La acción climática requiere el compromiso de los CEO

En la entrega anterior compartí diversos casos que evidencian el compromiso que han asumido importantes empresas multinacionales para avanzar en una economía verde y mitigar el impacto ambiental de sus procesos y sus productos.

Muchas multinacionales mantienen su hoja de ruta hacia la sostenibilidad a pesar de la crisis actual; pero otras, tal como lo expone un estudio de la consultora Deloitte, han desacelerado su acción climática y la pandemia ha provocado que muchas de ellas hayan recortado sus iniciativas para combatir el cambio climático.

Según el estudio de Deloitte, que ha preguntado a 750 ejecutivos de todo el mundo, más del 80% de los encuestados afirma que sus organizaciones están preocupadas por los riesgos del cambio climático. Pero, pese a ello, el 65% de los ejecutivos ha confesado que sus empresas necesitarán recortar las iniciativas de sostenibilidad ambiental de alguna manera debido a la pandemia.

A shot of wind turbines on the mountains

El futuro de las empresas pasa por la sostenibilidad y aquellas que no avancen en este sentido estarán fuera del juego. Michele Parmelee, directora de Deloitte, lee estas estadísticas de la siguiente manera: “Creemos que está relacionado con lo que llamamos pensamiento a corto plazo… Podríamos pensar que es una ralentización temporal y necesaria”. Esta visión puede costarle mucho a las marcas en materia de reputación y de mercado si no reaccionan oportunamente para retomar su hoja de ruta verde, aunque en la actualidad la presión por retener a los empleados y cuidar la rentabilidad es una necesidad imperante.

 Ante la pregunta de cuáles son los mayores problemas de sostenibilidad ambiental / cambio climático que ya están impactando o amenazando con impactar su organización, los CEO´s estiman que son: el impacto operativo de los desastres relacionados con el clima (por ejemplo, daños en instalaciones, interrupción de la fuerza laboral), escasez / costo de recursos ( p. ej., comida, agua, energía), incertidumbre regulatoria / política, aumento de los costos de los seguros o falta de disponibilidad de seguros, daño reputacional, presión de accionistas / desinversión, costo de la mitigación del cambio climático, costos regulatorios ( p. ej., impuesto al carbono), salud de los empleados, incluida la salud mental (p. ej. ansiedad impulsada por preocupaciones sobre el cambio climático).

Las tres principales acciones en las que se están enfocando las empresas en materia de acción climática son: iniciativas de política pública, el estímulo a los proveedores para que cumplan con los criterios de sostenibilidad y el uso de materiales más sostenibles. Las empresas también se están centrando cada vez más en continuar educando a los líderes sobre los problemas climáticos y vincular la compensación de los líderes a metas de sostenibilidad ambiental.

Foto gustavo final A_16

Escrito por:                                                 Te invitamos a leer nuestro artículo >
Gustavo Manrique                                         La era de la igualdad

Fuente: La Prensa Panamá 


Sustentabilidad: un desafío para las industrias

Sustentabilidad: un desafío para las industrias

La sostenibilidad desafía a las industrias y abre oportunidades de cuatro formas básicas con:

  1. Opciones estratégicas: Cuando las empresas miran hacia el futuro, muchas verán que su única opción para volverse sostenible es hacer un cambio drástico de dirección, es decir, adoptar el concepto de “interrumpir o ser “disruptiva” que impulsó a tantas empresas a embarcarse en transformaciones digitales.
  2. Reinvención de productos: Así como lo digital cambió el panorama del producto con todo, desde nuevos formatos para la música a nuevas formas de transmitir noticias, la sostenibilidad ha abierto la puerta a nuevos productos que respaldan reduciendo los desechos, minimizando las emisiones de carbono y mejorando el bienestar.
  3. Reinvención de operaciones: Avances digitales como el Internet de las cosas con sus dispositivos conectados. La captura de grandes cantidades de datos está transformando las operaciones en prácticamente todas las industrias. Ahora, la sostenibilidad está haciendo lo mismo.
  4. Asociaciones innovadoras: La necesidad crítica de capacidades digitales llevó a las empresas cara a cara con una nueva realidad. Para mantenerse en el negocio, tendrían que comprar, construir o encontrar formas creativas de colaborar en todo, desde el análisis de datos hasta el marketing digital, rápidamente. Sustentabilidad viene con el mismo imperativo urgente. Más empresas unirán fuerzas con socios externos en un esfuerzo acelerado para desarrollar las capacidades que ahora se requieren para abordar los problemas de sostenibilidad.

