudiza ante el miedo a la situación de riesgo. Sin embargo, precisamente esos momentos son los que requieren cambios urgentes. Por tanto, la flexibilidad es especialmente clave para ser resiliente.
    3. Liderazgo. El líder juega un doble papel:  Establecer unos objetivos ambiciosos y diferentes y, al tiempo, ser capaz de embarcar a todas las personas de la organización en conseguirlos.

Ser resiliente es tremendamente positivo para la competitividad de una empresas. Sin embargo, es una capacidad muy complicada de obtener porque depende de muchos y heterogéneos factores y, además, los momentos de crisis son precisamente los más difíciles para que una organización reaccione en forma atinada. En general, flexibilidad, liderazgo, e innovación son claves para poder contar con resiliencia organizacional.

Fuente:
Empresas y Futuro Sostenible

[:]


[:es]7 formas en que las empresas pueden beneficiarse de la integración de los ODS [:en]7 ways companies can benefit from integrating SDGS[:]

[:es]

ODS

La sostenibilidad significa cosas diferentes no solo para las personas, sino también para las empresas. Si bien las acciones individuales siempre son importantes, también es esencial lograr que las grandes corporaciones y organizaciones se involucren en la protección del medio ambiente y el mejoramiento de nuestra sociedad. Para que el mundo tenga éxito, las empresas deben integrar los objetivos de desarrollo sostenible (ODS) en sus estrategias comerciales. Pero, ¿cómo pueden hacerlo?

Los objetivos de desarrollo sostenible se anunciaron en 2015 como parte de una resolución de la ONU. Los 17 objetivos incluyen 169 metas, que deberían alcanzarse en los próximos 15 años: se trata de  la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible . Para alcanzar estos objetivos, los gobiernos de todo el mundo necesitan que los líderes empresariales también formen parte del cambio. Muchas empresas han respondido a la llamada.

De hecho, el sector privado debe tener un papel importante en el logro de los objetivos. Actuará como el actor principal para ayudar a innovar, desarrollar e implementar ideas y tecnologías que acercarán al mundo a alcanzar estos objetivos.

Por supuesto, ciertos objetivos de desarrollo jugarán un papel diferente en la estrategia de una empresa. La ubicación geográfica, el tamaño de la empresa y la industria pueden influir en la forma de identificar los ODS clave. Por lo tanto, es importante encontrar formas de implementar e integrar los objetivos junto con las comunidades locales y las partes interesadas.

Entonces, ¿cuáles son algunas de las formas simples en que las nuevas empresas pueden integrar los ODS en la estrategia empresarial? Aquí hay siete ejemplos sencillos.

1. Elija los objetivos que más le importan a su organización

Todos los ODS son importantes, pero es posible que una empresa no tenga la capacidad para implementarlos todos. Una pequeña empresa que opere en el Reino Unido podría tener dificultades para crear un impacto en el objetivo número seis (agua limpia y saneamiento). En cambio, su enfoque para realizar negocios podría tener un gran impacto en el objetivo 12 (Consumo y producción responsables). Por lo tanto, es fundamental que las empresas comprendan que no necesitan integrar todos los objetivos en la acción, especialmente de una vez, sino que deben elegir aquellos en los que puedan tener el mayor impacto.

2. Mejorar el conocimiento de los objetivos

Las empresas pueden integrar los objetivos como parte de su estrategia comercial al garantizar que el conocimiento de los ODS llegue a diferentes partes interesadas. Es una buena idea incluir material educativo de los objetivos a los empleados, accionistas e incluso clientes. Esto asegurará que los objetivos estén a la vanguardia cuando las personas actúen dentro de la organización.

3. Priorizar las oportunidades de empleo

Para la mayoría de las empresas, la forma más sencilla de abordar algunos de los objetivos es mediante mejores políticas de empleo. Esto significa convertirse en un empleador inclusivo y llegar a comunidades que, en general, podrían no tener la oportunidad de participar en la industria, tener oportunidades de aprendizaje para los jóvenes de comunidades pobres y de minorías étnicas y garantizar que la empresa tenga un equilibrio de género en términos de empleo.

4. Examinar las cadenas de suministro

Para varias empresas, el gran impacto estará en cómo la empresa selecciona y gestiona a  sus proveedores. Incluso si la empresa implementa políticas ecológicas en su oficina, es posible que sus proveedores no compartan los mismos valores. Por lo tanto, es esencial que las empresas integren los objetivos en el lanzamiento de asociaciones y se comprometan con proveedores que comparten la misma filosofía.

5. Impulsar la transparencia

Una forma simple pero efectiva de incorporar los objetivos en la estrategia de su empresa es simplemente mejorando su transparencia. Incluya más información sobre dónde, cuándo y cómo obtiene sus materiales comerciales, cuáles son sus criterios de contratación, etc. Esto obligará a las empresas a considerar estas preguntas, pero también facilitará que los consumidores tomen decisiones informadas.

6. Invertir en mitigación del clima

La mitigación del clima no es tan costosa como suponen muchas empresas. Varios proveedores de servicios como Tesco, brindan soluciones que mejoran el valor del producto en términos de sustentabilidad sin que aumente el precio para los consumidores. Otro buen ejemplo son los vehículos eléctricos e híbridos. Estos vehículos se percibieron con un rendimiento inferior y más caros que los vehículos estándar, pero esta compensación nunca se ha materializado. Los consumidores ahora optan a menudo por estos coches porque proporcionan el elemento ecológico adicional.

7. Centrarse en objetivos a largo plazo

En general, los ODS son objetivos a largo plazo y las empresas deben verlos a través de esta lente. Es importante considerar los beneficios de desviar algunas de las ganancias a una organización benéfica para el empoderamiento de la mujer en términos del impacto a largo plazo en el negocio en lugar del impacto a corto plazo. Al final, como explicó FeikeSijbesma, CEO de Royal DSM, en  The Guardian, “nadie puede tener éxito, ni siquiera atreverse a llamarse exitoso, en un mundo que falla”.

Según una investigación de PwC, el 71% de las empresas admiten que planifican cómo pueden comprometerse con los ODS. Las empresas comprenden el impacto que pueden tener y el valor que puede aportar a su organización centrarse en estos objetivos. De hecho, el 90% de las personas cree que es importante que las empresas participen en el logro de los ODS. Por lo tanto, para una empresa, la participación e integración de estos objetivos no solo es éticamente importante, también puede tener mucho sentido comercial.

Fuente: Avieco

[:en]

ODS

Sustainability means different things not just for people but also for businesses. While individual actions are always important, it’s also essential to get the large corporations and organizations involved in environmental protection and the betterment of our society. For the world to succeed, companies must integrate the sustainable development goals (SDGs) into their business strategies. But how can they do it?

The sustainable development goals were announced in 2015 as part of a UN’s resolution. The 17 goals include 169 targets, which should be reached within the next 15 years – these are the 2030 Agenda for Sustainable Development. In order to reach these targets, governments around the world need business leaders to be part of the change as well. Many companies have answered the call.

In fact, the private sector is to have an important role in achieving the 17goals. It will act as the core player in helping to innovate, develop and implement ideas and technologies that will move the world closer to reaching these goals.

Of course, certain development goals will play a different role in a company’s strategy. Geographic location, the size of the company and the industry can all impact how to identify the key SDGs. Therefore, it is important to find ways to implement and integrate the goals together with local communities and stakeholders.

So, what are some of the simple ways new companies can integrate SDGs into business strategy? Here are seven simple examples.

1. Pick the goals that matter the most to your organization

All SDGs are important but a business might not have the capability to implement all of them. A small business operating in the UK might find it difficult to create an impact in goal number six (Clean Water and Sanitation). Instead, its approach to conducting business could have a big impact on goal 12 (Responsible Consumption and Production). Therefore, it’s crucial for businesses to understand they don’t need to integrate all goals into action – especially at once – but they should pick the ones that they can have the most impact on.

2. Improve awareness of the goals

Companies can integrate the goals as part of their business strategy by ensuring awareness of SDGs reaches different stakeholders. It’s a good idea to include educational material of the goals to employees, shareholders and even customers. This will ensure the goals are at the forefront when individuals take action within the organization.

3. Prioritize employment opportunities

For most companies, the easiest way to tackle some of the goals is through better employment policies. This means becoming an inclusive employer and reaching out to communities that might not generally get the opportunity to participate in the industry – having apprentice opportunities for young people in poor and ethnic minority communities and ensuring the company has a gender balance in terms of employment.

4. Examine supply chains

For a number of companies, the big impact will be on how the company selects and manages its suppliers. Even if the company implements green policies at its office, its suppliers might not share the same values. Therefore, it’s essential for companies to integrate the goals into launching partnerships and engage with suppliers that share the same philosophy.

5. Boost transparency

One simple, yet effective way to incorporate the goals into your company strategy is simply by enhancing your transparency. Include more information about where, when and how you are sourcing your business materials, what your hiring criteria are, and so on. This will force companies to look at these questions but also make it easier for consumers to make informed decisions.

6. Invest in climate mitigation

Climate mitigation is not as costly as many companies assume. Various service providers like Tesco, provide solutions that improve the value of the product in terms of sustainability without it increasing the price for consumers. Another good example is electric and hybrid vehicles. These vehicles were perceived inferior in performance and more expensive than standard vehicles, but this trade-off has never materialised. Consumers are now often opting for these cars because they provide the additional eco-friendly element.