 

Close up of Green Planet in Your Hands. Save Earth. Environment Concept.

 

¿Cómo adoptar la sustentabilidad?

El primer movimiento que cualquier empresa necesita hacer es comprender cuán a prueba de sustentabilidad es su estrategia central. Eso requiere una evaluación sin restricciones del estado actual del negocio frente a lo que se requiere tanto hoy como en el futuro. La mayoría de las empresas necesitan hacer esto en torno a una serie de escenarios, estableciendo una ambición para cada uno y luego trazar los pasos para cambiar.

1.Visualizar “hoy hacia adelante” y “futuro hacia atrás”
Las empresas ganadoras consideran sus opciones de ambos una perspectiva de “futuro atrás” y “hoy adelante”. Futuro atrás significa que observa las tendencias disruptivas para poder desafiar su pensamiento, poner miras más altas y tal vez hacer algunos movimientos más radicales. Pero aún se querrá comenzar el esfuerzo hoy. Hoy adelante permite ver lo que se puede hacer ahora para seguir avanzando frente a las tendencias actuales. Combinando hoy hacia adelante y hacia atrás en el futuro pone en marcha el camino correcto

2. Cuantificar la interrupción para tomar decisiones mejor informadas
La mayoría de los ejecutivos están al tanto de las tendencias actuales, pero tratar de medir el impacto real de esas tendencias (positivas o negativas) puede resultar difícil. Cuando el impacto de las tendencias se cuantifica y se basa en datos, las empresas pueden pasar a decisiones basadas en hechos. Por ejemplo, pueden ver cómo probablemente cambiará el fondo común de beneficios de su categoría de producto con el tiempo.

Al desarrollar una visión actual y futura del fondo común de beneficios, las empresas suelen ver una diferencia radical. Pueden detectar cómo la participación de mercado puede cambiar entre los actores a lo largo de la cadena de valor, cómo pueden evolucionar los márgenes, y la aparición de nuevos segmentos o jugadores que pueden ni siquiera existir en el fondo común de beneficios de hoy. Por qué una empresa debe ser sustentable.
Team work, hands and jig Saw Unite with power Is a good team of successful people Team work concept
3. Utilizar “olas” y “escalones”
Establecer ese curso de acción se convierte en un nuevo juego. Tradicionalmente, las empresas desarrollan una cartera de proyectos con cronogramas e hitos establecidos. Sin embargo, las empresas han reemplazado ese enfoque mediante el uso de “olas” y “escalones” para crear y comunicar una hoja de ruta.

Las ondas son las sucesivas evoluciones que llevan a una empresa hacia el futuro prevé. Los escalones están destinados a transmitir la idea de que no ve el paso dos hasta que toma paso uno. La clave es avanzar, girar según sea necesario y luego avanzar nuevamente.

4. Alinear las capacidades y medidas
Al igual que con las transformaciones digitales, la transformación de la sostenibilidad requiere nuevas capacidades y hacer cambios en el modelo operativo y organizacional que alineen la empresa con su nueva misión. Eso suele requerir la adquisición de nuevos talentos.

Al igual que las empresas que persiguen una transformación digital necesitaba científicos e ingenieros de datos, la sostenibilidad aumenta la necesidad de personas que entienden las emisiones de carbono, así como los expertos en derechos humanos o en agua; también requiere contadores versados en cuantificar el capital natural y social.

Es un hecho que la sustentabilidad está involucrándose en todas las formas de hacer negocio, por lo tanto no integrarla a las empresas puede ser un error garrafal hoy en día.