7. Focus on long-term goals

Overall, the SDGs are long-term goals and businesses should view them through this lens. It’s important to look at the benefits of diverting some of the profits to a charity for female empowerment in terms of the long-term impact on the business rather than short-term impact. In the end, as FeikeSijbesma, the CEO of Royal DSM, explained in the Guardian, “Nobody can be successful – or even dare to call themselves successful – in a world that fails”.

According to a research by PwC, 71% of businesses admit to planning how they can engage with SDGs. Companies understand the impact they can have and the value that focusing on these goals can provide to their organization. Indeed, 90% of people feel it’s important for businesses to participate in the achievement of SDGs. Therefore, for a business, involvement and integration of these goals isn’t just ethically important, it can also make a lot of business sense.

Source: Avieco

[:]


Reputación y responsabilidad social durante la crisis de la pandemia

[:es]

COVID19 Stratego-

Con el objetivo de prestar un apoyo a las empresas e instituciones en la gestión de su reputación en este entorno de incertidumbre, desde The RepTrak Company hemos realizado varios estudios para tomarle el pulso a la situación y evaluar el impacto de la crisis en este importante activo intangible. Para ello hemos llevado a cabo tres estudios específicos en Italia, Estados Unidos y España, que en estos momentos estamos ampliando a muchas más geografías.

El estudio de España se realizó en dos olas, la primera se lanzó a los tres días de la entrada en vigor del Estado de Alarma (18-19 de marzo), y la segunda ocho días más tarde (27-29 de marzo).

Los resultados de la primera semana nos ayudaron a conocer las percepciones iniciales de una sociedad en estado de shock que pasó en cuestión de horas de vivir con total normalidad a que sus habitantes fueran obligados a confinarse en sus hogares, se cerraran los establecimientos no relacionados con artículos de primera necesidad y se aplicaran restricciones a sus libertades.

La primera semana de confinamiento se caracterizó por el pesimismo y la incertidumbre. La mayor parte de los entrevistados opinaban que esta pandemia llevaría a España a una nueva crisis económica de larga duración y, a diferencia del estudio en Italia, su opinión sobre Gobierno y empresas empeoraba de manera dramática, todo ello en medio de los primeros anuncios de expedientes de regulación temporal de empleo. En ese momento el nivel de conocimiento de las iniciativas llevadas a cabo por las grandes empresas en la lucha contra la pandemia era bajísimo.

Mientras que en la primera ola del estudio los entrevistados se mostraban muy críticos tanto con el Gobierno como las empresas, una semana después, si bien la opinión sobre el Gobierno ha seguido empeorando en cuanto a su gestión de la crisis, las grandes empresas han conseguido cambiar esa tendencia gracias a las iniciativas que antes mencionábamos.

Sin duda son los profesionales sanitarios quienes se perciben como los héroes de esta guerra y la opinión que se tiene de ellos no ha hecho más que mejorar. Otros colectivos que salen reforzados de esta crisis son los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado, el ejército, los servicios públicos y los profesionales de servicios básicos, todos ellos también en las trincheras de esta batalla.

Otro hallazgo clave es el cambio de las prioridades del público a la hora de juzgar a las empresas. Nuestro modelo RepTrak®, estándar internacional para medir la reputación corporativa, establece siete dimensiones racionales que explican la admiración, respeto y confianza que reciben las compañías, es decir su reputación. Estas siete dimensiones son la oferta de productos y servicios, la innovación, el entorno de trabajo, la integridad (entendida como ética y transparencia), la ciudadanía (inversión social y cuidado del medioambiente), el liderazgo (calidad de gestión) y los resultados financieros. Sin dejar de ser la dimensión más relevante, la oferta de productos y servicios ha perdido bastante importancia en favor de otras dimensiones como resultados financieros (la estabilidad de sus operaciones) y entorno de trabajo (como trata a sus empleados). En definitiva, esto sugiere que en estos momentos los ciudadanos valoran más otros aspectos de las empresas, como el hecho de que se preocupen de sus propios empleados, que pasa a ser un grupo de interés de mayor relevancia, si cabe, en medio de la pandemia.

El otro gran hallazgo de nuestro estudio es el enorme impacto de las iniciativas que las grandes empresas están llevando a cabo para luchar contra la pandemia, o al menos para aliviar su negativo impacto en la sociedad. Por un lado, y a diferencia de lo ocurrido en la primera ola del estudio, muchas iniciativas de las empresas sí son conocidas por el gran público tan solo una semana después. El caso más relevante es el de Inditex. La textil gallega es la empresa más mencionada con mucho por los entrevistados. Otras empresas como Mercadona, El Corte Inglés, Santander o Telefónica también reciben numerosas menciones de manera espontánea.

A la pregunta sobre qué iniciativas les gustaría a los entrevistados que adoptaran las empresas, destacan las dirigidas a evitar el contagio entre empleados y clientes (mascarillas, guantes, barreras físicas, medidas de esterilización, etc.), en segundo lugar, está mantener los empleos pese al parón económico, y, en tercer lugar, poner las capacidades de la compañía a disposición de las autoridades sanitarias.

Todavía más interesante desde la perspectiva del análisis reputacional es el ejercicio que hemos realizado midiendo la reputación de diez de las mayores empresas españolas con iniciativas relevantes en marcha en estos momentos. Cuando para cada empresa separamos el grupo de entrevistados que conocían las iniciativas desarrolladas de los que no las conocían, la diferencia en el indicador de reputación RepTrak® Pulse (medida estándar del nivel de admiración, respeto y confianza recibidos) es de 19,5 puntos de media. Una diferencia que representa un auténtico abismo reputacional que hace pasar el indicador de débil a fuerte. No menos relevante es la diferencia en comportamientos de apoyo como recomendaría la empresa a familiares y amigos, donde el número de Promotores (los que definitivamente recomendarían la empresa) pasa en media de un 19% entre los entrevistados que no conocen las iniciativas a un 49% entre los que sí las conocen. Desde mi experiencia les aseguro que estos datos son excepcionales.

Una última conclusión, es la tendencia a volver a los medios de comunicación tradicionales, como la televisión, la radio y los principales periódicos como fuentes de información con más credibilidad. Si bien las redes sociales ganan en cobertura, los entrevistados les otorgan una mucho menor credibilidad en el entorno actual de hiperinformación, noticias no contrastadas, fake news, etc.

¿Qué le podemos recomendar a las empresas?  

  1. Primera recomendación: Cuiden a sus colaboradores.

En este nuevo entorno los empleados pasan a ser un stakeholder de todavía mayor importancia. Es el momento del diálogo y del análisis interno de sus necesidades y preocupaciones. Son importantísimas las medidas para evitar los contagios (teletrabajo, distanciamiento social, protección e higiene), pero también lo es la estabilidad laboral y reducir la incertidumbre. Los colaboradores son los embajadores de nuestra marca, pero en las circunstancias actuales necesitan especial cuidado. Además, en la sociedad está creciendo el respeto por aquellas empresas que más se preocupan por ellos.

  1. Segunda recomendación: Arrimen el hombro.

Éste es el momento de la responsabilidad empresarial. Nunca como ahora ha sido tan necesario que las empresas se involucren en la sociedad y busquen soluciones a esta crisis. Estamos ante una situación de economía de guerra, en que la creatividad y el esfuerzo de todo tipo de profesionales pueden aportar respuestas.

A principios de este año publicábamos las principales tendencias sociales que influían en la gestión de la reputación. La primera y más importante es la exigencia de definir el propósito corporativo, un planteamiento estratégico que diferencie a la empresa más allá de los beneficios económicos. Estamos ante una auténtica prueba de fuego para el propósito de muchas compañías, ¿estaremos a la altura de las circunstancias cumpliendo el famoso walk the talk?

  1. Tercera recomendación: Comuniquen lo que hacen.

Lo que no se conoce no construye reputación, ni por ende comportamientos de apoyo. Si es importante que las empresas colaboren en esta crisis con sus iniciativas, también es importante que sean capaces de conseguir que sus grupos de interés las conozcan. Además, el conocimiento del trabajo de las empresas que lideran estas iniciativas genera un círculo virtuoso que obliga a sus competidores a seguir su ejemplo.

El abrumador dato de diferencia del indicador de reputación y de las actitudes de apoyo entre las personas que conocían las iniciativas de las empresas y las que no las conocían nos demuestra que es absolutamente necesario comunicar lo que hacemos. No obstante, la delicada situación de muchas personas en nuestro entorno hace que el tono de dicha comunicación debe huir del oportunismo y lo comercial para ser más transparente e informativo, con mensajes centrados en lo colectivo por encima de lo individual.

El cambio de tendencia en el papel de los canales, donde los medios tradicionales de mayor credibilidad ganan peso, puede hacer necesario revisar las estrategias de comunicación.

Si deseas obtener el estudio, puedes descargarlo:

DESCARGAR ESTUDIO

Escrito por:
Fernando Prado

Fuente: The RepTrak Company / diario_responsable

[:en]

COVID19 Stratego-

Con el objetivo de prestar un apoyo a las empresas e instituciones en la gestión de su reputación en este entorno de incertidumbre, desde The RepTrak Company hemos realizado varios estudios para tomarle el pulso a la situación y evaluar el impacto de la crisis en este importante activo intangible. Para ello hemos llevado a cabo tres estudios específicos en Italia, Estados Unidos y España, que en estos momentos estamos ampliando a muchas más geografías.