Fuente: Expok


Zeitgeist: el espíritu del tiempo

Hace poco más de un año, justo antes de la pandemia, tuve oportunidad de compartir una conferencia en el marco del próximo lanzamiento del Diplomado de Reputación y Comunicación Estratégica del IESA con la invitación de la Ciudad del Saber. El título de mi conferencia fue Zeitgeist, una palabra poco conocida entre nosotros por su origen alemán, pero con un interesante valor conceptual para la gestión de las marcas.

Zeitgeist fue originalmente una expresión de la literatura  alemana que significa el espíritu (Geist) de un tiempo (Zeit). Se refiere al clima intelectual y cultural de una era, que se extiende en una o más generaciones posteriores.

Este concepto me lo presentó uno de los mejores arquitectos de la región, Miguel Ripamonti. Desde su perspectiva profesional, el vocabulario arquitectónico tiene que interpretar el espíritu del tiempo y tras la conversación pude valorar que este concepto aplica igualmente para el marketing.

Las marcas tienen hoy un gran desafío y necesitan alinear sus valores con las expectativas de la sociedad; pero además, tienen que demostrar el ejercicio de esos valores en la práctica. El espíritu de nuestro tiempo se puede leer de diversas formas, a veces se humaniza a través de jóvenes como Greta Thunberg, otras a través de la voz de Kolin Kaepernick, el activismo de Emma Watson o Meryl Streep, también con las locuras de Elon Musk o Richard Branson.

Greta Thunberg_stratego

El espíritu del tiempo está latente a través de las crecientes exigencias de los consumidores sobre las marcas, los cambios en las formas de consumo de nuestros jóvenes, el desarrollo de empresas cuyo propósito que trasciende lo comercial conecta con miles de personas que lo apoyan.

Estas personas, estos movimientos, nos dan una idea de cuáles son las expectativas sociales que las marcas tienen que atender y los cambios que tienen que hacer para mantenerse conectadas con su entorno y sobrevivir en un mundo que está exigiendo más de ellas.

Algunas lecturas son bastante evidentes como por ejemplo la sostenibilidad. Muchas marcas globales han iniciado un proceso para ser líderes en la mitigación de los efectos del cambio climático. La marca de vestir Patagonia es una de las que marca tendencias al iniciar una seria campaña para la reutilización y reparación de sus prendas de vestir, imponiendo la moda ética pro medio ambiente. Empresas como Tesla y Natura han crecido con un modelo basado en criterios de sostenibilidad, destacándose como las marcas  líderes de una nueva era y les va muy bien.

Pero son muchos más los temas en la agenda Zeitgeist: la diversidad, la inclusión, la equidad de género, la humanización de las marcas, el activismo corporativo y de los CEO, estilos de vida más saludables, marcas útiles que agreguen valor más allá de sus productos, el crecimiento de las marcas locales y la adaptación de la oferta a cada comunidad en un reto creciente a la globalización y muchas otros frentes más que Usted, apreciado lector, podrá interpretar.

 

Foto gustavo final A_16

Escrito por:                                                 Te invitamos a leer nuestro artículo >
Gustavo Manrique                                         La creatividad en alza

Fuente: Website Gustavo Manrique


La carrera del chocolate vegano «KitKat V»

La barra, que utiliza una fórmula a base de arroz como sustituto de la leche, tardó unos dos años en ser desarrollada por la compañía.

Captura de Pantalla 2021-02-18 a la(s) 11.46.35 a. m.

 

Nestlé SA está agregando su primer chocolate con leche vegano a sus productos a medida que la compañía de alimentos más grande del mundo se expande más allá de las alternativas a la carne.

El gigante suizo de alimentos comenzará a ofrecer barras KitKat a base de plantas este año, llamadas KitKat V, según Alexander von Maillot, director del negocio de confitería de Nestlé. El producto estará a la venta en línea y en tiendas seleccionadas en un puñado de mercados, incluido el Reino Unido, como prueba antes de un posible lanzamiento más amplio.