El estudio de España se realizó en dos olas, la primera se lanzó a los tres días de la entrada en vigor del Estado de Alarma (18-19 de marzo), y la segunda ocho días más tarde (27-29 de marzo).

Los resultados de la primera semana nos ayudaron a conocer las percepciones iniciales de una sociedad en estado de shock que pasó en cuestión de horas de vivir con total normalidad a que sus habitantes fueran obligados a confinarse en sus hogares, se cerraran los establecimientos no relacionados con artículos de primera necesidad y se aplicaran restricciones a sus libertades.

La primera semana de confinamiento se caracterizó por el pesimismo y la incertidumbre. La mayor parte de los entrevistados opinaban que esta pandemia llevaría a España a una nueva crisis económica de larga duración y, a diferencia del estudio en Italia, su opinión sobre Gobierno y empresas empeoraba de manera dramática, todo ello en medio de los primeros anuncios de expedientes de regulación temporal de empleo. En ese momento el nivel de conocimiento de las iniciativas llevadas a cabo por las grandes empresas en la lucha contra la pandemia era bajísimo.

Mientras que en la primera ola del estudio los entrevistados se mostraban muy críticos tanto con el Gobierno como las empresas, una semana después, si bien la opinión sobre el Gobierno ha seguido empeorando en cuanto a su gestión de la crisis, las grandes empresas han conseguido cambiar esa tendencia gracias a las iniciativas que antes mencionábamos.

Sin duda son los profesionales sanitarios quienes se perciben como los héroes de esta guerra y la opinión que se tiene de ellos no ha hecho más que mejorar. Otros colectivos que salen reforzados de esta crisis son los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado, el ejército, los servicios públicos y los profesionales de servicios básicos, todos ellos también en las trincheras de esta batalla.

Otro hallazgo clave es el cambio de las prioridades del público a la hora de juzgar a las empresas. Nuestro modelo RepTrak®, estándar internacional para medir la reputación corporativa, establece siete dimensiones racionales que explican la admiración, respeto y confianza que reciben las compañías, es decir su reputación. Estas siete dimensiones son la oferta de productos y servicios, la innovación, el entorno de trabajo, la integridad (entendida como ética y transparencia), la ciudadanía (inversión social y cuidado del medioambiente), el liderazgo (calidad de gestión) y los resultados financieros. Sin dejar de ser la dimensión más relevante, la oferta de productos y servicios ha perdido bastante importancia en favor de otras dimensiones como resultados financieros (la estabilidad de sus operaciones) y entorno de trabajo (como trata a sus empleados). En definitiva, esto sugiere que en estos momentos los ciudadanos valoran más otros aspectos de las empresas, como el hecho de que se preocupen de sus propios empleados, que pasa a ser un grupo de interés de mayor relevancia, si cabe, en medio de la pandemia.

El otro gran hallazgo de nuestro estudio es el enorme impacto de las iniciativas que las grandes empresas están llevando a cabo para luchar contra la pandemia, o al menos para aliviar su negativo impacto en la sociedad. Por un lado, y a diferencia de lo ocurrido en la primera ola del estudio, muchas iniciativas de las empresas sí son conocidas por el gran público tan solo una semana después. El caso más relevante es el de Inditex. La textil gallega es la empresa más mencionada con mucho por los entrevistados. Otras empresas como Mercadona, El Corte Inglés, Santander o Telefónica también reciben numerosas menciones de manera espontánea.

A la pregunta sobre qué iniciativas les gustaría a los entrevistados que adoptaran las empresas, destacan las dirigidas a evitar el contagio entre empleados y clientes (mascarillas, guantes, barreras físicas, medidas de esterilización, etc.), en segundo lugar, está mantener los empleos pese al parón económico, y, en tercer lugar, poner las capacidades de la compañía a disposición de las autoridades sanitarias.

Todavía más interesante desde la perspectiva del análisis reputacional es el ejercicio que hemos realizado midiendo la reputación de diez de las mayores empresas españolas con iniciativas relevantes en marcha en estos momentos. Cuando para cada empresa separamos el grupo de entrevistados que conocían las iniciativas desarrolladas de los que no las conocían, la diferencia en el indicador de reputación RepTrak® Pulse (medida estándar del nivel de admiración, respeto y confianza recibidos) es de 19,5 puntos de media. Una diferencia que representa un auténtico abismo reputacional que hace pasar el indicador de débil a fuerte. No menos relevante es la diferencia en comportamientos de apoyo como recomendaría la empresa a familiares y amigos, donde el número de Promotores (los que definitivamente recomendarían la empresa) pasa en media de un 19% entre los entrevistados que no conocen las iniciativas a un 49% entre los que sí las conocen. Desde mi experiencia les aseguro que estos datos son excepcionales.

Una última conclusión, es la tendencia a volver a los medios de comunicación tradicionales, como la televisión, la radio y los principales periódicos como fuentes de información con más credibilidad. Si bien las redes sociales ganan en cobertura, los entrevistados les otorgan una mucho menor credibilidad en el entorno actual de hiperinformación, noticias no contrastadas, fake news, etc.

¿Qué le podemos recomendar a las empresas?  

  1. Primera recomendación: Cuiden a sus colaboradores.

En este nuevo entorno los empleados pasan a ser un stakeholder de todavía mayor importancia. Es el momento del diálogo y del análisis interno de sus necesidades y preocupaciones. Son importantísimas las medidas para evitar los contagios (teletrabajo, distanciamiento social, protección e higiene), pero también lo es la estabilidad laboral y reducir la incertidumbre. Los colaboradores son los embajadores de nuestra marca, pero en las circunstancias actuales necesitan especial cuidado. Además, en la sociedad está creciendo el respeto por aquellas empresas que más se preocupan por ellos.

  1. Segunda recomendación: Arrimen el hombro.

Éste es el momento de la responsabilidad empresarial. Nunca como ahora ha sido tan necesario que las empresas se involucren en la sociedad y busquen soluciones a esta crisis. Estamos ante una situación de economía de guerra, en que la creatividad y el esfuerzo de todo tipo de profesionales pueden aportar respuestas.

A principios de este año publicábamos las principales tendencias sociales que influían en la gestión de la reputación. La primera y más importante es la exigencia de definir el propósito corporativo, un planteamiento estratégico que diferencie a la empresa más allá de los beneficios económicos. Estamos ante una auténtica prueba de fuego para el propósito de muchas compañías, ¿estaremos a la altura de las circunstancias cumpliendo el famoso walk the talk?

  1. Tercera recomendación: Comuniquen lo que hacen.

Lo que no se conoce no construye reputación, ni por ende comportamientos de apoyo. Si es importante que las empresas colaboren en esta crisis con sus iniciativas, también es importante que sean capaces de conseguir que sus grupos de interés las conozcan. Además, el conocimiento del trabajo de las empresas que lideran estas iniciativas genera un círculo virtuoso que obliga a sus competidores a seguir su ejemplo.

El abrumador dato de diferencia del indicador de reputación y de las actitudes de apoyo entre las personas que conocían las iniciativas de las empresas y las que no las conocían nos demuestra que es absolutamente necesario comunicar lo que hacemos. No obstante, la delicada situación de muchas personas en nuestro entorno hace que el tono de dicha comunicación debe huir del oportunismo y lo comercial para ser más transparente e informativo, con mensajes centrados en lo colectivo por encima de lo individual.

El cambio de tendencia en el papel de los canales, donde los medios tradicionales de mayor credibilidad ganan peso, puede hacer necesario revisar las estrategias de comunicación.

Si deseas obtener el estudio, puedes descargarlo:

DESCARGAR ESTUDIO

Escrito por:
Fernando Prado

Fuente: The RepTrak Company / diario_responsable

[:]


Empresas con propósito y protección de datos

[:es]

Los productos y servicios siguen siendo el principal valor reputacional, pero según el estudio del Reputation Institute, Global RepTrak 2020, los esfuerzos de responsabilidad social de las empresas toman cada vez más importancia y la protección de datos continúa siendo el principal riesgo reputacional.

Según Kyle Wright Ford, CEO del Reputation Institute, lo que distingue a las empresas catalogadas como compañías de primer nivel es su habilidad de conectar con sus consumidores y accionistas al comunicar su verdadero propósito y cómo este hace del mundo un mejor lugar. Ya no es suficiente vender productos excepcionales y brindar el mejor servicio, hay que estar comprometidos y actuar en consecuencia.

En los últimos años se han popularizado términos como “consumo responsable” o “consumo ético”, y las empresas se han tomado muy en serio la puesta en práctica de estos conceptos. Al respecto, se ha logrado medir que en un mercado con tantas opciones, como lo es el mercado actual, los consumidores prefieren gastar su dinero en empresas que generan un bien social y que tienen valores similares a los suyos.

Los consumidores están conscientes que cada vez más empresas manejan y guardan información personal valiosa y que existe un incremento en violaciones de seguridad en la protección de datos. Estas premisas los ha hecho estar más alertas a las políticas de protección de datos que brindan las marcas y las compañías.