La barra, que utiliza una fórmula a base de arroz como sustituto de la leche, tardó unos dos años en desarrollarse. El principal desafío al hacer alternativas al chocolate con leche es asegurarse de que se mezcle bien con el cacao y el azúcar para obtener una textura cremosa. Otros sustitutos, como las fórmulas de soja o almendras, pueden crear notas extrañas, dijo von Maillot.

Si bien hay bastantes etiquetas pequeñas que hacen chocolate con leche vegano, la mayoría de las marcas populares aún no se han sumado a la tendencia. Lindt & Spruengli AG, más conocida por sus conejitos de Pascua envueltos en papel de aluminio dorado, ha comenzado a vender barras de chocolate a base de leche de avena bajo su etiqueta Hello. Mars Inc. ha introducido una versión vegana de sus barras Galaxy en el Reino Unido. Cadbury de Mondelez International Inc. también ha anunciado planes para hacer chocolate con leche de origen vegetal.

«La demanda de alimentos a base de plantas está creciendo en todas partes», dijo von Maillot en una entrevista telefónica. «KitKat fue una elección lógica, ya que es, con mucho, la marca más grande y una marca global».

¿Deberían las lecherías volverse veganas? Lo sé, suena loco: David Fickling

La confitería es una de las últimas categorías de Nestlé en unirse a la tendencia basada en plantas. Nestlé Purina introdujo el año pasado una línea de alimentos para mascotas mezclados, agregando insectos y proteína vegetal de habas y mijo a la proteína de la carne.

Nestlé introdujo sustitutos de las salchichas el año pasado y también elabora productos de café y helados de carne picada y no lácteos.

Fuente: La República


Lo que aprendieron las marcas con la pandemia

Las marcas juegan un rol fundamental en nuestra sociedad, no sólo constituyen la identidad de un producto o servicio, también modelan conductas y comportamientos, promueven estilos de vida, inciden en nuestro entorno, crean tendencias sociales y de consumo y pueden mejorar la vida de las personas.

La pandemia ha dejado claro el rol de las marcas como agentes de cambio, muchas de ellas están construyendo la nueva generación del marketing y se han mantenido activas para decirle a la humanidad que hay un futuro.

Marcas como las zapatillas Crocs, Tesla, Netflix y empresas de consumo masivo como P&G o Mondelez han superado las expectativas en ganancias y ventas, estando presentes en el mercado y en los hogares, innovando, comunicando con empatía y conectando su visión con múltiples audiencias que han reconocido con su respaldo el valor de su oferta.

Captura de Pantalla 2021-02-05 a la(s) 9.51.53 a. m.

Firmas del mundo de la moda e indumentaria como Nike y Adidas han dado un paso adelante para decirnos que tenemos que seguir luchando y ambas reafirman su rol transformador al aportar más de 3 mil millones de dólares en patrocinios deportivos para este año, como parte de su estrategia para mantener su relevancia en el mercado, compartiendo mensajes de resiliencia y optimismo.

Otras empresas y marcas han entendido que el futuro está inevitablemente asociado a la sostenibilidad y en este contexto, Salvatore Ferragamo, General Motors o Nestlé siguen dando grandes pasos para profundizar en un modelo de negocios verde. En particular, Ferragamo logró convertirse en 2020 en la primera empresa de moda en recibir la certificación “SI Rating Silver”. La contribución de la marca de lujo a los 17 objetivos de las Naciones Unidas se consideró notable por sus logros en buena salud y bienestar, igualdad de género, producción responsable, trabajo decente e innovación. Las otras dos han anunciado sus compromisos a favor de la sostenibilidad y ya han establecido metas claras hacia el 2030.