Un artículo publicado en la página web del diario La Estrella en marzo de este año, señala que las empresas panameñas invierten menos de un 15% de su presupuesto en ciberseguridadTomando en cuenta que la mayoría de los negocios están transformando sus operaciones a modelos más lean, es importante contar con medidas de seguridad correctas para poder competir con empresas a nivel internacional. A su vez, es fundamental comunicarles a los clientes las medidas que se toman para proteger su información, pues esto redunda directamente en la posibilidad de ganarse su confianza.

WT 2

Dicho esto, las empresas actualmente enfrentan dos desafíos muy distintos: el primero es detenerse y encontrar el verdadero motivo de sus operaciones para buscar la manera de comunicarlo en forma coherente y constante a sus audiencias. El segundo, es mirar al futuro pues el internet y la digitalización han cambiado nuestra vida, y en muchos sentidos la han mejorado; pero para poder gozar de estos beneficios se deben tomar las precauciones necesarias para proteger tanto nuestros activos como a nuestros clientes.

Autor:                                       Editora de contenido:
Carolina Durling                      Karelys Dorta

Fuente:
Reason Why , BusinessWireGlobal Trends in Reputation 2020 , La Estrella de Panamá

[:en]

Los productos y servicios siguen siendo el principal valor reputacional, pero según el estudio del Reputation Institute, Global RepTrak 2020, los esfuerzos de responsabilidad social de las empresas toman cada vez más importancia y la protección de datos continúa siendo el principal riesgo reputacional.

Según Kyle Wright Ford, CEO del Reputation Institute, lo que distingue a las empresas catalogadas como compañías de primer nivel es su habilidad de conectar con sus consumidores y accionistas al comunicar su verdadero propósito y cómo este hace del mundo un mejor lugar. Ya no es suficiente vender productos excepcionales y brindar el mejor servicio, hay que estar comprometidos y actuar en consecuencia.

En los últimos años se han popularizado términos como “consumo responsable” o “consumo ético”, y las empresas se han tomado muy en serio la puesta en práctica de estos conceptos. Al respecto, se ha logrado medir que en un mercado con tantas opciones, como lo es el mercado actual, los consumidores prefieren gastar su dinero en empresas que generan un bien social y que tienen valores similares a los suyos.

Los consumidores están conscientes que cada vez más empresas manejan y guardan información personal valiosa y que existe un incremento en violaciones de seguridad en la protección de datos. Estas premisas los ha hecho estar más alertas a las políticas de protección de datos que brindan las marcas y las compañías.

Un artículo publicado en la página web del diario La Estrella en marzo de este año, señala que las empresas panameñas invierten menos de un 15% de su presupuesto en ciberseguridadTomando en cuenta que la mayoría de los negocios están transformando sus operaciones a modelos más lean, es importante contar con medidas de seguridad correctas para poder competir con empresas a nivel internacional. A su vez, es fundamental comunicarles a los clientes las medidas que se toman para proteger su información, pues esto redunda directamente en la posibilidad de ganarse su confianza.

WT 2

Dicho esto, las empresas actualmente enfrentan dos desafíos muy distintos: el primero es detenerse y encontrar el verdadero motivo de sus operaciones para buscar la manera de comunicarlo en forma coherente y constante a sus audiencias. El segundo, es mirar al futuro pues el internet y la digitalización han cambiado nuestra vida, y en muchos sentidos la han mejorado; pero para poder gozar de estos beneficios se deben tomar las precauciones necesarias para proteger tanto nuestros activos como a nuestros clientes.

Autor:                                       Editora de contenido:
Carolina Durling                      Karelys Dorta

Fuente:
Reason Why , BusinessWireGlobal Trends in Reputation 2020 , La Estrella de Panamá

[:]


Coronavirus: los riesgos y las marcas

[:es]

photo-1584438084150-6c821e613123

Durante los últimos 10 años Marsh & McLennan Company en conjunto con sus aliados ha presentado el informe global de riesgos en el Foro Económico Mundial y una constante entre los riesgos de mayor impacto es el efecto generado por la propagación de enfermedades infecciosas y pandemias.

Este riesgo mapeado es hoy un riesgo materializado en una crisis que tiene un impacto global y nos mantiene en una alerta sanitaria: el coronavirus.

La elaboración de un mapa de riesgos no es un ejercicio teórico y, en el caso de las empresas y sus marcas, constituye una herramienta para  la toma de decisiones en materia de gestión de crisis, mitigar daños y asegurar la continuidad de los negocios.

Según un análisis económico e informes del Banco Mundial, el costo anual de pandemias entre moderadamente graves y graves en todo el mundo asciende a unos USD 570 mil millones, esto es casi equivalente al 0,7 % del producto interno bruto (PIB) mundial.

Las crisis de gripe aviar, zika, SARS; entre otras, nos ponen en contexto el impacto que puede tener el coronavirus en la población, la economía global y las empresas.