El activismo de las marcas también se ha afianzado como una práctica de marketing relevante. Aunque algunos consideran el activismo de las marcas como una moda, lo cierto es que la sociedad y muchos consumidores esperan de las marcas un rol más enérgico para combatir las injusticias sociales y demostrar su coherencia con su propósito y sus valores. El año 2020 fue explosivo en ese sentido y el asesinato de George Floyd activó un movimiento único en la historia del marketing, sumado a otras 160 grandes marcas que se unieron a través del movimiento “Stop Hate For Profit”, para establecer un boicot publicitario contra Facebook, como respuesta a la falta de compromiso de la compañía para controlar la circulación de los mensajes y los discursos de odio en la red social más grande del mundo.

Las marcas aprendieron mucho con la pandemia, pero también dejaron claro que forman parte fundamental de nuestras vidas y que su compromiso social y ambiental puede hacer la diferencia para mejorar la vida de las personas y construir un mundo mejor.

Foto gustavo final A_16

Escrito por:
Gustavo Manrique

Fuente: Noticias24pty


7 formas en que las empresas pueden beneficiarse de la integración de los ODS

ODS

La sostenibilidad significa cosas diferentes no solo para las personas, sino también para las empresas. Si bien las acciones individuales siempre son importantes, también es esencial lograr que las grandes corporaciones y organizaciones se involucren en la protección del medio ambiente y el mejoramiento de nuestra sociedad. Para que el mundo tenga éxito, las empresas deben integrar los objetivos de desarrollo sostenible (ODS) en sus estrategias comerciales. Pero, ¿cómo pueden hacerlo?

Los objetivos de desarrollo sostenible se anunciaron en 2015 como parte de una resolución de la ONU. Los 17 objetivos incluyen 169 metas, que deberían alcanzarse en los próximos 15 años: se trata de  la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible . Para alcanzar estos objetivos, los gobiernos de todo el mundo necesitan que los líderes empresariales también formen parte del cambio. Muchas empresas han respondido a la llamada.

De hecho, el sector privado debe tener un papel importante en el logro de los objetivos. Actuará como el actor principal para ayudar a innovar, desarrollar e implementar ideas y tecnologías que acercarán al mundo a alcanzar estos objetivos.

Por supuesto, ciertos objetivos de desarrollo jugarán un papel diferente en la estrategia de una empresa. La ubicación geográfica, el tamaño de la empresa y la industria pueden influir en la forma de identificar los ODS clave. Por lo tanto, es importante encontrar formas de implementar e integrar los objetivos junto con las comunidades locales y las partes interesadas.

Entonces, ¿cuáles son algunas de las formas simples en que las nuevas empresas pueden integrar los ODS en la estrategia empresarial? Aquí hay siete ejemplos sencillos.

1. Elija los objetivos que más le importan a su organización

Todos los ODS son importantes, pero es posible que una empresa no tenga la capacidad para implementarlos todos. Una pequeña empresa que opere en el Reino Unido podría tener dificultades para crear un impacto en el objetivo número seis (agua limpia y saneamiento). En cambio, su enfoque para realizar negocios podría tener un gran impacto en el objetivo 12 (Consumo y producción responsables). Por lo tanto, es fundamental que las empresas comprendan que no necesitan integrar todos los objetivos en la acción, especialmente de una vez, sino que deben elegir aquellos en los que puedan tener el mayor impacto.

2. Mejorar el conocimiento de los objetivos

Las empresas pueden integrar los objetivos como parte de su estrategia comercial al garantizar que el conocimiento de los ODS llegue a diferentes partes interesadas. Es una buena idea incluir material educativo de los objetivos a los empleados, accionistas e incluso clientes. Esto asegurará que los objetivos estén a la vanguardia cuando las personas actúen dentro de la organización.

3. Priorizar las oportunidades de empleo

Para la mayoría de las empresas, la forma más sencilla de abordar algunos de los objetivos es mediante mejores políticas de empleo. Esto significa convertirse en un empleador inclusivo y llegar a comunidades que, en general, podrían no tener la oportunidad de participar en la industria, tener oportunidades de aprendizaje para los jóvenes de comunidades pobres y de minorías étnicas y garantizar que la empresa tenga un equilibrio de género en términos de empleo.

4. Examinar las cadenas de suministro

Para varias empresas, el gran impacto estará en cómo la empresa selecciona y gestiona a  sus proveedores. Incluso si la empresa implementa políticas ecológicas en su oficina, es posible que sus proveedores no compartan los mismos valores. Por lo tanto, es esencial que las empresas integren los objetivos en el lanzamiento de asociaciones y se comprometan con proveedores que comparten la misma filosofía.

5. Impulsar la transparencia

Una forma simple pero efectiva de incorporar los objetivos en la estrategia de su empresa es simplemente mejorando su transparencia. Incluya más información sobre dónde, cuándo y cómo obtiene sus materiales comerciales, cuáles son sus criterios de contratación, etc. Esto obligará a las empresas a considerar estas preguntas, pero también facilitará que los consumidores tomen decisiones informadas.

6. Invertir en mitigación del clima

La mitigación del clima no es tan costosa como suponen muchas empresas. Varios proveedores de servicios como Tesco, brindan soluciones que mejoran el valor del producto en términos de sustentabilidad sin que aumente el precio para los consumidores. Otro buen ejemplo son los vehículos eléctricos e híbridos. Estos vehículos se percibieron con un rendimiento inferior y más caros que los vehículos estándar, pero esta compensación nunca se ha materializado. Los consumidores ahora optan a menudo por estos coches porque proporcionan el elemento ecológico adicional.

7. Centrarse en objetivos a largo plazo

En general, los ODS son objetivos a largo plazo y las empresas deben verlos a través de esta lente. Es importante considerar los beneficios de desviar algunas de las ganancias a una organización benéfica para el empoderamiento de la mujer en términos del impacto a largo plazo en el negocio en lugar del impacto a corto plazo. Al final, como explicó FeikeSijbesma, CEO de Royal DSM, en  The Guardian, “nadie puede tener éxito, ni siquiera atreverse a llamarse exitoso, en un mundo que falla”.

Según una investigación de PwC, el 71% de las empresas admiten que planifican cómo pueden comprometerse con los ODS. Las empresas comprenden el impacto que pueden tener y el valor que puede aportar a su organización centrarse en estos objetivos. De hecho, el 90% de las personas cree que es importante que las empresas participen en el logro de los ODS. Por lo tanto, para una empresa, la participación e integración de estos objetivos no solo es éticamente importante, también puede tener mucho sentido comercial.

Fuente: Avieco


La sustentabilidad genera ventas

La sustentabilidad le conviene al negocio, al planeta y a los consumidores.

Adquirir un buen producto o servicio en la actualidad ya no es suficiente. Ahora las personas buscan invertir en empresas que se alineen con sus valores, pero… esto no es todo.

También buscan que el modelo de negocio de estas empresas se base en impulsar el desarrollo sostenible, así como en abordar algunos de los desafíos más importantes a nivel mundial.

Este interés por la responsabilidad que tiene una marca con el mundo y la sociedad, ha despertado en los grupos de interés como clientes, proveedores e inversores, una necesidad por replantear sus hábitos de consumo en distintas áreas.

ropa

Muchas personas están dispuestas a cambiar sus hábitos para balancear el consumo y reparar el daño ocasionado a lo largo de estos años y sobre todo, hacerles ver a las marcas que la sustentabilidad genera ventas y mejora el mundo.

La sustentabilidad genera ventas

De acuerdo con el Dr. Matt Johnson, profesor de Hult International Business School y fundador del blog de neuromarketing Pop Neuro, hay evidencia acumulada de que los consumidores se ven afectados por la sostenibilidad percibida de una marca.

Además, diversos estudios señalan que los consumidores están dispuestos a pagar más por aquellos productos de una marca sostenible sobre una marca competidora no sostenible.

El valor y la facilidad de compra continúan siendo los principales impulsores de las decisiones de compra, pero la sostenibilidad se está convirtiendo en un factor más importante.

Dr. Matt Johnson, profesor de Hult International Business School.

Una encuesta de 2019 realizada por Hotwire señala que cerca del 47% de los internautas a nivel mundial habían abandonado productos y servicios de una marca que violaba sus valores personales, incluso la parte ambiental encabezó esa lista.