De acuerdo a un análisis realizado por Credit Suisse, el costo relacionado con el brote de coronavirus podría ascender a una reducción del 3 a 5 por ciento en las ganancias por acción el próximo trimestre, si la amenaza del virus continúa tal como lo estiman algunos expertos.

Grandes marcas como Nike, Adidas, Starbucks por sólo citar algunas de las grandes marcas globales ya han cerrado un alto porcentaje de sus tiendas en China y en otros grandes mercados. Starbucks fue una de las primeras en reaccionar y cerró alrededor de 4.000 restaurantes en China. Apple, en tanto, dijo que el brote afectará su cadena de proveedores.

Fábricas automotrices y de autopartes han suspendido la producción, incluso en países como Japón y ésto va a afectar la cadena de suministros mundial.

Para John Lonski, director de economistas de Moody’s Capital Markets Research, Inc. la pandemia del coronavirus es un cisne negro peor incluso que la crisis financiera global y de la Gran Recesión de 2008-2009. A diferencia del estallido de la burbuja inmobiliaria de Estados Unidos, nadie predijo la llegada de una pandemia potencialmente devastadora a comienzos del 2020.

Al contrario de la crisis financiera, los hacedores de política de salud pública y de economía han estado limitados en su capacidad de encontrar un remedio o un freno a una pandemia del tipo de la Fiebre Española de 1918.

En la jerga económica, un “cisne negro” (black swan) es un evento impredecible que puede tener consecuencias económicas devastadoras y se caracteriza por ser extremadamente raro.

cisne negro

El mundo se enfrenta a un nuevo reto, esperamos que la ciencia encuentre una solución rápida para salvar vidas y contener el virus y los protocolos sanitarios frenen la pandemia que nos afecta hoy a todos por igual.

Foto gustavo final A_16

Escrito por:
Gustavo Manrique

[:en]

photo-1584438084150-6c821e613123

Durante los últimos 10 años Marsh & McLennan Company en conjunto con sus aliados ha presentado el informe global de riesgos en el Foro Económico Mundial y una constante entre los riesgos de mayor impacto es el efecto generado por la propagación de enfermedades infecciosas y pandemias.

Este riesgo mapeado es hoy un riesgo materializado en una crisis que tiene un impacto global y nos mantiene en una alerta sanitaria: el coronavirus.

La elaboración de un mapa de riesgos no es un ejercicio teórico y, en el caso de las empresas y sus marcas, constituye una herramienta para  la toma de decisiones en materia de gestión de crisis, mitigar daños y asegurar la continuidad de los negocios.

Según un análisis económico e informes del Banco Mundial, el costo anual de pandemias entre moderadamente graves y graves en todo el mundo asciende a unos USD 570 mil millones, esto es casi equivalente al 0,7 % del producto interno bruto (PIB) mundial.

Las crisis de gripe aviar, zika, SARS; entre otras, nos ponen en contexto el impacto que puede tener el coronavirus en la población, la economía global y las empresas.

De acuerdo a un análisis realizado por Credit Suisse, el costo relacionado con el brote de coronavirus podría ascender a una reducción del 3 a 5 por ciento en las ganancias por acción el próximo trimestre, si la amenaza del virus continúa tal como lo estiman algunos expertos.

Grandes marcas como Nike, Adidas, Starbucks por sólo citar algunas de las grandes marcas globales ya han cerrado un alto porcentaje de sus tiendas en China y en otros grandes mercados. Starbucks fue una de las primeras en reaccionar y cerró alrededor de 4.000 restaurantes en China. Apple, en tanto, dijo que el brote afectará su cadena de proveedores.

Fábricas automotrices y de autopartes han suspendido la producción, incluso en países como Japón y ésto va a afectar la cadena de suministros mundial.

Para John Lonski, director de economistas de Moody’s Capital Markets Research, Inc. la pandemia del coronavirus es un cisne negro peor incluso que la crisis financiera global y de la Gran Recesión de 2008-2009. A diferencia del estallido de la burbuja inmobiliaria de Estados Unidos, nadie predijo la llegada de una pandemia potencialmente devastadora a comienzos del 2020.

Al contrario de la crisis financiera, los hacedores de política de salud pública y de economía han estado limitados en su capacidad de encontrar un remedio o un freno a una pandemia del tipo de la Fiebre Española de 1918.

En la jerga económica, un “cisne negro” (black swan) es un evento impredecible que puede tener consecuencias económicas devastadoras y se caracteriza por ser extremadamente raro.

cisne negro

El mundo se enfrenta a un nuevo reto, esperamos que la ciencia encuentre una solución rápida para salvar vidas y contener el virus y los protocolos sanitarios frenen la pandemia que nos afecta hoy a todos por igual.

[:]