Una simple decisión con mucho impacto

Para el Dr. Johnson la compra de productos caros que son respetuosos con el medio ambiente de alguna manera puede ayudarnos a compensar la culpa que sentimos por nuestros gastos.

Una parte de nosotros se siente culpable por el dinero que estamos gastando en un nuevo Prius, por ejemplo, pero el hecho de que sea un producto que tiene un ángulo ecológico nos ayuda a sentirnos mejor con la compra.

Dr. Matt Johnson, profesor de Hult International Business School.

Empero, para muchos compradores, elegir un producto sostenible es una prioridad personal, y quieren que la gente lo sepa.

A esta practica se le llama Social Signaling, que hace referencia a que en ocasiones compramos ciertas cosas por lo que dicen de nosotros a las personas que nos rodean.

Las personas adquieren bolsos de diseño no solo porque les gusta el estilo, sino también por el mensaje que le dan al mundo cuando tienen uno y el estatus social que imbuye el producto.

Una muestra de ello es una encuesta de 2007 en la que se menciona que los propietarios de automóviles de la marca Prius, informaron con orgullo que las razones principales para comprar el automóvil son porque hace una declaración personal y muestra al mundo que a su propietario le importa.

La sostenibilidad va más allá de una postura

Además de dar una postura, la sostenilidad adoptó fama de ser cara y poco accesible. Yael Aflalo quiere romper con esta idea y compartir que no lo es y que en cambio, está relacionado con un menor uso de residuos y materiales, lo que en realidad puede conducir a ahorros.

Hay algunos aspectos de la fabricación responsable y mejores materiales que pueden conducir a que las cosas sean aún más accesibles.

Con los precios más accesibles en productos que han demostrado provenir de fuentes sostenibles, la posibilidad de atraer más personas aumenta y se vuelve todavía más rentable el centrar los esfuerzos en ser una marca socialmente responsable y sostenible.

Esta oportunidad de ampliar el mercado de la sostenibilidad está impulsando alianzas con organizaciones que les permitan a las empresas abordar algunos de los desafíos a nivel mundial como erradicar la pobreza, el uso de fuentes responsables, consumo más consciente y más.

Es posible que no todos estemos listos para reducir de golpe nuestros armarios o que no podamos dejar de comer carne ni conducir al trabajo, pero podemos modificar estos hábitos y poco a poco encontrar mejores maneras de llevar nuestra rutina hacia una más sostenible y con ella la de las empresas.

Fuente: Expok


P&G y Head & Shoulders comprometidos con la sostenibilidad

 P&G y Head & Shoulders comprometidos con la sostenibilidadHead & Shoulders, marca del portafolio de P&G, presenta en  Perú la primera botella reciclable de shampoo, fabricada con plástico recolectado en diversas playas de Latinoamérica. Estos nuevos envases incluyen hasta 20% de material reciclado, excluyendo la tapa.

Para la producción de esta botella, se necesitó aproximadamente 22,000 Kg de materia prima recolectada por voluntarios en playas latinoamericanas.

Según algunas investigaciones de fundaciones especializadas, 95% del valor del material de envases plásticos se pierde como residuo y, de mantenerse el mismo ritmo actual de consumo, en el año 2050 podría haber más plástico que peces en el océano. Por esta razón, Head & Shoulders decide involucrarse en buscar soluciones al unirse con los expertos en reciclaje TerraCycle, SUEZ y QCP para producir esta botella hecha con plástico reciclado recolectado en playas, que llega al Perú como edición limitada y estará a la venta en supermercados Wong y Metro, desde el 01 de febrero de 2020.

“El problema de la contaminación en los océanos es cada vez más evidente y lo hemos visto, personalmente, cuando hacemos limpieza de playas. Este lanzamiento es parte de una trayectoria de sustentabilidad que Head & Shoulders está creando para proteger nuestros océanos y ayudar a prevenir que llegue el plástico a los océanos. Sabemos que esta botella es solo un primer paso, pero esperamos que ayude a generar conciencia sobre este problema en la industria y en la sociedad”, dijo Gustavo Cracogna, director de mercadeo de la categoría de cuidado del cabello de P&G Latinoamérica.

De esta forma P&G y su marca Head & Shoulders siguen materializando su compromiso con la sostenibilidad a nivel mundial y lidera como compañía un cambio positivo en la industria, tal como lo dijo uno de sus Directores, José Alberto Derlon, en el año 2018. “Nosotros reconocemos que necesitamos aumentar la educación y la conciencia alrededor del reciclaje en Latinoamérica y es por eso que nos juntamos con expertos en la sustentabilidad y comunidades locales incluyendo voluntarios y ONGs.” Dijo Derlon.  “No solo esperamos ayudar a reducir residuos de plástico en los océanos, pero también queremos inspirar al consumidor a que recicle, dándole una segunda vida al plástico”.

Con este lanzamiento en Perú es claro que P&G y sus marcas avanzan a paso firme en su compromiso con la sostenibilidad.

Fuente: Mercado Negro


Stratego presenta sus seis claves para el 2020 en gestión de marca

Noticia A NL 05.02.2020_encabezado_encabezadoSe inicia una nueva década llena de retos para la gerencia, la comunicación estratégica y la gestión de marcas; por ello, durante el mes de diciembre consultamos a colegas y expertos para hacer un compendio de algunas de estas conversaciones y las claves en la materia para los tiempos por venir.

1.El riesgo reputacional sigue en juego: la gestión de riesgos es cada vez más importante dadas las dinámicas del entorno y el escrutinio público sobre el desempeño empresarial. Se agota el tiempo para que las empresas, independientemente de su tamaño, asuman definitivamente un modelo de negocios basados en principios de sostenibilidad, que es uno de los principales factores de riesgo.

2.La gente primero. La comunicación interna y el trabajo de endo marca será clave para desarrollar y sostener la ventaja competitiva; sin embargo, las nuevas generaciones de profesionales exigen un nuevo modelo de relaciones y un estilo de liderazgo más espontáneo, abierto y dinámico. Esto implica un replanteamiento de la cultura corporativa y procesos de gestión de cambio más profundos.

3.Propósito. No es lo que haces, sino porqué lo haces. Aunque ya es un tema suficientemente discutido, la narrativa corporativa toma un nuevo ángulo. La mayoría de la gente no sólo se siente identificada con lo que hacen las empresas, eso ya es conocido por el consumidor. El reto ya no es qué hace una empresa sino cómo, por qué lo hace y qué beneficios genera para la sociedad. Entramos en una era en la cual el bienestar individual y colectivo que generan las marcas definirá el verdadero carácter de las mismas.

4.Digital pero no tanto. La saturación digital genera nuevos comportamientos y cada vez más personas buscan desconectarse temporalmente para descansar de la vorágine digital y la intensidad de las redes sociales. La capacidad de las empresas y sus marcas de generar un balance más humano y cercano en la experiencia con el consumidor implica regresar a lo básico, utilizando el poder de los medios sociales como catalizadores de negocio.

5.Menos es más. Ya no se trata de la cantidad de seguidores, sino de la calidad de las comunidades y su interacción. La gestión de las redes sociales ya no son iguales que en el pasado reciente, pues la mayoría de la gente tiene una mayor madurez en su uso, busca contenidos relevantes y enfoca su tiempo en  comunidades que tienen algo importante que decir, útil y atractivo. No es la cantidad de contenidos que se generan y número de seguidores, sino su relevancia.

6.La transparencia es comunicar desempeño. Las empresas que sepan manejar la transparencia de forma estratégica como modelo de desempeño, construcción de reputación y mitigación de riesgos tendrán mayores oportunidades de transitar con éxito en un entorno turbulento, pues tendrán la aprobación y el respaldo del público a pesar de sus errores.

Foto gustavo final A_16

Escrito por:
Gustavo Manrique